Judaismohoy
Buscador . . . . . . . . . . . .
 






48 caminos


Camino # 3:Dilo en Voz Alta
Por. Rav Noaj Weinberg ztz"l



Camino #3

Dilo en Voz Alta

"Arijat sefataim" literalmente significa "arréglalo en tus labios". Los Sabios nos alientan a vocalizar lo que sabemos. Las palabras son muy poderosas y ayudan a que nuestras ideas penetren en nuestra conciencia.

El judaísmo tradicional nos enseña que el lenguaje es el medio por el cual el cuerpo y el alma se unen. La vocalización conecta el abismo existente entre las demandas del cuerpo y las nociones sublimes del alma.. Lo que sale de la boca de una persona tiende a indicar la mezcla presente de su cuerpo y su alma.

Las acciones pueden ser engañosas porque no necesariamente conllevan una intención, pero las palabras son "balas" porque indican de una manera más real lo que una persona está pensando.

Para poder adquirir mayor sabiduría, la persona necesita vocalizar lo que aprende. Vocalizar nuestras ideas también nos ayuda a tener una perspectiva sobre lo que pensamos. ¿Cuántas veces encontramos defectos en nuestro pensamiento al hacer una pregunta o dar una respuesta? Estos son defectos que no hubiéramos podido notar a no ser por la vocalización. Vocaliza lo que piensas, lo que aprendes y lo que sabes sobra la vida.

 

Estudia en Voz Alta

Venimos de una sociedad en donde se estudia en silencio. Si vas a la biblioteca de una universidad, el silencio es la regla para estudiar. "Shhh". Sin embargo, si vas al lugar de estudios de una ieshivá te sorprenderías de lo ruidoso que es. La gente frecuentemente pregunta: "¿Cómo pueden esas personas aprender algo con tanto ruido?!".

Hay algo en el estudio de Torá que hace que la gente quiera cantar, un cierto ritmo que cuando te conectas, te lleva más profundamente en tu estudio.

Lo que sea que estés leyendo - inclusive que sea un periódico - léelo en voz alta. Vas a disfrutar de un mayor entendimiento y retendrás más las ideas leídas. Eventualmente, te acostumbrarás y verás cómo es mucho más fácil concentrarte cuando estás leyendo en voz alta.

 

Toma Decisiones Difíciles en Voz Alta

No hay nada mejor que la vocalización para ayudarnos a desarrollar las conclusiones adecuadas para tareas importantes. De alguna forma, cuando decimos las cosas que pensamos en voz alta, los pensamientos se graban en la piedra. Por ejemplo, en iom kipur, el vidui (la confesión) se dice en voz alta.

Sentimos una cierta responsabilidad de hacer lo que hemos dicho, mucho más grande que cuando solamente lo hemos pensado.

 

Los Principios de Tu Vida

¿Para qué piensas que estás viviendo? ¿Cómo te afectan esos pensamientos?

¿Qué dices sobre la razón por la cual vives? ¿Cómo te afecta?

Decir en voz alta lo que crees, es una manera muy efectiva de ver si realmente crees en tus principios de vida, y si verdaderamente los llevas a cabo.

Cuando tienes un problema con una pregunta que necesitas resolver, repasar los pros y los contras en voz alta te ayudará a entender cuáles son las dificultades. Si lo dices en voz alta y lo escuchas, puedes ver las deficiencias. La gente paga mucho dinero para escucharse a si mismo, es decir yendo a psicólogos.

Hablar sobre ti mismo te ayudará a hacer lo que sabes que debes hacer. Desarrolla una plática animada. Háblale a una grabadora - escucha como suena tu voz, observa si realmente lo crees o no. En la noche dite a ti mismo: "Mañana, voy a saltar de la cama con felicidad", o "No me voy a enojar". Date razones - te va a ayudar a lograr lo que quieras hacer.

Todos queremos ser felices, exitosos y alcanzar nuestro potencial. Dilo en voz alta: "Quiero ser bueno". Repítelo a ti mismo así como a tus amigos.

Antes de ir a un ambiente amenazador repite muchas veces tus valores básicos, te ayudará a estabilizarte.

Vocalizar tus bendiciones en la vida también te permitirá sentirte más agradecido por ellas. Una persona puede darse ánimos a si mismo al hablar de lo que tiene. Es una herramienta muy poderosa para controlar el nivel propio de felicidad y es un aspecto muy importante del rezo judío.

 

Repasa Eventos en Voz Alta

Vocaliza los eventos de tu vida. Después de una boda, un funeral o después de visitar a un enfermo, di en voz alta: "¿Qué aprendí de esto?", lucha por entender las experiencias antes y después de que las has vivido. Esto hace que los eventos sean una parte mucho más integral de tu vida diaria. Esta es la forma de tener control sobre tu vida.

 

Resuelve Tus Problemas en Voz Alta

Los problemas que se quedan en nuestras mentes muchas veces pueden quedarse irresueltos. Pero al vocalizar y escuchar el problema con nuestros oídos puede ayudarnos a llegar a la raíz del problema. Cuando una persona tiene que vocalizar un problema, está forzado a encontrar la mejor manera de describirlo. Esto trae como resultado un mayor entendimiento de una idea y una respuesta. De hecho, eres capaz de jugar dos roles al mismo tiempo; el de maestro y el de alumno.

Especialmente cuando son decisiones importantes, escribe los pros y contras, y luego dilos en voz alta.

 

Escríbelo

Otra herramienta que ayuda a vocalizar una idea o un problema es escribirlo en detalle. Esto es también un gran compromiso si se te es difícil hablar en voz alta contigo mismo. Todos necesitamos un tornavoz, y un diario siempre ha sido muy exitoso.

