Judaismohoy
Buscador . . . . . . . . . . . .
 







Vida judía


Despidiendo al gran lider de la generación
Por. Editores de judaismohoy



La luz se apagó, el gran faro de am Israel y del mundo entero se extinguió. Nuestro gran líder y maestro, ha dejado este mundo y se ha llevado el brillo de esta generación.  En la víspera de Janucá a las de 8 de la mañana recibimos la triste noticia, mas de100 años de estudio de Torá, años y años de liderazgo de las comunidades judías de Israel y el mundo, legaron a su fin.

Para nosotros, la edad de 98 años puede parecer un poco avanzada para comenzar un nuevo trabajo, a menos de que este nuevo trabajo sea el liderazgo espiritual de Klal Israel. Este puesto fue ocupado por Maran Hagaon HaRav Aharon Yehuda Leib Shteinman ZATZAL de Bnei- Brak por 7 años hasta que falleció en el día de ayer a la edad de 104 años quien hasta una semana atrás estaba completamente lúcido, inmerecido en sus estudios y respondiendo clara y brillantemente preguntas que le llegaban de todos los confines del mundo.  .

Hace algunos años Cuando el Rosh Yeshiva recibió el mandato de conducir espiritualmente al mundo judío.

En su primer discurso a la multitud, proclamó: "Vivimos para cumplir las mitzvot de HaShem, El nos ayudará para que todos tengamos el privilegio de alcanzar este nivel que es todo el propósito de nuestras vidas, cumplir las 613 mitzvot y estudiar la bendita Torá".

Podríamos haber pensado que el “Rey” del pueblo judío tuviera por lo menos una mansión o tal vez un palacio con vista al mar...
Sin embargo su casa y el estilo de vida de Rav Shteinman eran extraordinariamente simples y austeros, los muebles eran muy sencillos, no habían dos sillas iguales en su casa. La cama donde se sentaba a estudiar tenía una banqueta de madera  apoyada a la muralla. Lo material no tenía importancia en su vida llena de Torá y espiritualidad.



Hace unos 5 años, un periodista del diario israelí Israel Hayom, Yehuda Shlezinger, visitó el apartamento de 3,5 habitaciones en la calle Chazon Ish, 5 en Bnei-Brak, y se maravilló de las condiciones humildes, describiendo los armarios y gabinetes ruinosos, y paredes con pintura descascarada. Impresiones similares fueron expresadas hace unos años por el embajador de Israel en Japón, Nissim Ben Shitrit, quien lo visitó para discutir los esfuerzos realizados en nombre de los dos estudiantes judíos encarcelados en Japón. El Embajador se asombró ante la pequeña residencia ocupada por uno de los principales sabios de Israel, diciendo: "Nunca he visto algo así en mi vida". un judío puro, y que a menudo cedía a pesar de su autoridad.

Durante décadas, Rav Shteinman durmió en una cama de tablas que recibió de la Agencia Judía cuando se mudó a Israel (cuando se acostaba, muchos de los grandes sabios de Israel duermen 2 o 3 horas por noche y muchas veces apoyados en su pupitre de estudios)

 Rav Shteinman estudiaba en un taburete que había elevado para que sus pies no llegaran al suelo, reduciendo así las posibilidades de quedarse dormido durante el tiempo de su valioso estudio. La familia recibió muchas ofertas para comprar la casa por un precio atractivo, así como donaciones de muebles más cómodos y estéticos, pero Rav Shteinman se negó rotundamente, insistiendo en que el tenía lo que necesita y no buscaba nada más.

Este notable nivel de simplicidad sirvió de inspiración para muchos. Uno de los gabbaim –ayudantes- del Rav contó sobre una pareja que vino a consultar con Rav Shteinman sobre asuntos de su matrimonio. Ellos se vieron envueltos en un amargo conflicto sobre la cuestión de si invertir o no en la renovación de su casa. Mientras esperaban para consultar con el Rav que hacer y como solucionar su desacuerdo, la esposa echó un vistazo a la cocina del Rav y de inmediatamente canceló la cita, ¡la respuesta era clara!. "Si el gadol hador el gigante de la generación puede vivir de esta manera", dijo la mujer, "entonces yo también puedo vivir con lo que tengo".

