Judaismohoy
Buscador . . . . . . . . . . . .
 






Shabat Shalom


No. 304-Jol HaMoed-3
Por. Adaptación Rav Gabriel Guiber



Untitled Document

בס”ד

EN BUSCA DE LA SENSIBILIDAD PERDIDA 

Pregunta Raba en el tratado de Baba Metzia (hoja 61b) del Talmud Babli: ¿por qué Hakadosh Baruj Hu escribió sobre la salida de egipto junto con el tema de cobrar interés en los préstamos? Y también encontramos que está escrito sobre la salida de egipto junto con el tema de los tzitzit y junto con las medidas de las pesas.

Dijo Hakadosh Baruj Hu: Yo pude diferenciar en egipto entre un primogénito y uno que no es primogénito, nos explica Rashi sobre una casa en la que por ejemplo, una mujer tenía diez hijos y los diez murieron en la plaga de los primogénitos: solamente Hashem podía saber (diferenciar) que los diez hijos los tuvo con distintos hombres y que cada uno de ellos era primogénito de padre, por eso todos murieron…

El Mismo Hakadosh Baruj Hu que en Egipto pudo diferenciar entre el primogénito y el que no era primogénito, en el futuro identificará al que quiera hacer creer que las monedas que prestó a un iehudi con interés eran de un hombre no iehudi (y por eso podía cobrar interés), cuando en realidad eran de su propiedad y, por supuesto, le estaba prohibido prestar con interés…

El Mismo que castigará al que engañe a sus hermanos poniendo sal en las pesas (para vender algo haciendo creer que pesa más) y el Mismo que descubrirá al que intente decir que el “tejelet” de los tzitzit están hechos como deben ser, con la sangre del pez llamado “jilazon”, cuando en su lugar utilizó el colorante extraído de un árbol, que se asemeja pero que, desde luego, no es el verdadero…

Y esta Guemara nos obliga a preguntar: ¿podemos comparar los pecados individuales, que afectan a unas pocas personas, con los sufrimientos que todo el pueblo soportó en egipto? Un pueblo entero sometido a una terrible esclavitud, donde todos son castigados y golpeados, hagan o no hagan su trabajo. Y Hakadosh Baruj Hu dice: pasé por la tierra de egipto durante esa noche, Yo y no un ángel, Yo y no un enviado…

Ahora, cuando hablamos sobre los pecados particulares de una o dos personas, también el Bore Olam nos dice que El, con todo Su Honor y Su Gloria, se ocupará de descubrir y castigar a los que engañen a sus compañeros, según la afirmación de Raba en la Guemara.

Comprobaremos que en los tres asuntos que nombra Raba hay un denominador común: el engaño, la mentira, el hecho de querer hacernos creer como verdadero lo que es falso. Un iehudi presta con interés haciendo creer que el dinero es de una persona no iehudi (ya que de otra forma no estaría permitido), o llenar las pesas con sal para engañar con el peso, o afirmar que el tzitzit está hecho como con la sangre del jilazon cuando no fue así… Con estos casos Raba nos quiere recordar algo que ya deberíamos saber, y que, porque no tiene en nuestras cabezas la prioridad que merece resulta ser una novedad: que Hakadosh Baruj Hu estampa su sello con la verdad, si una persona realiza acciones que se basan en la mentira está destruyendo el mundo, ya que el mundo no puede sostenerse cuando la mentira está presente.

Así puede entenderse, que Hakadosh Baruj Hu se ocupa “personalmente” en una situación como la ocurrida en egipto, donde se cuestionaba la misma existencia del Bore Olam, estaba en juego nuestra fe en Hashem, como decía el faraón: ¿quién es Hashem para que yo escuche su voz?, y la carencia de fe también implica la destrucción del mundo, de la misma forma que la mentira lo destruye, porque siguiendo los caminos equivocados por los que nos conduce la mentira, el hombre puede, jas veshalom, llegar a un estado de negación de la existencia del Bore Olam, porque la mentira es el instrumento que nos puede hacer permitir toda cosa prohibida, por este motivo, Hakadosh Baruj Hu se tiene que ocupar con todo Su Poder para eliminar y destruir cualquier intervención de la mentira en Su Mundo, de la misma forma que se ocupó para hacer que el pueblo recupere la fe sacándolo de la impureza de egipto.

