Judaismohoy
Buscador . . . . . . . . . . . .
 







Shabat Shalom


Parashat Emor
Por. Rab. Shraga Simmons



"¿El Sueño Imposible?"
Números 13 -15

El gobierno israelí tiene un espía en Francia llamado Goldstein.  Ellos quieren enviarle un mensaje, entonces ellos llaman a otro espía y le dicen: "Ve a Francia y encontrarás a Goldstein viviendo en un departamento en la calle Champs Elysee 16.  Para estar seguro de que no habrá confusiones, cuando tú lo encuentres, dile la clave secreta: "El pájaro azul vuela sobre el cielo nublado".

El espía viaja a Francia y toma un taxi hasta la calle Champs Elysee 16.  Sube las escaleras del edificio, mira en las casillas de correo y - aunque no lo crean - hay dos Goldstein!

Entonces el espía tira una moneda e intenta con el Goldstein del primer piso.  Un hombre mayor responde.  El espía dice nerviosamente: "Umm… el pájaro azul… umm … vuela sobre el cielo nublado!".  El hombre mayor piensa por un momento y dice: "Oh, tú buscas a Goldstein el espía - él vive en el piso de arriba!".

El Pan de la Vergüenza

La parashá de esta semana muestra la famosa historia de los 12 espías - uno de cada tribu - que fueron enviados a la tierra de Israel.  La misión de ellos parece bastante inofensiva a primera vista: determinar una estrategia para luchar en contra de los canaanitas y asentar 3 millones de hombres, mujeres y niños en la nueva tierra.  Los espías son enviados (aparentemente) para supervisar temas prácticos como la geografía, las oportunidades para la siembra y el comercio, las mejores rutas de acceso, etc.

Pero hay una pregunta obvia: Puesto que D'os había prometido tiempo atrás dar a los judíos la tierra de Israel, y fue D'os Quien los condujo hasta este momento (habiendo arreglado los diez plagas y la apertura del mar) - ¿de qué se preocupaban los judíos?  ¿Ellos realmente necesitaban estrategias militares para conquistar la tierra?  Por supuesto que no!!  Entonces, ¿por qué no entraron con confianza y dejaron que D'os se ocupe de los detalles?

La respuesta es que D'os nos da un regalo: la posibilidad de ser socios en el proceso.  Lo cual es el deseo de todo ser humano.

Imagina ser el hijo de un billonario, siempre obteniendo todo sobre una bandeja de plata.  ¿Cómo se sentiría?  Grandioso!!

…Por un tiempo.  Pero luego uno comienza a sentir lo que nuestros Sabios llaman "el pan de la vergüenza".  Te sentirás incompleto e indigno.  Tú querrás hacer tu propia contribución y ganarte la recompensa.  Porque la naturaleza del hombre es tener la necesidad de arremangarse las mangas y "hacerlo nosotros mismos".

¿Hacerlo uno mismo significa sacar a D'os del cuadro?  No!!  El judaísmo enseña que la vida es un sistema doble: por un lado está el esfuerzo y el compromiso del hombre; por el otro está la voluntad de D'os.  En función de tener éxito, necesitamos que las dos funcionen a la par.  Porque mientras que nosotros contribuimos al proceso, el resultado final depende de D'os.

Y Aquí Van los Espías…

Entonces los 12 espías salieron hacia su misión.  En Israel, D'os les mostró a ellos señales alentadoras de que la tierra era verdaderamente rica y productiva: ramas de vid tan grandes que ocho hombres eran necesarios para cargarlas (13:23).  D'os también se aseguró de que los espías encuentren ciudades canaanitas fuertemente fortificadas - lo que era de hecho una señal de que los canaanitas eran débiles, puesto que cualquiera que sea verdaderamente poderoso no necesita esconderse detrás de muros (Rashí 13:19).

En adición, D'os planeó la muerte de un hombre importante de los canaanitas que coincida con la visita de los espías en función de que las personas estén ocupadas con los arreglos del funeral - para que la atención no esté sobre la misión de reconocimiento de los espías!  Todo estaba perfectamente orquestado; nada podía salir mal.  Pero de alguna manera, las cosas salieron mal.  Después de 40 días, los espías regresaron y recomendaron no entrar a la tierra: "nosotros no podemos tener éxito porque todo es enorme!" - una referencia a las frutas gigantes.  "La tierra devora a sus habitantes!" - en referencia al funeral.  "Las personas son demasiado fuertes!" - en referencia a los pesados muros (13:31 - 33).

