"Tú posees el don, pero parece como si estuvieras esperando algo."

Neo: Qué.. me esta pasando?

Morpheus: Tu eres el Elegido, Neo. Puede ser que has estado buscándome los últimos años, pero yo he estado toda mi vida buscándote a ti.

 

 

La escena se cambia a nuestro mundo: ¿Qué es el Mesías, el Elegido?

Definición:
Mesías. Del idioma hebreo "el coronado"- se refiere al procedi-
miento de ungir a un rey Judío. El Mesías va a ser un rey Judío sobre Israel que desciende de la casa de David. Va a ser quien traiga la paz mundial y la concien-
cia de D-os a la humanidad.

Oráculo: ¿Sabes por qué Morpheus te trajo para verme?

Neo: Creo que sé.

Oráculo: Entonces, ¿que crees? ¿Tú crees que eres el Elegido?

Neo: No lo sé.

¿Sabes el Mesías que el es el elegido?

Vamos a ver al redentor anterior. ¿Moisés creció sabiendo que liberaría al pueblo Judío?

De Bebe, Moisés fue rescatado del río Nilo y criado en el palacio del Faraón. Un día salió a ver cómo se encontraban los judíos, mata a un egipcio que estaba golpeando a un judío y se escapa para salvar su vida. Durante décadas estuvo como fugitivo, sin poder regresar con su gente, y sólo se dedicaba a pastear el rebaño de su suegro. Dificilmente un principio auspicioso.

Pero un día, Moisés se encuentra con la zarza ardiente. D-os le dice, en términos no certeros, que el es "El Elegido".
¿Por qué? "Porque no diste la espalda"- porque no diste la espalda a tu gente mientras estabas en Egipto. Porque te preocupaste y escogiste ver su dificultad, en lugar de ignorarlos y vivir la buena vida en el palacio del Faraón.

El Mesías es un hombre regular, como tu y yo, que dedica su vida a buscar grandeza. No nace como el elegido; se convierte en el único como consecuencia natural de la misión de su vida. La tradición Judía nos enseña que en cada generación hay un Mesías en potencia en algún lugar de la tierra. Pero él no lo sabe...

Oráculo: Pero tú ya sabes lo que te voy a decir.

Neo: Yo no soy el elegido.

Oráculo: Perdón niño. Tienes el don, pero al parecer estás esperando algo.

Neo: ¿Qué?

Oráculo: Tu próxima vida tal vez, ¿quién sabe? Esta es la forma en la que funcionan las cosas.

No es cosa de estar convencido. Al final, Neo escoge dejar de esperar, dejar de dudar y se convierte en el elegido. Existe un redentor en nuestro medio. Pero primero tiene que ganarse ese título antes de obtenerlo.

Neo: Morpheus. Él casi me convence. pero…. Pero…

Morpheus: Él es el Elegido. ¿Ya lo crees ahora, Trinity?

Neo: Morpheus. El Oráculo, me dijo a mi que soy…

Morpheus: Te djo exactamente lo que necesitabas escuchar, eso es todo. Neo, tarde o temprano tendrás que darte cuenta que existe una diferencia entre conocer el camino y caminarlo.

¿Tienes tus zapatos de caminar ?

Puedes seguir explorando en judaismohoy.com:
El Secreto Judío del Exito


HOME | Reseña General | Realidad e Ilusión | Saber cuanto sabes
Ignorancia es Felicidad | Libre albedrío y destino
El Nebucadnezzar | El Único | Artículos relacionados

 

judaismohoy.com                              © 2013 judaismohoy.com