En base a este razonamiento, el Saba Mikelem ztz”l nos afirma que todas nuestras necesidades, tanto generales, de toda la humanidad, como las particulares, de cada uno de nosotros, las podemos encontrar en el relato de la salida de egipto, y así podemos interpretar la intención de Raba, en la Guemara, que quiere puntualizar que cada iehudi es tan importante y por sí solo protagonista para Hakadosh Baruj Hu, en su individualidad… Cada integrante del pueblo de Israel es tan especial como si fuera el hijo único, como expresa el versículo: …mi hijo, el primogénito Israel…, y si el hijo, el único hijo del Bore Olam está sufriendo, para Hakadosh Baruj Hu esto es comparable al sufrimiento de todo el mundo, y el mismo “Yo” que se ocupó de sus hijos en egipto, se ocupa ahora del sufrimiento de su hijo, el hijo único de Hakadosh Baruj Hu, ya que cada persona es, para el Bore Olam como un mundo entero, así de especial…

En la entrega de la Tora, Hashem dice: “Yo soy Hashem, tu D-s, el que te sacó de la tierra de Egipto”, y vemos aquí remarcado ese “que te sacó”, en singular, de acuerdo a las palabras de Jazal: cada uno de nosotros está obligado a decir que el mundo fue creado para mí, de la misma forma estamos obligados a decir que la salida de egipto fue para mí , porque todas las almas son tan importantes para Hakadosh Baruj Hu, cada una es tan importante… El alma de un iehudi tiene un lugar tan preponderante que por ella y para ella el Bore Olam siente como necesario hacer todos los milagros que hizo en la salida de egipto, partición del mar y entrega de la Tora!!!

O sea, para una sola persona, todo el mundo!

Así, Hashem se ocupa de cualquier sufrimiento de su hijo único, y “personalmente” lo libera de su pena, esta es una novedad que nos trae Raba en la Guemara…

Y nuestros jajamim van más allá. Son conocidas las palabras de Jazal, que si una persona mete la mano en un bolsillo para sacar una moneda, y en lugar de la que buscaba saca otra, ahora para sacar la moneda buscada tendrá que meter nuevamente la mano en su bolsillo, a esto lo consideramos un “sufrimiento” que tiene el suficiente poder para perdonar todos los pecados de esta persona. Y acá estamos frente una sensibilidad muy grande en cuanto a la caracterización de un sufrimiento. Una sensibilidad que el mejor de los padres, el padre más sensible, el que puede sufrir tanto cuando ve que su hijo tiene el mínimo contratiempo, ese padre no llega a sentir nada cuando su hijo debe meter la mano en su bolsillo por segunda vez. No considera que eso sea un problema. Es más, ni siquiera nosotros prestamos atención a una cosa como ésta, si es que nos llega a ocurrir.

Esto se compara con un bebé que cuando se golpea llora para recibir los mimos de su mamá, y la mamá puede ser que sepa que no duele, pero igualmente lo besa y lo mima, y con esto el bebé deja de llorar. Lo mismo ocurre con Hakadosh Baruj Hu, cuando ve que su hijo sufre lo “besa”, al perdonar sus pecados lo alegra, y hace “callar” su sufrimiento, ya que cuando una persona sabe que fue perdonada, esto le trae alegría, de la misma forma que Jazal llamó a Ierushalaim como la cuna de alegría del mundo, porque una persona que pecó puede subir a Ierushalaim y traer su sacrificio para ser perdonada, y esto la alegra… Porque todo pecado trae tristeza, y cuando es perdonado viene la alegría, así Hashem alegra a su hijo cuando sufre al tener la necesidad de meter la mano en su bolsillo una vez más…

Jazal dijeron que cuando los egipcios se ahogaban en el mar, los ángeles quisieron entonar un canto y Hakadosh Baruj Hu no lo permitió y dijo: ¿la Creación de Mis Manos se ahoga en el mar y ustedes van a cantar?..., y yo pienso, dice el rab hagaon Iaacov Noiman ztz”l, que esto no necesita ninguna explicación, la explicación ya la dimos, no es posible cantar de alegría cuando un ser hecho a imagen y semejanza del Bore Olam, como todo ser humano, se agoga en el mar, y todo a pesar de que los egipcios merecían su castigo, por los males que le hicieron a los hijos de Israel, de todas formas, siguen siendo hijos del Bore Olam, fueron creados a Su Imagen y Semejanza, y no es posible cantar en un momento así. Hakadosh Baruj Hu siente amor por todas Sus Creaciones!!!

