Judaismohoy
Buscador . . . . . . . . . . . .
 






48 caminos


Camino # 27: La felicidad
Por. Rav Noaj Weinberg ztz"l



Puedes tenerlo todo y seguir siendo miserable. O puedes tener relativamente poco y sentirte muy rico. La felicidad es un estado de ánimo. Utiliza herramientas para obtenerla.

CAMINO #27

Una vez un joven vino a visitarme en Jerusalem. Tenía una predisposición inusual hacia la felicidad, así que le pregunté cuál era su secreto, y me contestó:

“Cuando tenía 11 años, recibí un regalo de felicidad de D'os.”

“Estaba andando en mi bicicleta cuando de repente un fuerte viento me tiró al suelo y un camión venía en camino. El camión pasó por encima mío y me cortó la pierna. “Mientras estaba acostado sangrando, me di cuenta de que tendría que vivir el resto de mi vida sin una pierna. Qué deprimente! Pero luego me di cuenta de que el estar deprimido no me regresaría mi pierna. Entonces decidí desde ese momento, no perder mi vida, viviendo sin esperanza.”

“Cuando mis padres llegaron al hospital estaban impactados y por demás afligidos. Entonces les dije:

"Yo ya me adapté. Ahora ustedes también tienen que acostumbrarse a esto".

“Desde ese momento, veo a mis amigos enojarse por cosas insignificantes: el autobus llegó tarde, tuvieron una mala calificación en la escuela, alguien los insultó. Mas yo, sólo disfruto de la vida”.

A la edad de 11, este joven obtuvo la claridad para entender que es una pérdida de energía enfocarse en lo que a uno le falta. La clave de la felicidad es disfrutar lo que uno ya tiene.

¿Suena simple, no?

El camino número 27 de los 48 caminos es "Sameaj Ve Jelkó" que literalmente significa “satisfecho con su porción”. La felicidad se puede obtener. Entonces ¿por qué hay tanta gente infeliz? Porque carecemos de las herramientas adecuadas.

LA FELICIDAD ES UN ESTADO MENTAL

La sociedad occidental comúnmente percibe la felicidad como el resultado de lo que logras y adquieres.

“Toda mi vida mejoraría si tuviera un coche nuevo…”.

“Sólo necesito un mejor trabajo y entonces podré relajarme y ser feliz”.

“Si conociera a la mujer indicada…”.

Obtienes el coche y ¿qué pasa? Durante toda una semana te sientes en las nubes. Después regresas a tu infelicidad.

¿Suena familiar?

La felicidad no es una ocurrencia. La felicidad es un estado mental. Puedes tenerlo todo en el mundo y seguir siendo miserable. O puedes tener relativamente poco y sentir una felicidad ilimitada.

El Talmud dice: “¿Quién es rico? Aquel que aprecia lo que tiene”. (Pirkei Avot 4:1).

Es por eso que en los rezos matutinos empezamos agradeciéndole a D'os por lo simple y obvio:

Gracias D-os, por darme la vida.

Gracias D-os que puedo ver.

Gracias D-os que puedo usar mis manos y piernas.

Gracias D-os que puedo pensar.

Una vez que manejes el arte de la apreciación, es decir, valorar y conscientemente disfrutar de lo que ya tienes, entonces siempre estarás feliz.

HAZ TUS PROBLEMAS INSIGNIFICANTES

Estás parado en el piso 70 del Empire State Building, mirando la vista. De repente un corpulento hombre bruscamente pasa a tu lado, se acerca a la ventana, la abre y anuncia su intención de saltar.

Tú le gritas: “Detente! No lo hagas!”.

La corpulenta figura posada en la ventana se voltea y te dice: “Intenta detenerme y te llevo conmigo!”.

“Umm, no hay problema Señor. Tenga un viaje seguro. ¿Quiere decir sus últimas palabras?”.

Te dice: “Déjame contarte mis problemas. Mi esposa me dejó, mis hijos no me hablan, perdí mi trabajo y mi tortuga murió. ¿Para que seguir viviendo?”.

