Judaismohoy
Buscador . . . . . . . . . . . .
 







Shabat Shalom


La Nueva Hoja Miketz
Por. Adaptación Rav Gabriel Guiber



Untitled Document

בס"ד

 

 

DOS PALABRAS…

“Y a Biniamim, el hermano de Iosef, Iaacov no envió junto a sus hermanos, porque dijo: para que no nos ocurra alguna otra desgracia”

(Bereshit 42,4)

Disertó el rab hagaon Iaacov Galinsky ztz”l: en el versículo aparece la palabra “ikraenu”, una palabra que indica algo determinado, o ya preparado. Sin embargo, cuando Iehuda vuelve a repetir las palabras de su padre, en los oídos de Iosef, sobre el que pensaban que era egipcio, estas fueron sus palabras: nos dijo tu siervo, mi padre, van a llevarse también a Biniamin y puede ocurrir una desgracia (Bereshit 44,29), y “ikrahu”, es un lenguaje que indica casualidad o eventualidad.

¡Cuánta profundidad! Sólo cambió una letra y puede provocar todo esto. Dos palabras…, dos mundos!!!

Un abismo existe entre los dos puntos de vista. Tenemos a Iaacov Avinu, con su pensamiento, con su postura inamovible, donde la casualidad no existe en el mundo, donde cada cosa está supervisada, preparada desde el Cielo. A toda cosa, Hakadosh Baruj Hu la convierte en “su enviado”. Y no hay límite, ni medida, ni inteligencia, ni apariencia. Cualquiera de sus creaciones puede ser un enviado de Hashem, incluso una víbora, una rana, un escorpión o un mosquito (Vaikra Raba 22,3).

Y si Iaacov Avinu envía a Biniamin, sabe que “todos los caminos indican que hay peligro” (Talmud Ierushalmi Berajot 4,4), y el Satan nos está acusando en momentos de peligro (Shabat 32b), y va a suceder algo, Jalila.

Pero un egipcio como Iosef (como suponían que era Iosef), un no iehudi, no entiende esto, por eso cuando Iehuda habla a los oídos del virrey de Egipto, le dice que “puede ocurrir” algo, ya que para sus oídos sólo existe el lenguaje de las casualidades.

Esto es, justamente, lo que escribió Rashi (principio de Vaikra), que cuando Hashem nombra a Moshe Rabenu, encontramos el lenguaje “Vaikra” (llamado o invitación). En cambio, cuando Hashem se le aparece a Bilaam, dice “Vikar” (Bamidvar 23,4), como si fuera un encuentro simplemente casual. Porque ese es el mundo de Bilaam y también su forma de pensamiento. Igual que para Amalek “que te enfrió en el camino” (Devarim 25,18).

El modismo que indica casualidad, es un lenguaje “refrigerado”, que nos congela. Y de esta forma enfría toda la Irat Shamaim (el temor a Hashem) que existe en el mundo.

Ya dijeron nuestros sabios en el Midrash (Shemot Raba 27,6), que Amalek le había dado un gran consejo al faraón. Y toda la forma de ser del faraón giraba alrededor del consejo de Amalek, argumentar que todos los milagros que anunciaban Moshe y Aharon, que posteriormente se desencadenaban en cada una de las plagas que sufrió Egipto, eran producto de las brujerías y los demonios.

Hasta en la plaga de los piojos, cuando los brujos no pudieron presentarse, y tuvieron que decir que aquí estaba presente el “dedo” de Hashem, más tarde volvieron con lo mismo, que era algo de la naturaleza.

¿Y qué sucede con la partición del mar? Todos conocemos la discusión que hay en la Hagada de Pesaj, sobre la cantidad de milagros que hubo en el mar. Sin embargo, el faraón pudo afirmar que los doscientos cincuenta milagros fueron producto de un fuerte viento del este (Ramban Shemot 14,21).

En todo el relato de la salida de Egipto y sus milagros, podemos ver, abiertamente, lo que el faraón quiere demostrar. Como las palabras tan conocidas del Ramban, que afirman que esta es la finalidad de las plagas de Egipto y nuestra obligación al recordar la salida de Egipto en todas las generaciones.

Está escrito (Shemot 13,16), que de los grandes y visibles milagros (de la salida de Egipto), un hombre reconoce que los milagros ocultos representan la base de toda la Tora. Que un hombre no tiene parte en la “Tora de Moshe Rabenu”, hasta que no crea con fe completa, que todas las cosas y todos los sucesos son solamente milagros. Nada se rige por la naturaleza o por la inercia que lleva el mundo, tanto sean cosas generales como cosas individuales. Hay una regla que debemos saber muy bien: si el hombre cumple los preceptos, obtendrá su recompensa, pero si peca y evita el cumplimiento, recibirá su castigo. Todo se rige según los decretos de Hakadosh Baruj Hu.

Y Iaacov Avinu quiere que sus hijos mantengan esta línea de pensamiento, y les dice antes de su muerte: reúnanse y les diré lo que les sucederá en el final de los días (Bereshit 49,1). Quiere contarles todo lo que ocurrirá hasta el fin de los días, y pone énfasis para que nadie piense que está hablando de casualidades sino de cosas perfectamente definidas: ningún hombre puede inclinar un dedo hacia abajo, sin que antes esta acción haya sido anunciada desde Arriba (Julin 7b).