El asistente personal de Rav Shteinman durante los últimos 25 años, describió la relación de paz y respeto mutuo que existía entre el Rav y su esposa, Rebetzin Tamar Shteinman A”H. Describió como la  rebbetzin asumió la responsabilidad personal de todos los quehaceres domésticos, y que nunca envió a su marido a hacer mandados o tomar recados, para que el pueda dedicarse por completo a sus estudios de Torá.

El Rosh Yeshiva, a su vez, trató a su rebetzin siempre con el mayor respeto, asegurándose de comer con ella todos los días, y haciendo una interrupción en sus estudios para llamarla diariamente desde la yeshiva. Además, cada vez que salía de la casa, él se preocupaba de despedirse personalmente de ella, en lugar de enviar uno de sus gabbaim para transmitirle algún mensaje.

Se cuenta que después del fallecimiento de Rebetzin Shteinman A”H, un miembro de la familia notó en la mesa de Shabat un cambio en el protocolo de la noche del viernes. Durante años, el Rav siempre pedía una segunda ración de pescado en la seuda –comida festiva- cosa que dejó de hacer después del fallecimiento de su esposa. Incluso cuando los miembros de la familia le ofrecieron, él se negó. Le preguntaron por que se negaba y luego explicó que él ni siquiera disfruta del pescado, pero que siempre pedía una segunda porción por respeto y aprecio a su esposa, que se esforzó por preparar pescado cada erev Shabat. Fue por su deseo de darle satisfacción que pidió con entusiasmo pescado extra cada semana ¡durante 60 años!

Incluso a los 103 años de edad, Rav Shteinman era un consejero brillante para decenas de miles de judíos de todo el mundo, funcionarios de gobierno Roshei Yeshiva, avreichim, hombres de negocio y simples judíos acudían en masa a la casa del gran erudito en busca de sus sabios consejos. La puerta de su casa estaba siempre abierta para recibir a los visitantes. Mucha gente acudía en busca de su bendición, aliento y consejo.

Funcionarios israelíes y ministros que buscaban reunirse con Rav Shteinman generalmente entraban por la ventana del balcón para evitar las grandes multitudes. Uno de los miembros de la familia comentó: "Es divertido verlos saltar por la ventana ...

Sorprendentemente, Rav Shteinman se hizo de  tiempo para todas las preguntas y problemas que surgieron en su camino, tanto grandes como pequeñas. Los miembros del Knesset lo consultaban para obtener orientación sobre los principales problemas que surgirían en el parlamento israelí. El Rav se reunía constantemente con parejas casadas para resolver conflictos matrimoniales así como con estudiantes de yeshiva y sus padres para discutir asuntos relacionados con propuestas matrimoniales. "No hay nada que no esté en su territorio, todos los aspectos humanos son demasiado triviales para el Rav, que tiene la asombrosa capacidad de absorber, analizar, explorar y responder siempre correctamente". El concejal de la ciudad de Nueva York, David Greenfield, quien regularmente visitaba a Rav Shteinman para consultarle sobre su trabajo para la comunidad, dijo que el Rav lo interrogaba incluso en los detalles más minuciosos, "HaRav Shteinman tenía la increíble habilidad de tomar los más complejos problemas y simplificarlos. Recuerdo una vez que estaba muy preocupado por un problema comunitario muy desafiante. Me senté con el Rosh Yeshiva por bastante tiempo. Me hizo varias preguntas sondeando hasta el detalle más puntual del problema. Después de concluir mi larga explicación, el Rav literalmente llegó a una resolución en menos de un minuto ".

Durante las vacaciones en las yeshivot, muchos estudiantes aprovechaban el descanso para visitar a Rav Shteinman para recibir su consejo y bendición. La fila de su departamento se extendía por las escaleras fuera de su edificio y algunas veces calle abajo, mientras la gente esperaba durante horas para obtener una Braja del Gadol Hador.