De repente tienes un momento de inspiración.

“Señor, cierre sus ojos por un minuto e imagínese que es ciego. No puede apreciar colores, panoramas, niños jugando, campos, flores, la puesta del sol. Ahora imagínese que de repente ocurre un milagro. Abre sus ojos y su visión ha sido restaurada! ¿Va a saltar o va a pasear durante una semana y disfrutar de las imágenes?”.

“Me quedaría una semana”.

“Pero que le pasó a todos los problemas?”.

“Ah, creo que no son tan malos. Finalmente, puedo ver!”.

Un ojo vale por lo menos 5 millones de dólares. Tienes dos de ellos eres rico!

Si realmente apreciaras tus ojos, las otras cosas serían nada en comparación.

Sin embargo si todo lo das por sentado, entonces nada en la vida te va a dar alegría.

CONCEPCIONES ERRÓNEAS EN LA BÚSQUEDA DE LA FELICIDAD

1. “Una vez que conozca las herramientas para ser feliz, entonces funcionará como magia”.

No esperes que los resultados vengan automáticamente. Es posible intelectualmente comprender cómo adquirir la felicidad, mas no ponerla en práctica.

De hecho, muchas personas pueden escoger estar cómodos e ser infelices, en lugar de soportar la incomodidad de cambiar sus hábitos.

Así como para aprender cualquier destreza nueva necesitas esfuerzo, tienes que invertir mucho esfuerzo para lograr una verdadera felicidad.

2. “Si me conformo y estoy satisfecho con lo que tengo, voy a perder la motivación de lograr más”.

La felicidad no te absorbe energía, por el contrario te da más!

Pregúntale a una persona feliz: “Tengo un bote. ¿Quieres ir a pescar?”.

Te responderá: “Claro, vamos!”.

Ahora pregúntale a alguien deprimido: “¿Vamos a pescar?”.

Te responderá: “Estoy cansado. Tal vez mañana. Además.. probablemente llueva!”.

La gente feliz es ambiciosa y llena de energía. Nunca hay suficiente tiempo para hacer todo lo que quieren hacer.

3. "La felicidad es opcional. Si quiero estar deprimido es mi elección".

Un bello domingo en la tarde. Estás en el parque haciendo un Picnic con los amigos. De repente, el ambiente se hecha a perder por una persona que empieza a reclamar: “¿A quién se le ha olvidado los tenedores? Hace demasiado calor como para jugar Volleyball. Ya me quiero ir a casa”.

Tienes una obligación de estar feliz cuando tu estado de ánimo está afectando negativamente a los demás. No les arruines su diversión.

Todos tratamos de poner una cara de felicidad cuando estamos en una fiesta. Pero ¿qué tal cuando estamos en casa, o con nuestros hijos? O ¿cuando llegamos a la oficina un lunes en la mañana?

Ser feliz es ser considerado con las personas a nuestro alrededor.

EL PLACER DIARIO CUENTA

Para empezar a apreciar la vida, recuerda algunas de las cosas con las que estas extremadamente agradecido y cuéntalas cada mañana durante un lapso de un mes. Ej. tus ojos, tus manos, tus hijos, tu gato.

Fija un tiempo cada día para contemplar estos placeres. Siente gratitud por ellos. Este ejercicio puede cambiar el estado de ánimo - inclusive del más miserable dentro de nosotros:

La próxima vez que visites a tu tía (a la que le encanta siempre quejarse), dile respetuosamente:

“Tía, vine hoy a sufrir contigo. Pero antes de que suframos, es justo que también me compartas tus primeros 5 placeres que has tenido el día de hoy”.

“No tuve placeres”.

“Tía, ¿tuviste café para el desayuno?”.

“Sí”.

No la dejes con esta simple contestación. Trata de que comparta contigo el placer.

“¿Era dulce?, ¿Estaba caliente? ¿El aroma era persistente? ¿Te dio energía?". (seguro que querrá quejarse pues para eso te invitó).

“Está bien, estuvo dulce y rico”.

“Muy bien tía, ahora cuéntame otros cuatro placeres más!”.