Y en nombre del Saba Mislavodka suelen explicar la costumbre que tenemos en la Hagada en el momento en que nombramos las plagas de egipto, ¿por qué tiramos vino al nombrar cada plaga?, porque así nos asociamos con el sufrimiento del que está recibiendo la plaga, y aunque sean nuestros enemigos, y aunque hayan hecho sufrir tanto al pueblo de Israel…

Está escrito en el Sefer Tehilim (58,11): …lavará sus piernas con la sangre del malvado, y los escritos remarcan que lavará las piernas y no más, a pesar de que hablamos de la sangre derramada de un malvado, donde podríamos pensar que podría lavarse más que las piernas, y solamente decimos que puede lavarse las piernas, porque la Tora no permite más, aunque se trate de un malvado.

Y si así hablamos de los malvados, y también ya hablamos sobre los egipcios, personas que buscaron hacerle mal al pueblo de Israel, ahora llegó el momento de pensar.

Hakadosh Baruj Hu le da tanta importancia a cada ser, también al malvado o al que hizo sufrir a un iehudi, ¿cuál será la importancia, entonces, que tendrá un iehudi?, uno de los hijos de Israel, sobre el que está escrito que Hakadosh Baruj Hu e Israel es una misma cosa, ¿cuánto sufre Hashem con el sufrimiento de cada iehudi?, vemos que mucho, ya que El, el Bore Olam, se ocupa personalmente de alivianar ese sufrimiento…

¿Quién dijo, entonces, que la Tora es una carga? ¿Hay algo más dulce que nuestra sagrada Tora? La Tora tiene guardadas cosas maravillosas, y necesitamos estudiar para sacarlas a la luz. Sin estudiar no podemos aprender estas palabras tan dulces, y pensamos, ¿cómo puede ser que tantos iehudim se alejen, lo alenu, de un instrumento tan preciado?, esta Tora es la vida, y nos enseña que siempre hay que hacer favores a nuestros semejantes.

Entonces, resulta ser una pregunta para los que se alejan, pero también una enseñanza para los que estamos un poco más cerca. ¡Cómo tenemos que preocuparnos por no provocar el sufrimiento de nuestro compañero! Porque el sufrimiento de un hijo de Israel es el sufrimiento del Bore Olam! Esta es la gran enseñanza de Raba en la Guemara, que tenemos que aprender a sentir los sentimientos de nuestros semejantes…

En este mundo de carrera, debemos buscar la sensibilidad perdida, para conducirnos por los caminos de Hakadosh Baruj Hu, y así como El es Piadoso, debemos ser piadosos, etc…

Esta es la finalidad, tener la sensibilidad para sentir y evitar el sufrimiento de nuestros hermanos, de todo el pueblo de Israel, y así, Hakadosh Baruj Hu nos hará merecedores de alcanzar el amor verdadero entre hermanos, que nos traerá la Salvación en nuestros días, y así como en los días de la salida de egipto, veremos maravillas…

Darje Musar.

Leiluy Nishmat Alberto Abraham ben Amalia ז”ל




Tus comentarios:
Nombre
Apellido
EMAIL Dirección obligatorio
Mostrar mi email?
Si   No
Resumen (en una línea):
Comentarios obligatorio

Campo validacion 9+2=:
 
 suscripción
 direccion email:
  Clik

Semana a semana
Perlas
Visiones
Brainstorming
Temario semanal
En profundidad
Actualidad
Selecciones
Haftara semanal

 

Judaismo para Hoy en español
Copyright © 1995-2021 Todos los derechos están reservados a judaismohoy.com
Queda prohibida la reproducción de todo el material escrito y dibujos usados en este sito sin la autorización de judaismohoy.com
Por favor no leer el contenido de este sitio en Shabat y en las Fiestas judías



[ CONTACTENOS ]

[Vida Judía]    [Nuestras Fuentes]    [Cocina Judía]    [Entendiendo el Judaísmo]   
[Cocina Judía]    [Festividades]    [Para Reflexionar]    [Januca]   
[Para Reflexionar]