Judaismohoy
Buscador . . . . . . . . . . . .
 







Shabat Shalom


Parashat Pinjas-2
Por. Rav Iehuda Levi



Temas de la Parashá
Bamidvar (Números) 25:10 - 30:1

Nuestra parashá habla sobre los siguientes temas:

Primera aliá (25:10 - 26:4):  El pacto de D'os con Pinejás.  La actitud hacia los midianitas.  D'os ordena la realización de un censo.

Segunda aliá (26:5-51):  El censo de los hijos de Israel.  

Tercera aliá (26:52 - 27:5):  D'os ordena la repartición de la tierra de Quenaan.  El censo de los levitas.  El episodio de las hijas de Tzelofjad.  

Cuarta aliá (27:6-23):  La aprobación de D'os al pedido de las hijas de Tzelofjad.  D'os le ordena a Moshé que vea la tierra a la cual no entrará.  El pedido de Moshé a D'os de designar un sucesor y la elección Divina.      

Quinta aliá (28:1-15):  El sacrificio diario.  El musaf (sacrificio agregado) de shabat.  El musaf de rosh jódesh (comienzo de mes).  

Sexta aliá (28:16 - 29:11):  Los musafim de Pésaj.  El musaf de Shavuot.  El musaf de Rosh Hashaná.  El musaf de Iom Kipur.  

Séptima aliá (29:12 - 30:1):  Los musafim de Sucot.  El musaf de Sheminí Atzéret.   

Comentario de la Parashá

Al final de la parashá anterior - parashat Balak - vimos la heroica acción de Pinejás, el nieto de Aharón el sacerdote.  Allí, la Torá nos cuenta que un jefe de la tribu de Shimón llamado Zimrí Ben Salú, había despertado el furor de D'os sobre el pueblo de Israel al tomar para él una mujer midianita a ojos de todo el pueblo.  Al ver esto, Pinejás - el nieto de Aharón - detuvo la mortandad al matarlos a ellos dos; mas la Torá atestigua que murieron 24000 personas a causa de aquella plaga.  

Después de ese episodio, la Torá nos cuenta en nuestra parashá la recompensa de D'os a la que se hizo merecedor Pinejás:

"Habló D'os a Moshé diciendo: Pinejás hijo de Elazar, hijo de Aharón el sacerdote, aplacó mi enojo sobre los hijos de Israel, al celar Mi celo en ellos, y no destruí a los hijos de Israel por Mi celo.  Por eso, proclama: He aquí que Yo le entrego a él Mi pacto de paz" (25:10-12).

Sin embargo, si quisiéramos analizar la situación desde otro ángulo encontraríamos que Pinejás mediante su acción, además de salvar al pueblo, él también provocó la santificación del Nombre de D'os, que hasta que él hizo lo que hizo estaba siendo profanado, ya que en la acción de Zimrí hubo una terrible profanación de Su Nombre al hacer un príncipe de Israel semejante cosa en público, delante de Moshé y delante de todo el pueblo de Israel, sin que nadie reclame ni exclame.  Y esto está explicado por Nuestros Sabios en el Talmud:

"'Vió Pinejás, hijo de Elazar…' (25:7).  ¿Qué vió? …Shemuel dijo: Vió que 'No existe sabiduría ni inteligencia ni consejo en contra de D'os' (Mishlé -Proverbios- 21:30).  En toda circunstancia que es profanado el Nombre de D'os, no se debe rendirle honor al maestro" (Sanhedrín 82a).

Aprendemos de este pasaje del Talmud que Pinejás santificó el Nombre de D'os entre las multitudes, y por su gran acción su mérito es muy grande, siendo imposible medir su recompensa.

Entonces, si no hubiera habido para el pueblo de Israel una salvación gracias a la acción de Pinejás (por ejemplo, si no hubiera habido ninguna plaga), de todas maneras, el sólo hecho de haber matado a Zimrí y a la midianita, representó una gran santificación del Nombre de D'os por parte de Pinejás, al celar el celo de D'os.  Es por eso que debemos entender por qué al comienzo de nuestra parashá la Torá sólo detalló el mérito que tuvo Pinejás al aplacar la furia de D'os sobre Israel, al celar el celo de D'os, y no hay ninguna mención de que Pinejás también tuvo el mérito de haber santificado el Nombre de D'os en aquella oportunidad.

Para responder a esta pregunta, Rabí Iaacov Kanievsky (f. 1985) en su libro "Bircat Péretz" nos dice que debemos recordar las palabras de Nuestros Sabios del Talmud, que citaremos a continuación:

Dice la Mishná: "Estas son las cosas que la persona que las cumple recibe la ganancia en este mundo y el capital le espera a él en el mundo por venir; ellas son:  el honrar al padre y a la madre, el hacer benevolencia, el hacer la paz entre un hombre y otro, y el estudiar la Torá equivale a todas estas cosas" (Peá 1:1).

"Respecto del estudio de la Torá está escrito: 'Ya que ella [la Torá] es tu vida y el alargamiento de tus días'" (Devarim -Deuteronomio- 30:20).

