Judaismohoy
Buscador . . . . . . . . . . . .
 







Shabat Shalom


PERASHAT VAIERA-17
Por. Adaptación Rav Gabriel Guiber



SOLO LA FUERZA DE LA TORA
“…un poco de agua de tu jarra”
(Bereshit 24,17)

Eliezer, el siervo de Abraham, busca una mujer digna para Itzjak Avinu, para que se convierta en una de las madres que construirán la Casa de Israel. El se encontraba sentado junto a un pozo de agua, y vio a Rivka que se acercaba al pozo, con su jarra sobre el hombro, para llenarla de agua. Puede ver que cuando Rivka se aproxima, las aguas suben a su encuentro… Las aguas se elevaron, y subieron hasta sus piernas, y no fue necesario para ella sino llenar la jarra, sin esforzarse. “Esta es la señal precisa, indudable, que no se encuentra entre las hijas de Knaan, sino que forma parte de una descendencia bendita y Santa como la de Abraham” (Or Hajaim Bereshit 24,17). Por eso Eliezer corrió a su encuentro, y le pidió: “dame, por favor, un poco de agua de tu jarra”. Y si ella me dice que tome y que también dará a mis camellos para que beban, entonces, habrá pasado la prueba, y se hará merecedora, con esta victoria, de ser una de las madres del pueblo de Israel…

Y nosotros nos quedamos mirando, confundidos: ¿acaso después de semejante milagro, que el agua suba hacia ella, hace falta alguna prueba más que nos indique sobre su favor? ¡Del Cielo nos están atestiguando que se trata de una mujer justa!

Pero, como sabemos, la Tora es un libro que nos enseña, que nos marca el camino, y de esta perasha estudiamos que no nos inclinamos detrás de las maravillas ni sacamos provecho de los milagros. Un milagro no es la prueba de que un hombre sea íntegro y dueño de buenas cualidades. Es posible que algo así ocurra, es posible que sea un momento de elevación de esa persona, es posible que también sea producto de las fuerzas de la impureza, y es posible, desde luego, que sea la consecuencia del mérito de los padres. De esta forma no se prueba a una persona, sino con su propia integridad, y buscando sus virtudes y sus buenas acciones.

En la Hagada de Pesaj encontramos: dijo rabi Elazar Ben Azaria, he aquí que yo soy como un hombre de setenta años, y nunca tuve el mérito de pronunciar la salida de Egipto por las noches, hasta que escuché las palabras de Ben Zoma. Así está escrito. Y es sabido que rabi Elazar Ben Azaria tenía, en ese entonces, solamente dieciocho años, era estricto y muy experto, y por eso lo nombraron príncipe de la Ieshiva.

La esposa le dijo: ¡todavía tienes la barba negra!
Se produjo un milagro y se emblanqueció su barba, lo que hizo que parezca un hombre de setenta años.

Por eso, él mismo dice, soy “como un hombre” de setenta años. Y hace falta entender, ¿para qué rabi Elazar Ben Azaria recuerda este suceso aquí, en una decisión de Halaja (ley)? Su intención fue decir: vean, desde el Cielo apoyaron mi grandeza, se me hizo un milagro y mi barba se hizo blanca, ¿hay un milagro más grande que éste? Sin embargo, cuando vine a decidir o a renovar una determinación legal, no fui escuchado. Porque el milagro no convence a nadie, porque la maravilla no hace ruido. Hasta que apareció Ben Zoma y desarrolló las palabras del versículo… Y venció, y la ley se determinó en su nombre. Porque los milagros no tienen influencia sobre las decisiones de los sabios…

Podemos recordar el caso que trae la Guemara, donde rabi Eliezer Hagadol hizo que se produzcan milagros para convencer a los sabios que la ley era como él la dictaminaba: el algarrobo fue arrancado de su lugar, las aguas del arroyo corrieron en sentido contrario, la pared del Beit Hamidrash (de la Casa de estudio) se inclinó, salió un Bat Kol (la Voz del Cielo) que dijo que la ley era como rabi Eliezer… Y rabi Iehoshua dijo: de esto no tomamos pruebas, la Tora está en la tierra y nosotros, los sabios, decidimos (Baba Metzia 59b), y la ley no se dictaminó según la opinión de rabi Eliezer… Y después de las palabras de rabi Iehoshua salió un nuevo Bat Kol, que dijo: “mis hijos me ganaron… mis hijos me ganaron…”

Y encontramos un relato estremecedor en la Guemara (Shabat 108a): Shmuel estaba parado en la orilla del río con su alumno Karna. De pronto, sin ningún viento, el agua formó grandes olas. Shmuel alzó la vista y vio una embarcación que se acercaba. Le dijo a Karna: en esa barca viaja un hombre grande que se enfermó por los movimientos de la nave, y subió a la cubierta para vomitar. Para cuidar su honor y que no lo vean desde la orilla, las olas crecieron hasta cubrirlo.

