Judaismohoy
Buscador . . . . . . . . . . . .
 







Vida judía


Un gran milagro bajo la lluvia.
Por. Editores de judaismohoy



Salvando una vida de una forma inusual:

La semana pasada Hedva Yadler casó a su hija bemazal tov. Después de la boda, de regreso a su casa, se le presentó una situación inconcebible que en la cual logró, con la gracia del cielo, salvar la vida de un bebé recién nacido en un automóvil en medio de la carretera.

El relato de lo que sucedió, salió publicado en el periódico "Kikar haShabat", y logró emocionar a todos los que lo leyeron y escucharon la historia.

Este acontecimiento nos demuestra la Divina Providencia que nos brinda el Creador del Mundo, como Se asegura de que se encuentren las persona correctas, en el lugar correcto y en el momento adecuado.

El jueves a las 2:00 de la madrugada, terminaba la fiesta con alegría y felicidad. Otra fotografía, otro ángulo, en otras palabras, otro retraso y otro retraso… nadie entendía por qué el tiempo se hacía cada vez más y mas largo.

Al finalizar la tediosa filmación y las fotografías, los novios salieron del salón de fiestas en la ciudad de Modi'in Ilit con la mamá de la novia, para dirigirse a sus casas en Jerusalén. Pero en el camino, en la Ruta 443, llovía muy fuerte y la marcha comenzó a hacerse muy lenta.

Cuando llegaron al puesto de control militar de Ofer, la madre de la novia, notó un auto mal estacionado al costado del camino con sus luces intermitentes prendidas.

Hedva, la madre de la novia, que recientemente se había recibido de partera, tuvo un sentimiento interno inexplicable y se le ocurrió que ¡posiblemente dentro del auto puede haber una mujer dando a luz!

Entonces Hedva, quien acababa de salir del salón de fiestas, después de toda la presión y los rezos, con toda la alegría del evento, con su cabeza y su corazón ocupados con los recuerdos de la boda, decidió bajarse del auto en la lluvia torrencial para averiguar qué estaba pasando en ese auto, el porqué de la angustia y la emergencia. Se acerco al guardia y le preguntó… la respuesta fue muy brusca…

"En el auto hay una mujer que está a punto de dar a luz”

La madre de la novia se apresuró a estacionar su vehículo en un lado de la carretera, dejando a los novios en el auto. Rápidamente se dirigió a donde estaba estacionado el vehículo y cuando llegó se encontró con una escena terrible y escalofriante. En el asiento trasero estaba la parturienta, sosteniendo a su hijo recién nacido, que tristemente estaba sin aliento, sin pulso ni respiración.

Hedva no perdió su compostura y comenzó a actuar de inmediato.

Le ordenó al padre llamar a los servicios de emergencia para que manden una ambulancia y tambien que prenda inmediatamente la calefacción del auto.

Paralelamente, comenzó a realizar actividades de CPR –resucitación cardio pulmonar- en el recién nacido, comenzando a masajear el pequeño corazón; pero los segundos pasaban  y no había respuesta alguna...

Mientras tanto, en su auto, el novio, la novia y el resto de la familia comenzaron a recitar salmos por la madre y su bebe, aunque realmente no sabían lo que estaba sucediendo en el auto.

En medio de los masajes cardíacos, una idea se le paso por la mente a Hedva, pensó que el problema podría ser causado por el meconio, excrementos fecales del feto, que fueron aspirados en sus vías respiratorias. Pero como no tenía el equipo adecuado para hacer la extracción, empezó a aspirar el material viscoso. Comenzó a succionarlo con su boca sobre la boca del recién nacido, así lo hizo varias veces, hasta que finalmente comenzó a ver en el pequeño signos de vida.

Al principio, un ligero movimiento en la mano, luego un movimiento en los músculos de la cara, sentía como un poco de aire entraba en sus pequeños pulmones y... de repente un llanto, ¡el bebé comenzó a llorar! el ansiado llanto que tanto esperaban.

Todo el evento duró unos pocos minutos que parecieron una eternidad. Para cuando llegó la ambulancia de rescate, Gracias a Di-s el bebé ya había vuelto a la vida.

La partera inmediatamente comenzó a calentar el cuerpo del bebe mientras lo colocaba cerca de su feliz madre.  El bebe renació por segunda vez en pocos minutos. Al mismo tiempo Hedva le prestó asistencia a la nueva madre.

El equipo de paramédicos que llegó a la escena no tuvo nada más que hacer que trasladar a la madre con su bebé, en condiciones estables, al hospital.

Fue solo después de que la nueva madre y su bebé fueron llevados al hospital, que Hedva, la madre de la novia, comenzó a reaccionar y comprender lo que había pasado recientemente en el camino de regreso de la boda y por que todo ese atraso con el fotógrafo.

¿Cómo se había dado cuenta de una forma milagrosa, en medio de una lluvia torrencial, que había un automóvil mal estacionado, y cómo le surgió la idea de ofrecer ayuda? Cómo comprendió de repente la compleja situación y pudo extraer el material que estaba atorado dentro de las vías respiratorias del bebe. Hedva comenzó a tomar conciencia de la inmensa ayuda del cielo que recibieron para poder salvar la vida de ese bebé.

Ella no podía pedir un final tan emocionante para un día tan emocionante.

 

 




Tus comentarios:
Nombre
Apellido
EMAIL Dirección obligatorio
Mostrar mi email?
Si   No
Resumen (en una línea):
Comentarios obligatorio

Campo validacion 4+1=:

Judaismo para Hoy en español
Copyright © 1995-2013 Todos los derechos están reservados a judaismohoy.com
Queda prohibida la reproducción de todo el material escrito y dibujos usados en este sito sin la autorización de judaismohoy.com
Por favor no leer el contenido de este sitio en Shabat y en las Fiestas judías



[ CONTACTENOS ]

[Vida Judía]    [Nuestras Fuentes]    [Cocina Judía]    [Festividades]   
[Entendiendo el Judaísmo]    [Para Reflexionar]    [Januca]   
 
 suscripción
 direccion email:
  Clik

Semana a semana
Perlas
Visiones
Brainstorming
Temario semanal
En profundidad
Actualidad
Selecciones
Haftara semanal