Judaismohoy
Buscador . . . . . . . . . . . .
 







Shabat Shalom


La Nueva Hoja Noaj 18
Por. Adaptación Rav Gabriel Guiber



¿QUE ES MAS GRAVE?

“Y Hashem los dispersó sobre toda la faz de la tierra”

(Bereshit 11,9)

Nuestros sabios no se ponen de acuerdo entre dos grandes grupos de pecados, realizados por la humanidad en los primeros tiempos de la Creación: el pecado de la generación del Diluvio y el pecado de la generación de la “Haflaga”. Con uno comienza la perashat Noaj y con el otro se termina. La generación del “Mabul” (Diluvio) pecó en temas que tienen que ver entre un hombre y su compañero, como el robo, el derramamiento de sangre y las relaciones prohibidas. En cambio, la generación de la “Haflaga” (más conocida como la generación de la torre de Babel) pecó muy grave contra Hashem, algo ilógico, ¿a quién se le puede ocurrir declararle una guerra (cuerpo a cuerpo) al Creador? Como si fuera posible…

Si nos preguntan nuestro parecer, ¿cuál de ellos es más grave? Seguramente nos inclinaríamos a decir que el pecado de la generación de la torre de Babel, es el más grave, ya que se puede considerar como renegar terriblemente contra el Creador, mientras que los hombres de la generación del Diluvio, podrían condenarse, simplemente, por ser “ladrones”… o tal vez “asesinos”… Pero pecar directamente contra el Creador, es mucho más grave que pecar contra otra persona, de eso no tenemos dudas…

Sin embargo, cuando vemos el castigo suave con que fue castigada la generación de la “Haflaga” comparado con el castigo tremendo que mereció la generación del “Mabul”, entendemos que Hakadosh Baruj Hu ve el pecado de la generación del Diluvio desde otra perspectiva, no lo ve como nosotros sino como algo mucho más grave.

Y en efecto, Rashi se detiene en el versículo y pregunta: ¿cuál de los pecados es más grave, el de la generación del Mabul o el de la generación de la Haflaga? Unos no pusieron su mano sobre lo principal, y los otros sí pusieron su mano sobre lo principal, como si hubieran pretendido hacer la guerra al Creador. Y unos desaparecieron y los otros no desaparecieron del mundo… La generación del Mabul estaba llena de robo y de peleas entre ellos, y así llegó su perdición, si se habrían comportado con amor y compañerismo entre ellos, como está escrito en la generación de la Haflaga: tenían una sola lengua y una sola palabra. Estudiamos que Hashem odia la discusión y qué grande es la paz…

¿Y por qué los pecados entre un hombre y su compañero son más graves a los “Ojos” de Hakadosh Baruj Hu?

El gaon rabi Aba Shaul Jadad ztz”l, en su libro “Pnei Shaul”, nos lo explica con un ejemplo:

Un rey quiso construir un gran palacio, para darle esplendor a su reino (o tal vez, podríamos decir, para aumentar su soberbia frente a otros reyes). Un palacio que expondría todo el Honor y que sería una muestra del poder de su gobierno.

Llamó a los mejores arquitectos, contrató a los más famosos constructores. Hizo muestras de su poder económico desembolsando enormes sumas de dinero, sin escatimar nada para utilizar los materiales más costosos y exclusivos.

También fue a buscar a los dos más grandes artistas, y pidió a cada uno de ellos que realicen, cada uno, una pintura gigantesca sobre dos paredes muy grandes, una a la derecha del trono real y la segunda a su izquierda. Uno de los artistas era conocido y famoso por sus pinturas que reflejaban hermosos paisajes, que podían hasta cortar la respiración de quien las observaba. El segundo, se dedicaba fundamentalmente, a reproducir figuras vivas, con un profesionalismo increíble…

Dijo el primero: mi señor rey, haré una pintura de un campo extenso, rodeado de una cadena montañosa, con fuentes de agua que lo riegan, donde los ciervos se acercan para saciar su sed…

El rey aceptó la propuesta: muy hermoso…, y miró al segundo…, al que le preguntó: ¿Y tú, qué harás?

-Yo dibujaré a mi señor rey, sentado en su trono real…, contestó, con toda la belleza de sus atuendos y con su espléndida corona en su cabeza…

-Maravilloso, aceptó el rey, harán así y recibirán el pago de la misma mano del rey…

El rey fijó el tiempo de entrega, y ordenó pagarles un anticipo muy generoso, para que santifiquen sus tiempos al trabajo sin ninguna otra preocupación.

