Judaismohoy
Buscador . . . . . . . . . . . .
 







Sucot


Simjat Torá y Shavuot - Dos Fiestas de la Torá
Por. Rabino Biniamín Buxbaum



Si en la fiesta de Shavuot celebramos el recibimiento de la Torá, ¿por qué Simjat Torá fue escogido como el día para finalizar y empezar nuevamente el ciclo anual de la lectura de la Torá?

Más aún, ¿por qué tenemos dos fiestas para la Torá: Shavuot y Simjat Torá? Además, estas dos festividades son celebradas de una manera muy diferente! En Shavuot, nos quedamos despiertos toda las noche estudiando Torá, y en Simjat Torá bailamos con los rollos de la Torá!

La necesidad de estas dos festividades se puede explicar a través de una parábola que ha sido transmitida de generación en generación:

Una vez un rey promulgó un decreto: Cualquiera de sus súbditos era bienvenido para tratar de obtener la mano de su hija, pero con una condición: a la persona indicada no se le permitiría ver a su hija antes del matrimonio.

El decreto real causó gran conmoción. Rápidamente los distintos lugares del pueblo, fueron invadidos por chismes, especulaciones y rumores. "Yo he escuchado que la hija del rey es muy astuta" - dijo uno. "Yo he escuchado que es sordo-muda" - dijo otro. "Yo estoy seguro que es una imbécil" - mencionó un tercero. De un lado al otro los rumores corrían. Finalmente, un judío muy sincero dijo en voz alta: "Yo estoy dispuesto a casarme con ella. ¿Qué tan mala puede ser? Después de todo, es la hija del rey y todos sabemos lo bueno que es nuestro rey".

El rumor se esparció rápidamente y el sujeto indicado fue llevado al palacio real. Aquel judío resultó ser el único que se presentó a pedir la mano de la princesa. El rey aceptó y la fecha de la boda fue fijada. Después de la ostentosa boda, el novio escoltó a su novia a su nuevo hogar. La novia se removió el velo y el novio se asombró de su belleza. Recordando los rumores que habían sobre sus supuestas falencias él decidió probarla. Entabló una conversación, probó su carácter y sus modales, y quedó realmente asombrado. En todos los aspectos la princesa sobrepasó sus expectativas y sus sueños. Lleno de alegría, él realizó una gran fiesta para celebrar su buena fortuna.

En esta parábola, el rey es D-os, obviamente. Cuando quiso dar la Torá, se la ofreció a cada nación. Todas las naciones la rechazaron, objetando que en la Torá estaba escrita alguna mitzvá con la que ellos no podrían compatibilizar. Cuando D-os se la ofreció a los judíos, ellos dijeron "Naasé Venishmá" (Exodo 24:7), que significa "haremos y escucharemos". El pueblo judío aceptó la Torá sin haberla visto de antemano, como si estuvieran agradecidos por todo el bien que D-os ha hecho por ellos.

Pero aunque el pueblo judío aceptó completamente la Torá, temieron una pérdida. Asumieron que las numerosas obligaciones de la Torá los privarían de sus placeres y de su libertad. Similarmente, el novio en la parábola se casó con la hija del rey temiendo que se decepcionaría en otras áreas. Pero cuando los judíos estudiaron la Torá y aplicaron sus enseñanzas a sus vidas, estuvieron muy sorprendidos. No sólo que no tuvieron que dejar nada, sino que además encontraron que la Torá maximizaba todos sus placeres! Por lo tanto, al concluir la lectura de la Torá, cuando nos hemos sumergido nuevamente en sus enseñanzas durante todo un año, hacemos una fiesta en Simjat Torá.

En Shavuot, estudiamos toda la noche para mostrar nuestra preparación y nuestras ganas de recibir la Torá, y por cuanto que la Torá es una apreciación intelectual y una alegría emocional, lo demostramos al quedarnos estudiando Torá toda la noche. Sin embargo, en Simjat Torá bailamos con los rollos de la Torá, ya que esta es una alegría del cuerpo, y estamos demostrando que inclusive nuestros cuerpos se han beneficiado muchísimo por cuidar la Torá.

Pregúntale a cualquiera que ha incrementado su observancia en Torá y te dirá lo mismo. En un principio, todos temían - cada uno de acuerdo a su naturaleza - que algún aspecto de la Torá sería difícil de cumplir, ya sea cuidar el shabat, comer kasher, cuidar las leyes de la pureza familiar o de lashón hará (hablar correctamente). Cada uno encontró un área que despertó su miedo. Sin embargo, todos cumplieron la Torá sabiendo que era la cosa más significativa que podrían hacer y al crecer en su judaísmo, ellos encontraron que sus vidas se incrementaron en todos los aspectos.

Es con esta renovada apreciación de la Torá en nuestras propias vidas que nos acercamos a Simjat Torá. Estamos llenos de gratitud y conciencia por el gran regalo que D-os nos ha otorgado con amor.




Tus comentarios:
Nombre
Apellido
EMAIL Dirección obligatorio
Mostrar mi email?
Si   No
Resumen (en una línea):
Comentarios obligatorio

Campo validacion 9+2=:

Judaismo para Hoy en español
Copyright © 1995-2013 Todos los derechos están reservados a judaismohoy.com
Queda prohibida la reproducción de todo el material escrito y dibujos usados en este sito sin la autorización de judaismohoy.com
Por favor no leer el contenido de este sitio en Shabat y en las Fiestas judías



[ CONTACTENOS ]

[Vida Judía]    [Nuestras Fuentes]    [Cocina Judía]    [Festividades]   
[Entendiendo el Judaísmo]    [Para Reflexionar]    [Januca]   
 
 suscripción
 direccion email:
  Clik

Semana a semana
Perlas
Visiones
Brainstorming
Temario semanal
En profundidad
Actualidad
Selecciones
Haftara semanal