Escuché de rabi Jaim Shmuelevich ztz”l: unas personas están sentadas, conversando. Escuchan un sonido vocal que viene de afuera. De inmediato hacen silencio para escuchar. Inclinan los oídos. ¿Qué anuncian, quién se murió?

En otros tiempos, antes de que existan los medios masivos de comunicación, las oficinas públicas o los funcionarios de gobierno, hacían sus anuncios mediante un “proclamador” (Rashi Taanit 30b). Cuando un hombre era condenado a muerte, el proclamador salía delante del condenado y decía: este hombre, fulano hijo de fulano, será apedreado porque cometió tal o cual pecado (Sanhedrin 43).

¿Qué dirían ustedes? Un hombre sale a proclamar por toda la ciudad: ¡Escuchen, escuchen!, fulano hijo de fulano se cayó en la calle Jazon Ish!!!

¿Hashem nos guarde! ¿Le pasó algo?

Recibió un golpe en el dedo.

¡Por favor! De verdad, se lo ganó. Seguro que caminaba sobre la vereda, y todos sabemos el estado en que se encuentran las veredas de la calle Jazon Ish. No tienen una baldosa completa, ni tampoco una alineada con la otra. La persona que camina por la vereda se lo tiene ganado, por separarse de la costumbre de todo el mundo. Si hubiera caminado por la calle, como hacemos todos, no le habría pasado nada, porque tendría los méritos de todos junto a los de él…

Pero ahora que hizo algo distinto, ¿anunciarlo con parlantes?, sólo por eso...

Ya dijimos: dijo rabi Janina, ningún hombre puede inclinar un dedo hacia abajo, sin que antes esta acción haya sido anunciada desde Arriba (Julin 7b). Y en esta Guemara el anuncio no se hace con un automóvil y un parlante, sino que la proclama se realiza en todos los mundos!!!

Esta es nuestra forma de pensar. Pero, ya dijimos, existe un abismo entre la forma de pensar de Iaacov Avinu y la del virrey de Egipto. O sea, entre el pensamiento de Israel y el del faraón y Amalek.

Por eso voy a contarles algo:

Tuve que ordenar un asunto en Tel Aviv. Y pude hacerlo completo, en un solo día, Baruj Hashem. Salí a la calle, y faltaba media hora para el comienzo de mi clase en Bnei Brak.

Dije: Dueño del Mundo, encuentra un taxi para mí…

Y Hakadosh Baruj Hu es Bueno y reparte Su Bondad a los malos y a los buenos, escucha la oración que sale de cada una de las bocas con toda Su Piedad.

Un taxi se detuvo frente a mí, un pasajero terminó su viaje y está pagando. Baja y yo subo…

¡Ah! ¡Qué alivio! ¿Puedo bendecir “Hatov Veametiv”? “Hatov”, un bien para mí, que estaba desesperado por un taxi, “Vehametiv”, que hace el bien al conductor del taxi, porque ni bien se desprende de un pasajero ya tiene otro esperando…

Comencé a hablar con el conductor del taxi: ¡mire qué grande es el favor que hace nuestro Creador! Acaba de bajar un pasajero, y ya, en su lugar, está subiendo otro!

Pensé que con mis palabras lo haría emocionar: créame, me dijo, esto ya me pasó hoy tres veces. Usted sabe, a veces, hay días “secos”, usted viaja y viaja, y no sube nadie, nadie lo detiene por ningún lado. Nada, cero. Y hay días, como hoy, cuando baja un pasajero, ya está subiendo el próximo.

Yo sigo con mi discurso: podemos palpar la Supervisión Divina…

Y él también sigue con su discurso: como usted dice, todo es cuestión de suerte…

¿Entonces? Mejor hablen ustedes…

 

Traducido del libro Vehigadta.

 

 

 

 

 

Leiluy Nishmat

 

Israel Ben Shloime   z”l

 

Lea (Luisa) Bat Rosa    Aleha Hashalom

 

Iemima Bat Abraham Avinu    Aleha Hashalom




Tus comentarios:
Nombre
Apellido
EMAIL Dirección obligatorio
Mostrar mi email?
Si   No
Resumen (en una línea):
Comentarios obligatorio

Campo validacion 6+1=:

Judaismo para Hoy en español
Copyright © 1995-2013 Todos los derechos están reservados a judaismohoy.com
Queda prohibida la reproducción de todo el material escrito y dibujos usados en este sito sin la autorización de judaismohoy.com
Por favor no leer el contenido de este sitio en Shabat y en las Fiestas judías



[ CONTACTENOS ]

[Vida Judía]    [Nuestras Fuentes]    [Cocina Judía]    [Festividades]   
[Entendiendo el Judaísmo]    [Para Reflexionar]    [Januca]   
 
 suscripción
 direccion email:
  Clik

Semana a semana
Perlas
Visiones
Brainstorming
Temario semanal
En profundidad
Actualidad
Selecciones
Haftara semanal