Rav Shteinman también recibió cientos de notas de judíos de todo el mundo pidiéndole que orara en su nombre. El Rosh Yeshiva se negó a descartar las notas, y por años las mantuvieron amontonadas en el pequeño porche delante de su apartamento. Rav Shteinman estuvo muy involucrado en el tema de la tzedaká –caridad-, trabajando incansablemente para recaudar fondos para familias necesitadas e instituciones caritativas dignas. Alguien que trabajaba estrechamente con el Rosh Yeshiva comentó: "Vivió en la pobreza, no compraba y no permitía que la gente compre para él, pero a veces tenía en su bolsillo miles de dólares que recibió de personas adineradas en el extranjero. Mantenía un registro muy minucioso escrito a mano de cada donación y lo distribuía a organizaciones o a quienes mejor le pareciera. Nadie  mas tocaba el dinero "Otra fuente confirmó:" Harav Shteinman ayudó a recaudar millones de dólares cada año para mantener instituciones y kolelilim". Increíblemente, él sabía exactamente a dónde iba cada dólar y se aseguró de que no se desperdiciara ni un centavo ".

Una vez, Rav Shteinman experimentó dolores agudos en su brazo, y la familia temió que fuera el resultado de la condición de su corazón. Mientras esperaban que el médico viniera a examinarlo, la principal preocupación del Rav era asegurarse de que sabían dónde estaba todo el dinero de la caridad. Incluso cuando yacía dolorido frente a la perspectiva de una condición que amenazaba su vida, su mente no estaba en su cuerpo, sino en el dinero de tzedaka que necesitaba llegar a sus destinatarios. Su misión de servir a Klal Israel continuaba durante todo el año y no se permitía vacaciones.

Se cuenta que uno de los gabbaim de Rav Shteinman una vez tuvo que visitar a cierta familia en Jerusalén, y accidentalmente ingresó a la casa de una familia diferente con el mismo apellido que vivía en ese vecindario. Resultó que el hombre cuya casa visitó por error estaba sentado en shiva por su hermana. El gabbai decidió quedarse para cumplir con la mitzvá de nichum aveilim –consolar a los deudos-, y descubrió que el esposo de la señora fallecida, unos 50 años atrás, había sido alumno del Rav. El esposo y el gabbai pasaron unos minutos compartiendo historias del gran Rosh Yeshiva, luego de lo cual se fue a buscar a la familia que necesitaba visitar. Más tarde ese día, cuando el gabbai regresó a Bnei-Brak, le mencionó al Rosh Yeshiva que había conocido a un antiguo alumno de él. Rav Shteinman no recordaba el nombre, pero de inmediato le dijo a su gabbai que preparara sus cosas y lo llevara al hogar de la shiva en Jerusalén. "Si un talmid mío está sentado shiva", dijo, "entonces tengo que ir a visitarlo" Partieron con rumbo a Jerusalén ese mismo día, y Rav Shteinman se sentó con su alumno durante 25 minutos, trayéndole un consuelo muy necesario por el fallecimiento de su esposa. Este era el líder de la generación, un gigante de la Torá para quien el problema de cualquier judío no era pequeño o trivial, a cada cual había que darle tiempo y atención ningún desafío era lo suficientemente grande como para obstaculizar el camino de esa misión.
Cientos de miles participaron en el cortejo fúnebre en la ciudad de Bnei Brak, en el centro de Israel.

Figuras importantes en el ámbito de liderazgo del pueblo judío recordaron al Rav Shteinman como un líder que "cargó sobre sus hombros el peso existencial del pueblo judío" llamándolo "gigante de la educación judía".

"El pueblo judío ha perdido un faro de espíritu, herencia y ética "El Rav estableció un vínculo importante en la cadena de miles de años de la Torá, y su memoria descansará para siempre en los anales de Am Israel".

Yehi Zichro Boruch ...

 




Tus comentarios:
Nombre
Apellido
EMAIL Dirección obligatorio
Mostrar mi email?
Si   No
Resumen (en una línea):
Comentarios obligatorio

Campo validacion 5+2=:

Judaismo para Hoy en español
Copyright © 1995-2013 Todos los derechos están reservados a judaismohoy.com
Queda prohibida la reproducción de todo el material escrito y dibujos usados en este sito sin la autorización de judaismohoy.com
Por favor no leer el contenido de este sitio en Shabat y en las Fiestas judías



[ CONTACTENOS ]

[Vida Judía]    [Nuestras Fuentes]    [Cocina Judía]    [Festividades]   
[Entendiendo el Judaísmo]    [Para Reflexionar]    [Januca]   
 
 suscripción
 direccion email:
  Clik

Semana a semana
Perlas
Visiones
Brainstorming
Temario semanal
En profundidad
Actualidad
Selecciones
Haftara semanal