Judaismohoy
Buscador . . . . . . . . . . . .
 







Cuentos en Familia


16- Juzgando favorablemente
Por. Editores de judaismohoy



16. Juzgando Favorablemente

Una vez le fue robado a la Rebetzin del famoso autor del libro Jemdat Shelomó un tapado valioso. Más tarde fue descubierto que el ladrón era una de las personas que recibía un monto de dinero mensual como caridad del Rabino. Un día el tapado fue retornado por un comerciante quien admitió que lo había comprado al ladrón.

Cuando el hecho fue conocido, una de las personas ricas de la ciudad habló con el Rabino diciéndole: "Usted siempre nos dice que debemos contribuir dando caridad, y ahora nosotros vemos que una de las personas a la cual nosotros le damos no es más que un bajo ladrón".

El Rabino respiró profundamente, llamó a su secretario y le preguntó: "¿Usted sabe dónde vive el ladrón?".

"Por supuesto que yo sé" - contestó el secretario.

"Ahora bien" - dijo el Rabino - "No se olvide de salir y encontrarlo el próximo mes para que nosotros le podamos dar el monto de dinero mensual del fondo de tzedaká, pues probablemente él se sentirá muy avergonzado como para venir por su cuenta a buscarlo".

Así como el Rabino había sospechado, al mes siguiente todas las personas llegaron a recoger su dinero, menos el ladrón. El Rabino le recordó al secretario que vaya a llamar al ladrón, y que le diga que nada le pasará si él se presenta a hablar con el Rabino. El secretario le pasó el mensaje. El ladrón fue, puesto que el Rabino era conocido como un tzadik que siempre cumplía con su palabra.

Cuando el ladrón llegó, el Rabino le dijo: "¿Cómo es que pudo transgredir una prohibición explícita de la Torá? Yo sé que usted lo hizo porque estaba en una situación desesperada, pero aún así, ¿cómo pudo cometer semejante pecado? Hubiese sido mucho mejor que hubiera venido a contarme su problema y no hubiera cometido este pecado. Yo quiero que me prometa que nunca más va a hacer una cosa semejante".

Después de que el hombre pobre prometió, el Rabino le dió su dinero mensual, y le agregó algo extra.

El Rab vió al ladrón como una prueba diseñada para determinar si él se enojaría o reconocería que el hombre pobre realmente estaba en una situación desesperada, puesto que, en definitiva, el tapado fue devuelto a su Rebetzin. Asimismo, en nuestras vidas, muchas dificultades surgen como una prueba para ver si nosotros podemos controlar nuestro comportamiento hacia el prójimo o no




Tus comentarios:
Nombre
Apellido
EMAIL Dirección obligatorio
Mostrar mi email?
Si   No
Resumen (en una línea):
Comentarios obligatorio

Campo validacion 7+2=:

Judaismo para Hoy en español
Copyright © 1995-2013 Todos los derechos están reservados a judaismohoy.com
Queda prohibida la reproducción de todo el material escrito y dibujos usados en este sito sin la autorización de judaismohoy.com
Por favor no leer el contenido de este sitio en Shabat y en las Fiestas judías



[ CONTACTENOS ]

[Vida Judía]    [Nuestras Fuentes]    [Cocina Judía]    [Festividades]   
[Entendiendo el Judaísmo]    [Para Reflexionar]    [Januca]   
 
 suscripción
 direccion email:
  Clik

Semana a semana
Perlas
Visiones
Brainstorming
Temario semanal
En profundidad
Actualidad
Selecciones
Haftara semanal