Judaismohoy
Buscador . . . . . . . . . . . .
 







Shabat Shalom


La Nueva Hoja Nueva -PERASHAT Truma-19
Por. Adaptación Rav Gabriel Guiber



בס”ד

¿PARA QUE VINIMOS AL MUNDO?

“de cada hombre cuyo corazón lo impulse a dar” (Shemot 25,2)

La palabra “Ish” (hombre) parece sobrante, puede escribirse “de todo el que su corazón lo impulse a dar”. Porque, ¿de quién estamos hablando?, seguro, de los hombres que estaban allí…

Pero, dijo rabi Shimon Bar Iojai, en el Zohar Hakadosh: de todo hombre, de todo el que es llamado hombre, del que se fortalece sobre su instinto. Porque todo el que se fortalece sobre su Ietzer es llamado hombre…

Son palabras puntuales, afiladas. La persona que está gobernada por su instinto, es, simplemente, un trapo de piso, no es un hombre. Un animal se mueve por instinto. Un hombre, gobierna sobre su instinto. Como está escrito: te fortalecerás, y serás un hombre… Vamos, entonces, seamos hombres…

Encontramos este relato en la Guemara (Berajot 18b), sobre un hombre piadoso, rabi Iehuda hijo de rabi Ilai (Baba Kama 103b), que era muy, pero muy pobre (Nedarim 49b), que entregó una moneda de oro (un dinar) a un pobre, en la víspera de Rosh Hashana de un año de pobreza (sin lluvias), cuando los granos de trigo se vendían a precios muy altos.

Esto provocó el enojo de la esposa, y tuvo que ir a dormir al cementerio. Allí escuchó dos espíritus (de dos mujeres) que hablaban entre sí. Una le dijo a su compañera, escuché que a todo el que siembre en el primer cuarto del mes, el granizo arruinará su siembra.

¿Qué hizo este hombre? Sembró en el segundo cuarto. Todos los campos se arruinaron, sólo el suyo se mantuvo en pie.

Y así dijeron nuestros sabios (Guitin 7a): si un hombre ve que su sustento disminuye, que aumente en Tzedaka (caridad), y así no volverá a ver síntomas de pobreza. Como estableció el Rambam (Halajot Matanot Aniim 10,2), que el hombre nunca se niegue a dar Tzedaka, y ninguna cosa lo dañará, como está escrito (Ieshaia 32,17): y la acción de Tzedaka será Shalom (paz)…

Es necesario entender, por qué este hombre entregó esa moneda (el dinar), lo que al parecer eran todos sus ahorros, y debido a esto provocó el enojo de su esposa. ¿Por qué entregó esta moneda justamente en la víspera de Rosh Hashana? Y más, cuando se venía un año de pobreza, y sabemos que siempre “mi vida está primero”… Y también está dicho que cuando la persona da caridad, que nunca debe dar más de un veinte por ciento de sus ingresos…

Escribió el “Bnei Issajar” ztz”l (Maguid Taaloma), que el hombre sabía que el sustento del hombre se establece desde Rosh Hashana, como dice la Guemara (Betza 16a), y al día siguiente sería Rosh Hashana, y le designarían el sustento para el próximo año.

¿Para qué debía de guardar dinero en la víspera de Rosh Hashana para el día siguiente? Por el contrario, si hoy daba más caridad, por el mérito de esta buena acción, recibiría una bendición mayor para el próximo año…

Y más, de acuerdo a lo que escribió el “Avodat Israel” (al final de la perashat Noaj) que a toda persona le calculan cuánta Tzedaka dio durante el año y se utiliza dicho cálculo para fijar el sustento para el próximo año. Y esto tiene su origen en el “Col Bo” que sugiere dar una “gran Tzedaka” en la víspera de Rosh Hashana. Y no hay duda de que el dinar en un año de pobreza es una gran Tzedaka…

Un hombre fue a pedir una bendición al “Mekubal”, rabi Mordejai Sharabi ztz”l. Le habían dado fecha para operarlo debido a un “crecimiento” en su pulmón, y se acercó a pedir una bendición para que la operación resulte exitosa. Traía consigo las radiografías, para mostrarlas al rab. El rab miró las placas frente a una lámpara, y dijo: yo no veo ningún “crecimiento”. La mancha que se ve allí es un coágulo de sangre. Si te comprometes a dar caridad por un valor de doce mil liras, el coágulo se disolverá por sí solo y no tendrás la necesidad de operación alguna…

Ese mismo día el hombre dio en Tzedaka la suma que le indicó el rab, que fue derivada de inmediato para distintos establecimientos y personas que estaban muy necesitadas de ayuda. Al día siguiente se internó en el hospital en vista a la operación.