Una de las razones para esto es que pensar es sólo el principio del proceso de resolución. Para tomar decisiones con seguridad uno debe saber que estas decisiones son, de alguna manera, objetivas. Hablar lo que hemos escrito nos provee un nivel de objetividad y una perspectiva que, para mucha gente, es muy difícil de alcanzar.

 

Convierte Tus Metas en Lemas

El lema siempre ha sido una manera muy buena de resumir nuestros pensamientos conllevando rápidamente y convincentemente un mensaje importante. La mercadotecnia depende de estos lemas para hacernos recordar el producto.

Esta técnica tiene su mejor aplicación al ayudarnos a tener claridad acerca de lo que nos motiva, lo que queremos de la vida cuando estamos cansados, confundidos, o ambos. Los lemas nos inspiran y nos ayudan a intentar seguir tratando cuando estamos por darnos por vencidos.

Pregúntate a ti mismo: "¿Para qué vivo?" y después pon tu respuesta en un lema que se grabará en tu mente. Antes de intentar cualquier cosa pregúntate: "¿Qué busco lograr?" y después conviértelo en un lema. Esto te permitirá estar consciente todo el tiempo.

Por ejemplo, el pueblo judío tiene un lema muy famoso: "Escucha Israel, el Señor es tu D-os, el Señor es Uno". Esta afirmación es más que un rezo - es un recordatorio para el judío de que la vida es demasiado preciosa como para desperdiciarla, y que hay un propósito elevado en la vida.

El lema del rey David era: "Ivdú et Hashem Besimjá" - sirvan a D-os con alegría (Salmos 100:2).

Los "48 caminos" son también lemas que los Sabios han desarrollado.

Otros lemas judíos son:

"Es una mitzvá estar siempre contento".

"El mundo está mantenido por tres cosas: La Torá, el rezo y la bondad humana".

"Gam zu letová" - "Esto también es para bien".

"D-os me ama".

"D-os es bueno".

"El exterior afecta mi interior".

"¿Para qué fui creado y qué voy a hacer al respecto el día de hoy?".

Di estas cosas en voz alta una y otra vez.

 

Manten un Diálogo

Una vez que te acostumbras a vocalizar conceptos, usa el poder de la palabra para actuar como tu "diablito" interior. Por ejemplo:

"Espero trabajar en mi proyecto más tarde".

"Seguro que lo harás! Eso es lo que siempre dices! La última vez dijiste lo mismo, pero ¿acabaste al final el proyecto?".

"No. Fue porque me sentí muy cansado a las 10 de la noche".

"Excusas, excusas! Mejor trabaja en el proyecto ahora mismo, porque de otra manera vas a acabar por no hacerlo otra vez!".

La idea no es volverte loco, o hacer que otros piensen que estás al borde de la locura. La idea es sacar a la superficie tus racionalizaciones, para que puedas tener una visión más clara de tu realidad. Es una manera de tralas diferentes "partes" de ti y hacerlas trabajar en unidad, eliminando los obstáculos que te impiden salir adelante.

 

Evita el Uso Erróneo de Palabras

Hablarte a ti mismo es obtener poder y lo puedes utilizar para bien o para mal. De la misma forma que puede elevarnos e inspirarnos, el habla negativa es insidiosa y tiene una manera de afectarnos en niveles inconscientes. Las palabras son balas - puedes construirte o romperte completamente.

Ten cuidado de las palabras contraproductivas. No digas "No soy bueno", "Soy estúpido", "No entiendo". Antes de darte cuenta empezarás a creerlo.

Con tus amigos, especialmente, ten cuidado de cómo dices las cosas.

Asegúrate de nunca decir palabras desalentadoras a tu pareja e hijos.

Nunca digas "no puedo". Porque entonces no podrás, inclusive si pudieras.

 

¿Porque el "Decir las Cosas en Voz Alta" es un Ingrediente de la Sabiduría?

- Te ayuda a concentrarte para que no te duermas.

- Te ayuda a clarificar tus ideas.

- Entre más sentidos involucres, más impresión causará en ti.

- Lo que dices es una expresión de lo que eres.

- Es un sistema de retroalimentación.

- El lenguaje es el puente por el cual el cuerpo y el alma se unen.

Biografía del autor:

Rav Noaj Weinberg fue el fundador y director de Aish HaTorah Internacional. Por más de 40 años con sus programas educacionales atrajo a cientos de miles de Judíos de vuelta a su herencia.

Que la lectura de este artículo sea un mérito para elevar su alma.





Tus comentarios:
Nombre
Apellido
EMAIL Dirección obligatorio
Mostrar mi email?
Si   No
Resumen (en una línea):
Comentarios obligatorio

Campo validacion 7+2=:
 
 suscripción
 direccion email:
  Clik

Semana a semana
Perlas
Visiones
Brainstorming
Temario semanal
En profundidad
Actualidad
Selecciones
Haftara semanal

 

Judaismo para Hoy en español
Copyright © 1995-2021 Todos los derechos están reservados a judaismohoy.com
Queda prohibida la reproducción de todo el material escrito y dibujos usados en este sito sin la autorización de judaismohoy.com
Por favor no leer el contenido de este sitio en Shabat y en las Fiestas judías



[ CONTACTENOS ]

[Vida Judía]    [Nuestras Fuentes]    [Cocina Judía]    [Entendiendo el Judaísmo]   
[Cocina Judía]    [Festividades]    [Para Reflexionar]    [Januca]   
[Para Reflexionar]