Judaismohoy
Buscador . . . . . . . . . . . .
 







Shabat Shalom


Parashat Ree - Ohr Somayach



Contenido:


Resumen de la Parashá

Moshé le muestra a la nación la bendición de una vida espiritualmente orientada, y la maldición de desconectarse de Dos. Cuando el pueblo entra a Eretz Israel deben quemar cualquier árbol que fue usado para idolatría y destruír cualquier estatua de idolatría. Dos va a elegir sólo un lugar donde residirá la Presencia Divina. Las ofrendas sólo serán llevadas allí; no a un altar privado. Moshé les advierte repetidamente que no coman sangre de animal. En el desierto, toda carne fue matada en el Mishkán, pero en Eretz Israel la carne podrá ser matada en cualquier lugar. Moshé nombra las categorias de comidas que sólo pueden ser consumidas en Jerusalem. El advierte a la nación que no copien los caminos y estilo de vida de las otras naciones. Como la Tora es completa y perfecta, nada puede ser agregado o quitado de ella. Si un profeta dice al pueblo permanentemente que abandone una ley de la Tora o hace idolatría, debe ser condenado a muerte. Una ciudad de idolatría debe ser destruída. Está prohibido mostrar excesivas señales de luto, como marcarse la piel o pelarse al comienzo de la cabeza entre los ojos. Moshé repite la clasificación de la comida casher y no casher y la prohibición de cocinar carne con leche. El producto del segundo diezmo debe ser comido en Jerusalem, y si la cantidad es muy grande para cargarla se puede cambiar por dinero y con eso comprar comida en Jerusalem. En ciertos años este diezmo es dado a los pobres. Se enseña a los Hijos de Israel que siempre sean generosos, y que en el año séptimo cualquier préstamo sea descontado - Hashem bendecirá a las personas de todas las maneras posibles. Un sirviente judío debe ser liberado después de seis años y se lo debe despedir con generosas provisiones. Si se rehusa a dejar a su amo, su oreja es agujereada con una aguja especial, y tiene que quedarse como sirviente hasta el año jubileo. La parashá termina con una descripción de las tres fiestas: Pesaj, Shavuot y Sucot.

 


Comentario a la Parashá

Contenido

"Mira: Yo pongo ante vosotros el día de hoy: bendición y maldición" (11:26)

Cuando uno escucha a un Rabino exhortando a su rebaño para que lleven una vida más espiritual y rechacen los lujos, este pensamiento puede cruzar la mente de uno: "¿Qué esabe él sobre lujos para decirme que una vida espiritual es mucho mejor? ¡Quizás si él tuviera un Rolls Royce, no rechazaría tan rápido al materialismo!" Esto es lo que Moshé insinúa aquí: "¡Mira! ¡Mírenme! Yo fui un príncipe en Egipto; yo soy una de las personas más ricas en el mundo; yo sé lo que es la riqueza material. Por otro lado, yo he ascendido a reinados espirituales que otros mortales no han alcanzado. Yo estuve 120 días hablando con D´s "cara a cara". Como resultado yo llevo puesto un velo sobre mi cara en todo momento excepto cuando enseño Tora, ¡porque mi cara irradia una luz que ustedes no pueden mirar! ¡Mírenme! -Yo conozco los dos mundos y les estoy diciendo: ¡¡Elijan el camino espiritual!!"

 

Adaptado de Or Hajaím haKadosh

 


Nuestros Sabios nos enseñan que una persona debe constantemente imaginar que el mundo está en un preciso balance - 50% meritorio y 50% culpable. Debe pensar que si ella hace una mitzvá, inclinará la balanza del juzgamiento para el lado del crédito, pero si hace una transgresión inclinará la balanza para el lado negativo... (Kidushim 40). Consecuentemente, aquí la Tora le dice a cada individuo "¡Mira!" Cada simple acción que tu haces "Yo pongo ante vosotros una bendición y una maldición" para que tengan el poder de inclinar la balanza en cualquiera de las dos direcciones...

 

Torat Moshé

 


Riqueza y pobreza no siempre tienen el mismo efecto en una persona. Hay algunos cuya riqueza los influencia para bien y a través de la bendición de su riqueza ellos llegan a una mayor apreciación de D´s. Sin embargo, si hubiesen sido pobres, hubiesen estado tan ocupados tratando de encontrar comida que se hubiesen olvidado del Creador. Este fue el caso en Egipto, donde los Hijos de Israel estaban tan exhaustos por el trabajo duro que no escucharon a Moshé. Por otro lado, están aquellos cuya riqueza los saca del camino correcto, como vemos frecuentemente en nuestra historia, que el pueblo Judío tiene éxito y está satisfecho y se olvida de Quien le dió lo que tiene.