Le hicieron una nueva placa, para verificar su estado y descubrieron que el pulmón estaba completamente limpio. Del hospital se dirigió directamente a la casa del rab, para agradecerle por la maravillosa salvación.

Dijo el rab: del Cielo decretaron que debías pagar doce mil liras a los doctores y por los medicamentos. Cuando utilizaste esa suma para Tzedaka, se anuló el decreto…

Y es conocido el relato:

Cuando el “Imre Jaim” Miviznitz visitó los Estados Unidos, el gaon y piadoso, rabi Shlomo Kahana ztz”l se presentó ante él quejándose de los tremendos sufrimientos que le provocaban los cálculos en sus riñones. Los médicos dijeron que no podían operarlo, pero él dudaba del diagnóstico. Los médicos argumentaban que, debido a los variados problemas de salud que tenía, resultaba muy peligrosa una operación. El rebe estaba allí con el fin de recaudar fondos para sus establecimientos de enseñanza de Tora, entonces, el rab Kahana le sugirió: si aporto una cantidad mensual para sus institutos, ¿el rebe me garantiza que no tendré que operarme?

El rostro del rebe enrojeció como el fuego, y afirmó: ¡acepto!

Pasaron los años y rabi Shlomo subió a la tierra de Israel. Se fue a vivir al barrio de Viznitz. Cuando falleció el “Imre Jaim” conversó preocupado con su tío, el gaon y justo rebi Meir Maguid ztz”l: ¿qué será del “acuerdo” que hice con el rebe?

Le contestó: ¿cuál es la pregunta? Los institutos de enseñanza siguen funcionando, y tú deberás seguir con tus aportes, y el convenio se mantendrá como hasta ahora…

Pasó un tiempo y tuvieron que internar de urgencia a rabi Shlomo. El rebe, el “Ieshuot Moshe” ztz”l preguntó: ¿qué tiene?

Y contestaron: los médicos sospechan que el problema está en los riñones…

Respondió el rebe con energía: el problema no está en los riñones. Sus riñones están asegurados…

La regla: los faltantes, sus consecuencias, los sufrimientos, etc., etc., todo está decretado y establecido desde Rosh Hashana. Dichoso quien deriva todo los decretos hacia la Tzedaka y el Favor, la Tora y los preceptos.

Y como ya remarcamos, todo el año es propicio para dar Tzedaka, pero cuando llega Rosh Hashana, sabemos que todos los sufrimientos que tuvimos fueron decretados el año anterior, y en esta fecha, se establecerá el sustento que recibiremos para el próximo año, por eso, la víspera de Rosh Hashana es un tiempo especial para la Tzedaka, porque la recompensa se duplica…

Y durante todo el año, todo lo que derivamos a la Tzedaka y a todo lo relacionado con la Tora y los preceptos, aportará más méritos para el próximo Día del Juicio.

 

 

Traducido del libro Mekorvan Latora.

 

 

Leiluy Nishmat

Israel Ben Shloime   z”l

Lea (Luisa) Bat Rosa    Aleha Hashalom

Iemima Bat Abraham Avinu    Aleha Hashalom

 




Tus comentarios:
Nombre
Apellido
EMAIL Dirección obligatorio
Mostrar mi email?
Si   No
Resumen (en una línea):
Comentarios obligatorio

Campo validacion 3+1=:

Judaismo para Hoy en español
Copyright © 1995-2019 Todos los derechos están reservados a judaismohoy.com
Queda prohibida la reproducción de todo el material escrito y dibujos usados en este sito sin la autorización de judaismohoy.com
Por favor no leer el contenido de este sitio en Shabat y en las Fiestas judías



[ CONTACTENOS ]

[Vida Judía]    [Nuestras Fuentes]    [Cocina Judía]    [Festividades]   
[Entendiendo el Judaísmo]    [Para Reflexionar]    [Januca]   
 
 suscripción
 direccion email:
  Clik

Semana a semana
Perlas
Visiones
Brainstorming
Temario semanal
En profundidad
Actualidad
Selecciones
Haftara semanal