Judaismohoy
Buscador . . . . . . . . . . . .
 







Entendiendo


Observaciones-12
Por. Rabino Richard Kaufmann



Untitled Document
Dijo un sabio: Todas las pruebas incluyen la prueba, si tenemos o no presente a Hashem.

Es decir, la persona tiene que enfrentar una situación de prueba, suele concentrarse en lo que le sucede, atribuyéndole fuerza y poder a personas o circunstancias, olvidándose que es Hashem quien se encuentra detrás de todo y que nada ni nadie tienen verdadero poder a excepción de Hashem.

Y muchas veces, de momento que la persona recuerda esto, toda su percepción de la circunstancia que está pasando se modifica, ocupándose de la prueba o del problema, pero sin perder la paz espiritual, recordando que lo principal de todo es no olvidarnos ni siquiera por un instante, que el Soberano de todas las acciones y amo de todas las almas no es más que Hashem.

Y sin lugar a dudas, debemos de entrenarnos en - apenas pasan las cosas - inmediatamente recordar a Hashem y pedirle que nos asista en aquello que estamos necesitando... y sea cual sea el resultado, una parte de la prueba de seguro que la pasamos, al no olvidarnos de Hashem y no otorgarle fuerza de más a las personas...

Dijo Rabi Tzadok HaCohen de Lublin: El gusto por dormir no se puede anular, sino a través que el corazón de la persona arda en su interior no dejándola dormir...

Y para que ello suceda, la persona debe de encontrar un propósito altruista para el cual vivir.

Un propósito que haga que a la persona le sea difícil irse a dormir por la noches por causa de la emoción que siente por su propósito, haciendo que también se levante y "salte de la cama" muy temprano por la mañana ...

Un propósito al cual todo el quehacer cotidiano de la persona esté cabalmente conectado.

Un propósito que haga que la persona coma con la intención de tener fuerzas para poder cumplir con su propósito, duerma para tener fuerzas para poder cumplir con su propósito, se vaya de vacaciones con la intención de volver renovada para invertir sus energías en hacer avanzar su propósito; haciendo que todo lo que haga esté -directa o indirecamente- relacionado también con su propósito ...
Y cuando la persona tiene la bendición del Cielo de encontrar verdaderamente a "su" propósito, comienza a vivir su vida en una dimensión totalmente diferente, ardiendo su corazón de felicidad y de emoción por el mérito que tiene de tener una vida así, sintiéndose plenamente feliz por sus aciertos y no dejando que la puedan debilitar o arruinar sus eventuales "fracasos" (no viendo en ellos más que oportunidades para mejorar más aún la forma como cumplir de la mejor manera con su propósito).

Y la persona debe realmente de "matarse" -metafóricamente hablando- para encontrar su propósito, estando atenta a sus talento, capacidades y potenciales, estudiando Torá para adquirir la capacidad de poder contemplarse mejor interiormente, pidiendo ayuda a personas sabias que la orienten y rezándole a Hashem para que constantemente la ilumine.

Y si bien el propósito de todo judío debe ser servir a Hashem corrigiéndose su alma a través del estudio de la Torá y el cumplimiento de las mitzvót, cada persona tiene su forma singular y particular de llevar a cabo este propósito, incluyendo esto al trabajo, ocupación o profesión que posee, según las circunstancias particulares de vida, familia, situación económica, etc. que Hashem le dió...


Dijo Rabi Abraham de Zojatchov: "Grande" es la persona que está dispuesta a rebajarse hacia aquellos que están abajo para así elevarlos...

En otras palabras, a la grandeza en el Judaísmo se mide según la capacidad que tiene la persona de "bajar" y no según la capacidad que tiene la persona de "subir"...

Pues obviamente, ¿a quién no le gusta estar cerca de personas exitosas e importantes? ¿quién no quiere ser Rabino de los sabios y de los ricos?

Sin embargo, la "grandeza" verdadera se mide justamente según la disposición de la persona de ir con aquellos que sufren, de buscar la companía de las personas necesitadas, y no buscar tener una vida fácil, buscando status, comodidad y reconocimiento, abandonando a aquellos que eventualmente pueden llegar a sentir que la suerte en la vida los abandonó...

Y hay una historia que cuenta Rav Carlebaj ztz"l sobre "Moishele Ganev" (Moishelé el ladrón), que cada vez que robaba le iba a pedir una bendición al Baal Shem Tov para que la policía no lo agarre.

Y cuando el Baal Shem Tov se murió, ya nadie quisó darle bendiciones, pues como dijo el Rav Carlebaj, nadie quiere ser el Rabino de los presos y de los ladrones y nadie quiere ser el Rabino de las personas tristes, sufrientes y atormentadas...

Y todo individuo que tiene el mérito y la capacidad de poder descender a lugares bajos para ayudar a subir a quienes se encuentran allí, no hay ojo que pueda describir el lugar elevado donde Hashem finalmente lo habrá de colocar...




Tus comentarios:
Nombre
Apellido
EMAIL Dirección obligatorio
Mostrar mi email?
Si   No
Resumen (en una línea):
Comentarios obligatorio

Campo validacion 1+2=:

Judaismo para Hoy en español
Copyright © 1995-2013 Todos los derechos están reservados a judaismohoy.com
Queda prohibida la reproducción de todo el material escrito y dibujos usados en este sito sin la autorización de judaismohoy.com
Por favor no leer el contenido de este sitio en Shabat y en las Fiestas judías



[ CONTACTENOS ]

[Vida Judía]    [Nuestras Fuentes]    [Cocina Judía]    [Festividades]   
[Entendiendo el Judaísmo]    [Para Reflexionar]    [Januca]   
 
 suscripción
 direccion email:
  Clik

Semana a semana
Perlas
Visiones
Brainstorming
Temario semanal
En profundidad
Actualidad
Selecciones
Haftara semanal