Cuando una persona es pobre D´s nunca ignora sus súplicas. Esto es lo que el versículo nos dice aquí: "¡Mira! - Yo pongo ante vosotros hoy una bendición y una maldición" - y no piensen que la bendición es la riqueza y la maldición es la pobreza; sino que todo depende en cómo una persona se maneja con su riqueza o su pobreza. Cualquiera que sea su posición en la vida (ya sea rica o pobre), si enfoca su vida en un caminio de Tora y mitzvot, recibirá la bendición.

 

LeTora Umoadím

 


"Diezmar habrás de diezmar todo el producto de tu sementera: lo que sale del campo de año en año" (14:22)

En los años primero, segundo, cuarto y quinto de los siete años del ciclo de shemitá, los judíos que vivían en Eretz Israel tenían que separar un décimo de la cosecha y llevarla a Jerusalem para comerla. En el año tercero y en el año sexto del ciclo, el diezmo era dado a los pobres. Uno puede preguntar: "¿Por qué no se les pedía a los dueños de las tierras primero compartir con los pobres y luego disfrutar de sus productos en Jerusalem?"

El Rambam escribe que uno debe dar Tzedaká (caridad) con alegría y que dar de mala manera anula la mitzvá. No es suficiente hacer "jesed" (bondad), uno debe amar el "jesed". Más que otra mitzvá positiva, escribe el Rambam, tzedaká es una señal de la esencia del Judío. Al ordenarnos traer un décimo de nuestra cosecha a Jerusalem para disfrutarla allí, D´s nos enseñó dos lecciones vitales: Una: que nuestras posesiones materiales son un regalo de D´s y El puede decirnos cómo usar ese regalo. Dos: usar riqueza material en la manera prescripta por D´s genera sentimientos de alegría y santidad. Una vez que internalizamos estas lecciones en los primeros dos años del ciclo, podemos ofrecer ese regalo a los pobres en el tercer año con un verdadero amor de Jesed.

 

Rabbi Zev Leff

 


Haftará

Isaiá 54:11 - 55:55

En esta Haftará, la tercera de las "siete Haftarot de consuelo", el profeta Isaiá nos muestra un tiempo en el futuro cuando se reconocerá que D´s ha glorificado a Israel, y las personas van a correr hacia la descendencia de David que liderará a Israel. En esta evocación lírica de la Era Mesiánica, el profeta habla de un mundo donde la protección vendrá' abiertamente de D´s y aquellos que busquen a D´s estarán satisfechos en abundancia, siendo que los esfuerzos materiales solos no serán suficientes.

 


Pirke Avot

Perek 1

Contenido

"Toma distancia de un mal vecino, no colabores con un mal hombre y nunca desesperes al ver que el desquite alcanza al pecador." Rabbi Nitai el Arbeli (Avot 1:7)

Así como cuando buscas una casa para comprar te aseguras de que todo esté bien en ella, también tienes que ser cuidadoso en investigar que clase de vecinos tendrás para asegurar que tengas un ambiente positivo para tí y tu familia.

 

Rabenu Ioná



Tus comentarios:
Nombre
Apellido
EMAIL Dirección obligatorio
Mostrar mi email?
Si   No
Resumen (en una línea):
Comentarios obligatorio

Campo validacion 9+2=:

Judaismo para Hoy en español
Copyright © 1995-2013 Todos los derechos están reservados a judaismohoy.com
Queda prohibida la reproducción de todo el material escrito y dibujos usados en este sito sin la autorización de judaismohoy.com
Por favor no leer el contenido de este sitio en Shabat y en las Fiestas judías



[ CONTACTENOS ]

[Vida Judía]    [Nuestras Fuentes]    [Cocina Judía]    [Festividades]   
[Entendiendo el Judaísmo]    [Para Reflexionar]    [Januca]   
 
 suscripción
 direccion email:
  Clik

Semana a semana
Perlas
Visiones
Brainstorming
Temario semanal
En profundidad
Actualidad
Selecciones
Haftara semanal