“No tuve ninguno más”.

“¿Te lavaste la cara al levantarte? ¿Fue placentero? ¿El agua estaba caliente? ¿Fue refrescante?”.

Ayúdala de esta manera, con otro más.

Después de que te describa los 5 placeres, sus quejas no van a estar tan mal.

Para trabajar realmente en esto, siéntate con tu pareja (o compañero de cuarto) cada noche y hablen sobre un placer que cada uno tuvo en el día. Al final, vas a tener un compañero de cuarto más feliz!

Incorpora esto a tu rutina familiar para que tus hijos puedan apreciar sus placeres diarios.

LA HORA DE LA FIESTA DE LAS BENDICIONES

El siguiente ejercicio es más sofisticado.

Toma una hora y escribe todo sobre lo cual estás agradecido.

Mucha gente vuela en los primeros 15 minutos. Los siguientes 15 minutos la pluma se mueve más lentamente. Los siguientes se hacen más difíciles, pero puedes hacerlo si incluyes tus pestañas y tus calcetines…

Los últimos 15 minutos van a ser muy dolorosos.

Una vez que la lista este completa, aumenta una bendición diariamente.

El poder de este ejercicio es claro: tienes que estar consciente de todas tus bendiciones para que puedas apreciar las bendiciones que se te presenten en un futuro.

PRIORIDAD EN TUS BENDICIONES

Para realmente mejorar tus habilidades y convertirte en un experto apreciador, dale prioridad a cosas en tu lista.

¿Qué es más valioso? ¿Tus manos o tus pies?

¿Ojos u orejas?

¿El sentido del gusto o del tacto?

Comparar cada placer te fuerza a tener presentes las sutilezas de los diferentes aspectos de cada placer. Y cuantificas lo que cada placer te da.

Sigue este ejercicio y trabájalo diariamente. Tu gratitud va a seguir creciendo, construyendo así los fundamentos para una vida llena de felicidad.

¿POR QUÉ LA “FELICIDAD” ES UN CAMINO PARA ADQUIRIR SABIDURÍA?

La felicidad es energía y poder para vivir.

Enfócate en lo que tienes y siempre vas a ser feliz. Enfócate en lo que te falta y siempre serás miserable.

La felicidad no es un objetivo en la vida; es un medio para acrecentar tu energía interna y así poder desarrollar tu potencial.

La gente feliz es saludable, optimista y llena de energía.

La felicidad no es “vivir en un estado de semi-depresión”. Eso es simplemente sobrevivir.

La felicidad está bajo tu control. Al no controlarla, eres esclavo de tus emociones.

La felicidad requiere de disciplina, determinación y mucho trabajo.

La felicidad no es algo que ocurre. No esperes que aparezca. Sal y créala.

Biografía del autor:

Rav Noaj Weinberg fue el fundador y director de Aish HaTorah Internacional. Por más de 40 años con sus programas educacionales atrajo a cientos de miles de Judíos de vuelta a su herencia.

Que la lectura de este artículo sea un mérito para elevar su alma.





Tus comentarios:
Nombre
Apellido
EMAIL Dirección obligatorio
Mostrar mi email?
Si   No
Resumen (en una línea):
Comentarios obligatorio

Campo validacion 6+1=:
 
 suscripción
 direccion email:
  Clik

Semana a semana
Perlas
Visiones
Brainstorming
Temario semanal
En profundidad
Actualidad
Selecciones
Haftara semanal

 

Judaismo para Hoy en español
Copyright © 1995-2021 Todos los derechos están reservados a judaismohoy.com
Queda prohibida la reproducción de todo el material escrito y dibujos usados en este sito sin la autorización de judaismohoy.com
Por favor no leer el contenido de este sitio en Shabat y en las Fiestas judías



[ CONTACTENOS ]

[Vida Judía]    [Nuestras Fuentes]    [Cocina Judía]    [Entendiendo el Judaísmo]   
[Cocina Judía]    [Festividades]    [Para Reflexionar]    [Januca]   
[Para Reflexionar]