Sin embargo, la Guemará pregunta:

"Respecto del la mitzvá de shilúaj hakán (dejar libre a la madre de los pollitos) también está escrito: 'Para que sea el bien para ti y prolongues días' (Devarim 22:7), entonces [la Mishná] también tenía que haber contabilizado esta mitzvá [dentro de las mitzvot por las cuales se recibe una parte de la recompensa en este mundo]!"

La pregunta está clara: si nosotros aprendemos que al estudiar Torá también se recibe recompensa en este mundo ya que un versículo dice que la Torá provoca el alargamiento de los días de la persona que la estudia, entonces deberíamos deducir que si respecto de otra mitzvá también encontramos escrito que su cumplimiento prolonga los días de la persona que la cuidó, seguramente por el cumplimiento de ese precepto también se recibirá una parte la recompensa en este mundo.  

Finalmente el Talmud responde:

"Dijo Rava: Rav Idi me lo explicó [a través del versículo que dice]: 'Alaben al justo que es bueno, pues el fruto de sus acciones comerá' (Ieshaiahu -Isaías- 3:10).  ¿Acaso hay un justo bueno y un justo malo [que el versículo dice: 'Alaben al justo que es bueno']?  El versículo nos enseña que hay un justo que es bueno respecto de D'os y también respecto de los hombres, y ese es un justo bueno; pero hay otro justo que solamente es bueno respecto de D'os, pero es malo respecto de las personas, y ese es un justo que no es bueno…" (Kidushín 40a).

La explicación de la respuesta de la Guemará es que la mitzvá de shilúaj hakán, es decir el precepto de dejar libre a la madre de los pollitos, es buena solamente respecto de D'os, es decir que solamente es buena para la persona que la cumple en el mundo venidero ya que allí recibirá su recompensa, pero respecto de las otras personas en este mundo este precepto no es bueno, pues las otras personas que no cumplieron la mitzvá no tienen ningún beneficio o provecho concreto de su cumplimiento por parte de otro, y el cumplimiento de un precepto que sólo es bueno respecto de D'os, es recompensado solamente en el mundo venidero, pero en este mundo no se recibe recompensa por su realización, ya que está escrito que sólo el justo bueno, es decir la persona que es correcta no sólo con D'os sino también con las demás personas, comerá el fruto de sus acciones no sólo en el mundo venidero sino también en este mundo.

Pero respecto del estudio de la Torá, no solamente se considera que es bueno respecto de D'os, pues la persona que la estudia recibirá su recompensa en el mundo venidero, sino que también se considera que es bueno para las personas, ya que incluso el resto de las personas que no estudian Torá se benefician concretamente en este mundo gracias a esa persona que está estudiando Torá en ese preciso instante, pues como explican Nuestros Sabios en el Talmud (Sanhedrín 99b), sin la Torá el mundo no seguiría existiendo y automáticamente volvería a ser lo que fue antes de que D'os lo creó: nada.

Ahora bien, volviendo a nuestra pregunta inicial, explica Rabí Iaacov Kanievsky que si tomamos en cuenta la gran santificación del Nombre de D'os que provocó la acción de Pinejás, veremos que en aquella santificación sólo se cumplió una mitzvá respecto de D'os, pues Pinejás celó el celo de D'os y sanó su Sagrado Nombre, pero de todas formas no hizo algo bueno para todos los hombres sino lo opuesto al tener que matar a un jefe de una de las tribus del pueblo de Israel.  

Por eso, a pesar de que Pinejás hizo una mitzvá muy grande al santificar Su sagrado Nombre, y su mérito y su recompensa es inmensa en el mundo venidero, de todas formas en este mundo él no obtuvo recompensa por esa gran mitzvá, y no era apropiado que se le otorgue el pacto del sacerdocio eterno en este mundo, pues toda la recompensa le espera a él sólo en el mundo venidero.

Pero por cuanto que a través de su acción él detuvo la plaga que ya se había llevado a 24000 almas del pueblo, salvando así al pueblo de Israel de la destrucción total, no existe mitzvá más grande que esa para el beneficio de las personas, y por esa mitzvá sí le correspondió obtener su recompensa en este mundo. 

 

 

 




Tus comentarios:
Nombre
Apellido
EMAIL Dirección obligatorio
Mostrar mi email?
Si   No
Resumen (en una línea):
Comentarios obligatorio

Campo validacion 1+2=:

Judaismo para Hoy en español
Copyright © 1995-2013 Todos los derechos están reservados a judaismohoy.com
Queda prohibida la reproducción de todo el material escrito y dibujos usados en este sito sin la autorización de judaismohoy.com
Por favor no leer el contenido de este sitio en Shabat y en las Fiestas judías



[ CONTACTENOS ]

[Vida Judía]    [Nuestras Fuentes]    [Cocina Judía]    [Festividades]   
[Entendiendo el Judaísmo]    [Para Reflexionar]    [Januca]   
 
 suscripción
 direccion email:
  Clik

Semana a semana
Perlas
Visiones
Brainstorming
Temario semanal
En profundidad
Actualidad
Selecciones
Haftara semanal