Judaismohoy
Buscador . . . . . . . . . . . .
 







Shabat Shalom


La Hoja Nueva -Naso
Por. Adaptación Rav Gabriel Guiber



áñ"ã

áñ"ã

NAZIR ¿SANTO O PECADOR?

“Esta es la ley del Nazir…”

(Bamidvar 6,13)

En nuestra perasha aparecen escritas todas las leyes del “nezirut”. Y nuestra pregunta es cuál es la opinión de nuestros sabios sobre el Nazir, resulta ser buena, o es algo para investigar…

Queremos saber si es bueno o conveniente decidir ser Nazir, y comprometernos a todas las promesas que eso requiere, para elevarnos espiritualmente y santificarnos.

O tal vez deberíamos decirle a la persona: ¿no te alcanza con lo que ya prohíbe la Tora, para venir y prohibirte más cosas? ¿Acaso ya cumpliste todos los preceptos cuidando cada detalle y con la máxima meticulosidad? Porque vemos que ahora quieres comprometerte a nuevas exigencias y a una mayor severidad…

Y en verdad, sobre el tema encontramos dos opiniones, que chocan una con la otra. Investigando la cosa, las dos opiniones encontradas, se justifican a partir de los escritos sagrados. Una eleva al Nazir y lo alaba: “será Santo, dejará crecer su cabello”, está a la vista que la Tora le da jerarquía, al llamarlo Santo.

La segunda opinión se toma del segundo versículo: cuando dice que el Nazir deberá acercar su ofrenda, su Korban. Tendrá que traer un Korban Jatat, el sacrificio para el pecado, “y recibirá su perdón porque pecó sobre su alma”. El está obligado a traer algo para conseguir el perdón, por haberse hecho sufrir, por encerrarse a sí mismo y obligarse a cosas que la Tora no lo ha obligado.

Y ahora, nosotros estamos confundidos: ¿cómo podemos explicar los dos versículos de una sola vez? El Nazir, ¿es Santo o es un pecador?

Y también en este estudio tendremos que recurrir a una regla que se aplica siempre en estos casos: cuando hay dos versículos que se contradicen entre sí, tendremos que esperar a que llegue un tercer escrito que se incline hacia una de las dos posiciones.

Y en este caso, también llegó el tercer escrito, una “barraita” que nos abre los ojos: estudiamos, dijo Rabi, ¿por qué en la Tora aparecen juntas la perashat Nazir y la perashat Sota? Para decirnos, que la persona que llega a ver a una Sota en su caída, que se cuide del vino y no tome (Berajot 63a).

¿Qué quiere decirnos la Guemara? Seguro que la intención no dice que sea necesario agregar vallas y restricciones. Y como ya hemos dicho, ojalá que podamos cumplir todos los preceptos que la Tora nos ordena con la belleza, con el detalle y con la alegría necesarios para el cumplimiento de cada precepto.

Y si Hakadosh Baruj Hu ha creado el vino para que se alegren nuestros corazones, ¿por qué no podemos tomar? Desde luego, en forma medida para no llegar a la borrachera. ¿Y por qué no podemos alegrarnos?

Lo que ocurre a veces, es que un hombre se encuentra en medio de un ambiente “hostil”, por así llamarlo, un ambiente que puede provocarle un descenso espiritual, rodeado, por ejemplo, de gente que no tiene lo que hacer y pierde su tiempo en diversiones vanas y en el libertinaje (aclaramos que aquí se trata de “diversiones vanas”, porque así como Hakadosh Baruj Hu nos permite y nos empuja hacia la alegría, esa alegría debe ser sana y no enferma, Jalila). Cuando una persona, lo alenu, se encuentra en un ambiente como ese, tiene la obligación de encerrarse en la “jaula del nezirut”, alejarse del vino y encerrarse detrás de todas las puertas que pueda cerrar, para no mezclarse con ese aire envenenado…

Este tema, el alejamiento del mal, lo estudiamos de las leyes de Rabenu Harambam ztz”l.

El escribió (Halajot Deot 3,1): que el hombre tiene prohibido encerrarse y ocultarse (del cumplimiento de los preceptos), porque ese es un mal accionar, y está, por ende, prohibido conducirse de esa forma. Y el que no haga caso y vaya por esos caminos, será llamado “pecador”.

Esto se aprende del Nazir…, dijeron nuestros sabios: si el Nazir, que solamente se apartó del vino, necesita pedir perdón por lo que ha hecho, qué diremos del que se aparta de muchas cosas más…

Por esto, nuestros sabios ordenaron que el hombre no puede privarse por sí mismo sino de lo que la Tora prohíbe, y nada más. Nadie puede prohibirse cosas por su propia cuenta si la Tora no lo prohíbe… Sobre esto ya habló el rey Shlomo con su gran sabiduría, y dijo: no seas muy Tzadik (muy justo) ni tampoco demasiado Jajam (demasiado sabio).