Los judíos aceptaron el reporte, y abandonaron el sueño de entrar a la tierra de Israel.  ¿La consecuencia?  Si ustedes no quieren entrar a la tierra - dijo D'os - entonces no entrarán a la tierra.  Todos los israelitas morirán durante los próximos 40 años en el desierto, y sólo sus hijos entrarán a la tierra.

¿Qué Salió Mal?

Los espías perdieron su brújula.  Ellos se enredaron tanto en la pragmática de conquistar la tierra, que sacaron a D'os de la ecuación - y nunca lo restituyeron!  La pregunta original que ellos debían contestar - "cómo conquistar la tierra" - repentinamente se transformó en "debemos o no debemos conquistarla".

¿Qué causó que ocurra este cambio?

La presencia de D'os era palpable en el desierto: una roca les daba agua constantemente, la nube de Gloria los protegía de los enemigos, y comida diaria (man - maná) caía del cielo.  Pero estos "milagros obvios" dejarían de existir al entrar el pueblo a la tierra.  Entonces, los espías razonaron: la guía de D'os y Su protección también dejarán de existir.

Desde esta perspectiva torcida, todas las señales positivas que D'os les había mostrado - las frutas, el funeral y las murallas - se tornaron negativas.  Desde una perspectiva puramente pragmática, la conclusión de ellos fue - no sorprendentemente - "esto no es posible!".

Moshé, el gran líder, vió de antemano este peligro.  Entonces antes de enviar a los espías en su misión, él cambió el nombre de "Hoshea" a "Iehoshúa".  El nombre "Iehoshúa" significa "D'os salvará".  También comienza con las letras del nombre de D'os - iud y he.  Este fue el intento de Moshé de mantener a los espías enfocados en esa crucial conexión transcendental.

De alguna manera Moshé tuvo éxito; Iehoshúa fue uno de los dos espías que protestaron en contra del reporte negativo - y fue recompensado con la entrada a la tierra.

El Proceso de Autodestrucción

De la historia de los espías podemos ver cómo el perder la conexión con D'os puede conducirnos a un proceso trágico de autodestrucción.

El primer paso de este proceso es perder la confianza en la habilidad de uno para tener éxito.  Esto es evidente en el reporte de los espías: "nosotros nos vimos como langostas, y ellos también nos vieron así" (13:33).  Los espías, convencidos de que no tenían ninguna chance de tener éxito, se vieron a sí mismos como langostas - lo que los canaanitas reflejaron de vuelta.

En el paso dos, nosotros vemos que los espías dan una lista de excusas y recriminaciones - e incluso culpan a Moshé por haberlos sacado de Egipto (14:2)!  Para evitar una gran desilusión de ellos mismos, ellos necesitaron racionalizar "razones" para su fracaso.

En el paso tres, los espías "se despertaron" y se dieron cuenta de la oportunidad que perdieron.  Sin poder soportar la gran desilusión y el fracaso, ellos "heroicamente" declararon: "Ahora entremos a la tierra" (14:40).  Ellos desesperadamente querían recapturar la oportunidad perdida.  Pero Moshé les informó que era demasiado tarde, la oportunidad se había ido, y cualquier intento de entrar a la tierra en contra del decreto de D'os seguro que terminaría en una tragedia.

El paso cuatro es el final y el más doloroso.  Los espías no soportaban vivir con un fracaso por el resto de sus vidas.  La muerte era una opción más reconfortante.  Entonces ellos entraron a la tierra de todas maneras sólo para ser asesinados por los nativos (14:45).   Caer en una llamarada de gloria dejó satisfecho al ego de ellos… pero destruyó sus vidas.

La Conexión Crucial

Esta dinámica puede aparecer en nuestras vidas también.

Cada uno de nosotros tiene una "visión de vida" - cuyo impacto nosotros esperamos maximizar.  La Torá enseña que cuando la "visión" de uno está estimulada por una conexión con D'os, entonces la habilidad para lograr algo trasciende todos los límites.  Puesto que D'os puede hacerlo todo, todo el éxito depende de Su voluntad.