¡Maravilloso! Shmuel, que era médico, le dijo a Karna: cuando la barca toque la tierra, acércate a ese hombre. Si realmente es un grande de la Tora, lo traerás a mí para que le busque una cura a su enfermedad.
Fue Karna, se encontró a Rab. Le hizo una pregunta y la respuesta lo asombró. Lo trajo con Shmuel, que lo curó.

Y esto hace mucho ruido: un hombre grande, al que las aguas lo cubren, cuidan su honor formando una cortina de agua… No, eso no alcanza, todavía no es prueba de su grandeza. Hay que preguntarle, probar sus conocimientos de Tora, y sólo entonces podemos decir que las olas son una prueba. Hay que recordar bien esta enseñanza…

En verdad, la gente se inclina y va detrás de las cosas que la asombran, de los hechos milagrosos. Tanto sean verdaderos o casi verdaderos, correctos o falsos. A veces vienen siendo relatados de una persona a otra y cuando llegan a nosotros están distorsionados. Y al parecer cualquier cosa alcanza para engrandecer, inclusive sólo el mérito de sus ancestros para hacer de este hombre un grande al que las “puertas del Cielo” se abran a su paso, para poder decir el justo decreta y Hakadosh Baruj Hu lo realiza (Moed Katan 16b).

¡Y no es así! Estudiamos (Menajot 53a) que le informaron a rabi Preida sobre un invitado especial: rabi Ezra, nieto de rab Avtulas, que era la décima generación de rabi Elazar Ben Azaria, que a su vez era la décima generación de Ezra Hasofer. Una cadena sagrada…

Preguntó: su ascendencia, ¿de qué me sirve saber? Si es un Talmid Jajam (un hombre estudioso de la Tora), estará muy bien y alcanza. Si además de Talmid Jajam tiene unos antepasados “de lujo”, mejor… Pero si solamente tiene antepasados… el fuego lo devorará… Eso solo no alcanza para despertar el respeto sobre la persona…

Recordamos las palabras de nuestros rabinos, hace unos años, en una congregación donde la gente mayor se resistía a los “cambios” (a ascender en espiritualidad). Se acercaba un hombre y le decía al rabino: ¿sabe quién soy yo?, soy el nieto del sabio… Y el rabino le contestaba: no me importa de quién es nieto, quiero saber quién es usted…

Está escrito en la Guemara (Baba Batra 116a): el que tiene un enfermo en su casa, que vaya junto al sabio y que le pida piedad. Porque el sabio en Tora tiene en su mano las llaves de la bendición. Hakadosh Baruj Hu creó el mundo de acuerdo a la Tora, y el sabio en Tora gobierna el mundo y las raíces de la creación. Tomemos el ejemplo de grandes como rabi Shimon Bar Iojai, que está recordado prácticamente en todos los capítulos de la Guemara. O El Haari Hakadosh, de los que escribieron la “Shita Mekuvetzet”. Rabenu Hajida, el Ben Ish Jai, y el Haabir Iaacov… ¡todos! Hakadosh Baruj Hu, la Tora e Israel son una sola cosa. Solamente por medio de la Tora, esforzándonos en ella, con su grandeza nos acercaremos al Creador y podremos realizar grandes cosas.

Traducido del libro Maian Hashavua.

 

Leiluy Nishmat

Israel Ben Shloime   z”l

Lea (Luisa) Bat Rosa    Aleha Hashalom

Iemima Bat Abraham Avinu    Aleha Hashalom

 

 

 




Tus comentarios:
Nombre
Apellido
EMAIL Dirección obligatorio
Mostrar mi email?
Si   No
Resumen (en una línea):
Comentarios obligatorio

Campo validacion 3+1=:

Judaismo para Hoy en español
Copyright © 1995-2013 Todos los derechos están reservados a judaismohoy.com
Queda prohibida la reproducción de todo el material escrito y dibujos usados en este sito sin la autorización de judaismohoy.com
Por favor no leer el contenido de este sitio en Shabat y en las Fiestas judías



[ CONTACTENOS ]

[Vida Judía]    [Nuestras Fuentes]    [Cocina Judía]    [Festividades]   
[Entendiendo el Judaísmo]    [Para Reflexionar]    [Januca]   
 
 suscripción
 direccion email:
  Clik

Semana a semana
Perlas
Visiones
Brainstorming
Temario semanal
En profundidad
Actualidad
Selecciones
Haftara semanal