Lo que dijo Shlomo Hamelej es simple, pero no está de más explicarlo: no queramos ser más justo que el justo, ni más sabio que el sabio. No expliquemos las leyes según nuestro entender. Los grandes sabios del pueblo de Israel ya se quemaron las pestañas para entregarnos todo servido y bien explicado. Y ahora nosotros pretendemos ser un sabio oculto o un nuevo justo, una gran revelación, que tiene más leyes que las que nos ordena la Tora

Nuestros jajamim pudieron atrapar la gran inteligencia que Hakadosh Baruj Hu le dio al hombre, y con ella, profundizar en la mente de las personas.

Ellos, los sabios, prohibieron a las personas vivir en un lugar donde no haya jardines con verduras (Talmud Ierushalmi, Kidushin 4,14), y dijeron: si una persona se rehusa a vivir una buena vida en este mundo, esta acción será una mala señal para él (Horaiot 10b).

¿Y por qué no puede hacer esto? ¿Por qué los hombres justos no son dignos de disfrutar de los dos mundos?, pregunta la Guemara.

En otras palabras, ¿por qué un hombre justo, que quiere ganarse su lugar en el Olam Haba, no puede disfrutar del Olam Haze?

Pero, el Rambam también estableció, que si un hombre vive en una ciudad que tiene, en su gran mayoría, una mala conducta, y donde la sociedad hace daño a su espiritualidad, este hombre debe abandonar la ciudad y escaparse… ¡al desierto! Como ya lo dijo el profeta Irmiahu: ¡Quién podría darme un hotel en el desierto para que yo abandone todo y me aleje! Porque cuando en el aire se respira peligro, cuando el aire está envenenado, hay que provocar una separación, darnos un espacio y colocar allí una barrera.

Por eso, ¡la persona que ve a una mujer Sota en su caída, debe alejarse del vino!!!

No, hasta donde nosotros sabemos, ningún hombre, al ver un mal ambiente, preparará sus valijas y escapará al desierto. Pero nosotros debemos tomar la enseñanza adecuada de la perasha del Nazir y de lo que dicen nuestros sabios. Cuando vemos que en la calle el aire está envenenado, tenemos que buscar escudos para defendernos. Poner una barrera que no permita que respiremos ese aire viciado. O meternos dentro de una burbuja.

De otra forma, hay un peligro inminente, podemos caer, rápida o lentamente, en un pozo muy profundo o sobre una superficie plana. Donde sea, pero vamos a caer. Y el peligro existe. Aunque no lo veamos (no, no diremos que el sol siempre está), aunque no lo veamos el peligro está al acecho. Y a veces no nos damos cuenta de que estamos cayendo.

Y aquí no hay una pregunta. Todos sabemos que el entorno “empuja”. Como dijo el Rambam: la gente tiene una forma común de comportarse, y es dejarse llevar por las costumbres y por las acciones de sus compañeros y conocidos, y finalmente, terminará comportándose como la gente que lo rodea.

Así es la naturaleza de las personas, y no podemos negarlo. ¿Acaso nunca escuchamos una frase como ésta?: ¡Papá! Yo voy a hacer así…, ¿por qué no?... si todos lo hacen!!!

El que diga que no lo escuchó es sólo porque no tiene hijos…, o si los tiene, porque no los escuchó bien…

¿Y qué podemos hacer? Cuidarnos, hacer funcionar los frenos, estar presentes en más cursos de Tora, escuchar conferencias para “despertar” y fortalecernos, alargar nuestras comidas de Shabat con más cantos y más palabras de Tora, y aumentar más y más nuestro estudio.

Entonces, no sólo podremos salvarnos y salvar a nuestros hijos, sino que también podremos alumbrar a todo el mundo que gira a nuestro alrededor.

 

Traducido del libro Maian Hashavua.

 

Leiluy Nishmat

 

Israel Ben Shloime   z”l

Lea (Luisa) Bat Rosa    Aleha Hashalom

Iemima Bat Abraham Avinu    Aleha Hashalom




Tus comentarios:
Nombre
Apellido
EMAIL Dirección obligatorio
Mostrar mi email?
Si   No
Resumen (en una línea):
Comentarios obligatorio

Campo validacion 4+1=:

Judaismo para Hoy en español
Copyright © 1995-2013 Todos los derechos están reservados a judaismohoy.com
Queda prohibida la reproducción de todo el material escrito y dibujos usados en este sito sin la autorización de judaismohoy.com
Por favor no leer el contenido de este sitio en Shabat y en las Fiestas judías



[ CONTACTENOS ]

[Vida Judía]    [Nuestras Fuentes]    [Cocina Judía]    [Festividades]   
[Entendiendo el Judaísmo]    [Para Reflexionar]    [Januca]   
 
 suscripción
 direccion email:
  Clik

Semana a semana
Perlas
Visiones
Brainstorming
Temario semanal
En profundidad
Actualidad
Selecciones
Haftara semanal