Sin esta conexión, la habilidad de uno para lograr algo es definida por la limitación humana.  Es por eso que es lógico asumir que muchas metas no son posibles de alcanzar.  

Pero debe ser de esa manera.

Hace un tiempo atrás, yo estaba en una circunstancia inusual en donde tenía que recorrer 16 millas un día sábado.  Puesto que yo no conduzco en Shabat, la única manera de recorrer esas 16 millas era caminando.  Me tomó cinco horas pero lo hice.  Ciertamente hubieron muchos momentos en el camino en los cuales pensé en parar y no seguir adelante.  Mis pies dolían.  Yo quería recostarme en el pasto.  La única cosa que me hacía seguir era el saber que estaba haciendo una mitzvá.  De lo contrario, estoy seguro de que nunca lo hubiese logrado.

La Torá nos dice que cuando Batia (la hija del Faraón) bajó al río Nilo y vió al bebé Moshé flotando en la canasta, "ella estiró su brazo" (Éxodo 2:5).  El Talmud deduce que a pesar de que la canasta estaba en el medio del río, milagrosamente el brazo de Batia creció lo suficiente como para alcanzarla.  Dice el Rebe de Kotzk: esto nos enseña que incluso si una situación parece sin esperanzas, nosotros necesitamos solamente hacer nuestro mejor y más sincero esfuerzo, y si D'os quiere que tengamos éxito, Él seguirá adelante y hará un milagro.

Vivir de acuerdo a la voluntad de D'os nos da la seguridad de saber que cuanto más estemos conectados, más grande será el grado de trascendencia.  Y entonces todo es posible.

Lo Que Depara el Futuro

Este tema es reflejado en la Tierra de Israel hoy en día.  Un país tan pequeño del tamaño de New Jersey está rodeado por 220 millones de árabes, de los cuales muchos están comprometidos a destruir a Israel.  Pragmáticamente, no hay razón para esperar que podamos sobrevivir aquí… a menos que D'os forme parte del cuadro.

Nuestra nación ha visto que D'os puede hacer todo.  Cuando el ejército israelí venció al ejército árabe en unos escasos Seis Días, nosotros supimos claramente que habíamos excedido nuestras limitaciones humanas.  Como dijo David Ben Gurión: "Un judío que no cree en milagros no es realista".

El incidente de los espías tuvo lugar en "tishá beav", el nueve del mes judío Av.  Cientos de años más tarde, la destrucción del primer Templo de Jerusalem ocurrió en Tishá Beav.  Y 500 años después de eso, el segundo Templo fue destruido en Tishá Beav también.  Desafortunadamente, es un tema que se repite en la historia judía: nosotros perdemos la visión de nuestra conexión con D'os, perdemos la brújula, y descendemos a una forma de incriminaciones, excusas y finalmente, suicidio nacional.

Hoy en día, ¿el pueblo judío aún cree en la posibilidad de un sueño nacional o estamos subconscientemente saboteándonos a nosotros mismos en función de atenuar la posibilidad de la desilusión del fracaso?

El tiempo dirá si encontraremos nuestra brújula, nos encarrilaremos y tendremos éxito en construir una conciencia nacional judía que puede enfrentarse a las fuerzas que nos seducen y nos desvían de nuestra visión y nuestro sueño.

Shabat Shalom!!!

 




Tus comentarios:
Nombre
Apellido
EMAIL Dirección obligatorio
Mostrar mi email?
Si   No
Resumen (en una línea):
Comentarios obligatorio

Campo validacion 1+2=:

Judaismo para Hoy en español
Copyright © 1995-2013 Todos los derechos están reservados a judaismohoy.com
Queda prohibida la reproducción de todo el material escrito y dibujos usados en este sito sin la autorización de judaismohoy.com
Por favor no leer el contenido de este sitio en Shabat y en las Fiestas judías



[ CONTACTENOS ]

[Vida Judía]    [Nuestras Fuentes]    [Cocina Judía]    [Festividades]   
[Entendiendo el Judaísmo]    [Para Reflexionar]    [Januca]   
 
 suscripción
 direccion email:
  Clik

Semana a semana
Perlas
Visiones
Brainstorming
Temario semanal
En profundidad
Actualidad
Selecciones
Haftara semanal