Los dos recibieron el dinero, pero en lugar de utilizarlo para trabajar con tranquilidad, se dedicaron a la vagancia y a otras cosas no buenas.

En las noches se emborrachaban y durante los días dormían. De vez en cuando aparecían  por el palacio, con una botella de cerveza en una mano y con un pincel en la otra mano, un sorbo a la botella, y después un toque a sus pinturas, otro sorbo y otro retoque…

El plazo establecido finalizó y el rey estaba tranquilo, seguro de que el trabajo estaría terminado. Puso una fecha para la gran inauguración del palacio, envió invitaciones a todos los reyes, ministros y personas importantes. El mismo hizo una recorrida por el palacio para regocijarse con su belleza.

Pero al ver las pinturas, ¡se horrorizó!

El extenso campo era una mancha uniforme de pintura verde. Los montes que lo rodeaban eran una cuerda torcida, de color marrón tierra.

Volteó su rostro para ver la segunda pintura, y se estremeció. No, no tenía dudas sobre las aptitudes de los artistas. El trono real estaba dibujado con maestría. Se notaba la capacidad de creación, la observación de los detalles, para dibujar un trono que podía “tocarse”. Pero cuando el rey veía la figura sentada sobre el trono, pudo ver como el artista estropeó todo su trabajo. Podía haberle dado importancia y belleza al reino, pero sobre el hermoso trono dibujó una figura monstruosa, algo ridículo, que suponía ser el mismo rey…: unos agujeros negros en el lugar de los ojos, una línea torcida suponía ser la boca… resultaba muy fácil imaginar la desesperación, y el enojo del rey…

Furioso, se sentó en su trono: envió soldados para buscar al creador del paisaje, al que obligó a devolver el dinero que se le pagó por adelantado. Y otro grupo de soldados que atraparían al segundo artista, para cortarle la cabeza…

El rey vio que sus servidores estaban dudando: ¿qué pretenden decirme?, les preguntó el rey. Y un grupo preguntó: los dos artistas fallaron en sus trabajos, ninguno de los dos cumplió con la voluntad de nuestro señor rey, ¿por qué el rey se apiada de uno y decreta la muerte del otro?

Contestó el rey: ¿acaso no entienden? Uno de ellos no hizo mi voluntad, y lo perdono, siempre y cuando devuelva el dinero, como si no hubiera hecho nada. Pero el otro, despreció el honor del reino. Se burló de la investidura del rey. Toda persona que pase por aquí podrá ver su trabajo y se reirán y se burlarán de la figura que dibujó. Y todos dirán: ¿ésta es la representación del rey? No se puede perdonar semejante falta…

Cuando una persona peca contra su Creador, de modo que solamente Hashem reconoce su pecado, Hashem podrá darle otra oportunidad, ya que Su Bondad no tiene límites, o gracias a algún mérito que exista en las manos del hombre.

Pero cuando roba o hace un daño a su compañero que se hace público, está despreciando el reino del Creador, ya que “querido el hombre que fue creado a Su Semejanza”, “porque a Semejanza de Hashem fue hecho el hombre”. Por eso la acusación es mayor, y terrible el castigo, Jalila. Como ya fue dicho: sobre los pecados entre un hombre y su compañero Iom Hakipurim no perdona, hasta que el compañero acepte el perdón.

 

Traducido del libro Otzaroteinu.

Leiluy Nishmat 

Israel Ben Shloime   z”l 

Lea (Luisa) Bat Rosa    Aleha Hashalom

Iemima Bat Abraham Avinu    Aleha Hashalom




Tus comentarios:
Nombre
Apellido
EMAIL Dirección obligatorio
Mostrar mi email?
Si   No
Resumen (en una línea):
Comentarios obligatorio

Campo validacion 8+2=:

Judaismo para Hoy en español
Copyright © 1995-2013 Todos los derechos están reservados a judaismohoy.com
Queda prohibida la reproducción de todo el material escrito y dibujos usados en este sito sin la autorización de judaismohoy.com
Por favor no leer el contenido de este sitio en Shabat y en las Fiestas judías



[ CONTACTENOS ]

[Vida Judía]    [Nuestras Fuentes]    [Cocina Judía]    [Festividades]   
[Entendiendo el Judaísmo]    [Para Reflexionar]    [Januca]   
 
 suscripción
 direccion email:
  Clik

Semana a semana
Perlas
Visiones
Brainstorming
Temario semanal
En profundidad
Actualidad
Selecciones
Haftara semanal