Card image cap
Mas valioso que un diamante

Todo el mundo conoce la expresión en ingles “time is money” - el tiempo es dinero, pero ¿Quién sabe realmente lo que significa?

Quiero contarles una vivencia que tuve hace unos años en Nueva York, sucedió en La avenida 47, llamada también el Distrito de los diamantes.

Llegué temprano a comprar un equipo fotográfico, pero buscando y revisando lo que quería, se me pasó el tiempo. Era la hora de rezar Minja, la segunda plegaria del día y no sabía donde encontrar una sinagoga. Estoy en Nueva York, en Brooklyn pensé, seguro que acá muy cerca habrá alguna. Le pregunté a uno de los operarios del negocio, un jasid, y me contesto que a unas cuadras, en el Distrito de los diamantes, en la calle 47, hay un restaurante, el “Yahalom” - diamante en hebreo, que tiene varios minyanim  en la parte posterior.

Por lo general hay mas de uno, pero ese día las cosas fueron diferentes. ¡No había gente esperando para Minja! Le pregunte a un mozo donde puedo ir, y me contestó, “Cuando veas a un Jasid corriendo, síguelo… ¡en un par de minutos vi unos cuantos!

Seguí a uno en particular, un hombre mayor, me vio y me pregunto en Yidish, “¿a voy geistde…” a donde vas? le conteste “daven minje” a rezar minja, “Kim mit mir” me contestó, se dio cuenta rapidamente que no era local y me llevó al lugar.

Llegamos a un gran edificio gris, nos paramos delante de un portón de metal verde con una puertecita lateral, las cámaras estaban enfocadas hacia nosotros de todas las direcciones.

La pregunta en el altavoz era obvia, “Ver cumt mit dir” - ¿quién es tu acompañante? El jasid le respondió, “er vil daven minja mit oij’ - el quiere reza minja con nosotros…

Subimos en un ascensor que parecía blindado y con cámaras en el techo. Llegamos al lugar, y nuevamente preguntas. Todo me parecía extraño, hasta que nos abrieron finalmente la puerta… ¡una fabrica de diamantes! decenas de mesas de tallado, todos los operarios eran jasidim con camisas azules trabajando y midiendo con una lupa la “obra de arte”.

El Rav que me trajo golpeo un par de veces sobre la mesa delantera de trabajo, puso 2 velitas sobre ella, pararon todos los tornos,  se pusieron el caftán negro y sombrero, y comenzaron con Ashrei Yoshvei  Beisejo, el salmo que da comienzo a la plegaria de mediodía.

No se quien era ese Rabino y por que eligió ese lugar para sus plegarias, pero se entiende de lo sucedido, que era una persona importante que les confiaba respeto y seguridad.

Del Talmud aprendemos el siguiente mensaje. El pasuk nos enseña sobre el respeto a los mayores:

“Delante de la senectud te levantarás y honraréis la presencia de un anciano y temeréis a vuestro Dios. Yo soy El Eterno.” Vayikrá 19-32

Pregunta la Guemara en el tratado de Kidushin 33-a

…lo que esta escrito “honrareis” tal vez es con dinero, y contesta que esta escrito “te levantarás y honraréis, de la misma forma que para levantarte no necesitas invertir dinero, así tampoco para honrarlo”… Si es así pregunta el Talmud, tal vez aquel que perfora perlas, que es una profesión lucrativa, no se debería levantar, por que cada minuto que pierde de su trabajo tiene un valor alto ¡y es como gastar dinero para cumplir esta mitzvá!

Me pregunté, ¿cuánto debe costar esta “interrupción” en la mitad de un trabajo tan lucrativo para hacer minja?. Habían unas 20 talladores trabajando, nos demoramos aproximadamente 15 minutos en la tefilá… calculé 20x15=¡300 minutos!, ¡5 horas de trabajo! ¡Asombroso! ¡Casi lo que lleva tallar dos diamantes cada día!

Pero no podemos ni debemos medirlo así, si no que debemos valorar lo que es realmente importante, la tefila, rezarle al Todopoderoso es saber que todo depende de lo que el Creador nos da, cada centavo, cada respiro, porque cada segundo de apego a El por medio de la Tefilá, vale muchísimo mas que el mas grande de todos los diamantes del mundo. Time is more than money, el tiempo bien usado vale muchísimo mas que el dinero, no hay valor en el universo que se puede comparar con esta experiencia de apego a HaShem.

 

Relacionado

 

Volver