Judaismohoy
Buscador . . . . . . . . . . . .
 







Shabat Shalom


Parashá Jaie Sará-17
Por. Rav Stephen Baars



"El mejor día de tu vida"

Génesis 23:1 - 25:18

¿Cuál fue el "mejor día de tu vida"? ¿Recuerdas la ropa que vestías? ¿Con quién estabas? ¿Cómo estaba la temperatura? Al recordar nuestros "mejores días", incluso los detalles más pequeños frecuentemente son claros como el cristal.

¿Cuántos días como estos tú has tenido? ¿Dos? ¿Tres? ¿Cuándo fue la última vez que has tenido un día así? ¿Últimamente, los has tenido con menos frecuencia?

En la parashá de esta semana se nos cuenta que cuando Abraham llegaba a sus últimos años, él "entró con sus días" (Génesis 24:1).

La descripción de los últimos días de Abraham parece un poco extraña. ¿Cuál es la diferencia con los últimos días de otra persona? ¿Con qué otra cosa pudo haber llegado Abraham sino con "sus días"?

La verdad es que esos "días" no son muy frecuentes entre nosotros. Si un día no es memorable para ti como uno de tus mejores días, entonces tú ya no lo posees. Es por eso que la mayoría de las personas tienen algunos "años" o "días" memorables en sus vidas. Pero muy pocas tienen un número significativo de "días" memorables - relativos al número de días que ellos han existido!

¿Tú recuerdas lo que has comido en tu cena el martes pasado? ¿Tú recuerdas a quién te has encontrado el miércoles pasado? La posibilidad es que muchos de nosotros ni siquiera nos acordamos de lo que hicimos esta mañana!

¿Por qué?

¿Por qué algunos días son los "mejores", tan claros en nuestras mentes como si hubieran sido ayer, respecto de cada detalle, y otros días están completamente en blanco?

Los mejores días tienen en común un tema: todos ellos tenían una ansiada expectativa de la gran oportunidad que la vida mostraba.

Nosotros tendemos a ir por la vida en una especie de atolondramiento, yendo a través del movimiento. Comenzamos el día limitando las posibilidades de lo que puede ocurrir. Tenemos planes, diligencias para hacer, y no queremos ninguna distracción que nos desconcentre.

En otras palabras, nosotros bloqueamos una gran parte de la "vida" real - la gloria y belleza del brillo de la vida - porque toma demasiado esfuerzo enfocar y pensar sobre ella.

Abraham llegó con sus días. Cada día era claro. Eso es un logro remarcable. Cuando nosotros vayamos a morir, o incluso estando en vida, todo lo que podemos tomar con nosotros es la acumulación de nuestros días. Eso es todo!! Tú puedes ser dueño del mundo, pero si no tienes tus "días", tú tienes literalmente nada.

Un día será recordado si tú "lo nombras" - ejemplo: el día de la graduación, el día de la presentación, etc. Pónle al día de hoy un nombre, y verás como en un mes o en un año cuánto más claro ese día será de los otros días que no tienen nombre!

Preguntas para reflexionar

#1: Nombra 3 razones por las cuales hoy no es el mejor día de tu vida.

#2: ¿Qué cinco cosas quieres recordar sobre el día de hoy?

#3: Incluso que un día en particular sea "malo", ¿cómo puedes




Tus comentarios:
Nombre
Apellido
EMAIL Dirección obligatorio
Mostrar mi email?
Si   No
Resumen (en una línea):
Comentarios obligatorio

Campo validacion 9+2=:

Judaismo para Hoy en español
Copyright © 1995-2013 Todos los derechos están reservados a judaismohoy.com
Queda prohibida la reproducción de todo el material escrito y dibujos usados en este sito sin la autorización de judaismohoy.com
Por favor no leer el contenido de este sitio en Shabat y en las Fiestas judías



[ CONTACTENOS ]

[Vida Judía]    [Nuestras Fuentes]    [Cocina Judía]    [Festividades]   
[Entendiendo el Judaísmo]    [Para Reflexionar]    [Januca]   
 
 suscripción
 direccion email:
  Clik

Semana a semana
Perlas
Visiones
Brainstorming
Temario semanal
En profundidad
Actualidad
Selecciones
Haftara semanal