Judaismohoy
Buscador . . . . . . . . . . . .
 






Shabat Shalom


Parashat Ree
Por. Rav Arie Natan




"¡Mira!, Yo he puesto delante de ti hoy, la bendición y la maldición"
(Devarim 11.27)

"El perezoso no arará por el frío del invierno, buscará cosecha y no encontrará" (Mishle 20.4)

Shlomo, el rey, explicó en el libro de Mishlé (Proverbios) el proceso y funcionamiento de todas las buenas cualidades, de manera tal que el hombre pueda alejarse de los comportamientos negativos y acercarse a las conductas deseadas. Entre estas cualidades nos describe la presteza y la pereza, ya que la conducta perezosa es la causa y raíz de muchos males y tropiezos: hay perezosos con respecto a sus viviendas, perezosos con respecto a su cuerpo, perezosos con respecto a su alma y hay perezosos con respecto a la Torá, al cumplimiento de los preceptos y a las buenas obras.

La pereza en la vivienda es causa de muchos perjurios, ya que si por alguna eventualidad se rompe algo en casa de alguien, por ejemplo un daño en el cielo raso, si lo reparara inmediatamente lo podría hacer con un gasto mínimo, pero si deja pasar el tiempo y es negligente finalmente deberá gastar mucho dinero en esta reparación, ya que el daño de seguro aumentará. Shlomó previene a personas de un comportamiento perezoso de tal tipo, ya que esto puede traer consecuencias verdaderamente fatales como empobrecerlos, así él declara:

"A causa de la pereza se derrumba el techo"
(Kohelet 10.18)

La pereza cuando se refiere al cuerpo también es algo perjudicial, ya que si la persona idealmente se esfuerza en todo lo referente a su salud, a su alimentación y su alegría por vivir de manera austera, siéndole suficiente la medida media para satisfacer sus necesidades, y no busca bienes superfluos, entonces podrá con facilidad alcanzar lo que desea; pero si incluso esto no procura satisfacer por una simple pereza con él mismo, entonces aunque desee complacerse con bienes materiales no obtendrá nada e incluso puede causarse daños y traer sobre si enfermedades. Como imagen de una realidad así, Shlomo declara:

"Cuando él desea y no hay nada, seguramente ha sido perezoso"
(Mishlé 13.4)

Hay quien es perezoso a nivel anímico, en lo relativo al alma, es decir que no se esfuerza en el mejoramiento de sus cualidades y no piensa en corregir aquello que debe enderezar de su propia conducta, todo por una simple holgazanería de tipo anímico, personas tales de espíritus pesados, cuyo movimiento es lento. Esto se compara a las tierras de cultivo, así como hay tierras que son más fáciles de trabajar, también las hay que son duras y cuyo trabajo es muy dificultoso; pero a pesar de esto último el jornalero que la trabaja no debe abandonarla y pensar que mejorará automáticamente, sino que debe esforzarse en ella según sus fuerzas para que se pueda extraer de este suelo alguna producción, sobre esto declara Shlomo:

"Incluso el que solamente se debilita en su servicio (a Dios), termina siendo hermano del destructor"
(Mishlé 18.9)

Así ocurre con las almas, hay personalidades más aptas para recibir doctrina con muy pocas amonestaciones y con poco esfuerzo; en cambio hay personalidades difíciles de ser conducidas y de dejarse llevar por el intelecto, cuya mansedumbre es un constante desafío, pero cuando se esfuerzan y tratan de corregir sus cualidades, su alma es como el campesino que con dificultad hace surcos en el pedregal, lentamente pueden atraer esta materia a su optimización, las buenas obras. Debido a esto describe Shlomo lo siguiente:

"Al lado del campo de un perezoso pasé, y al lado del la vid de un hombre carente de inteligencia"
(Mishlé 24.30)

Ejemplifica aquí el rey sabio al deseo con un campo, ya que los deseos provienen de los derivados de la materia, y si no los conducimos como es apropiado y dejamos los deseos sueltos sin riendas, las consecuencias serás nefastas. Como abandonar un campo sin trabajarlo, así es el alma sin doctrina, como se declara:

"He aquí estaba todo lleno de espinas, su haz estaba cubierto de ortigas y el vallado de piedras había sido destruido"
(Mishlé 24.31)

Existe además quien es perezoso en el estudio de la Torá y en el cumplimientos de los preceptos, si la persona no se preocupa del estudio de la sabiduría divina y no trata de guardar las leyes entregadas por Hashem, haciendo junto a esto buenas obras, cómo podrá construir en este mundo su vida futura, cómo ameritará del mundo por venir. Así expresa aquí: "El perezoso no arará por el frío del invierno, buscará cosecha y no encontrará", es decir el perezoso no se esfuerza en un momento específico con el esfuerzo necesario de aquel preciso momento, y nuevamente ejemplifica al perezoso con alguien relacionado con el trabajo agrícola, con un labrador que debe arar en los meses del invierno, el tiempo del arado, y que en vez de trabajar holgazanea debido al frió que hace. Este mundo es como el invierno, el frió apabulla como las dificultades entorpecen el cumplimiento debido, sin embargo es necesario sobreponerse a todas las dificultades de nuestra realidad en este mundo y esforzarnos en mantener nuestro temple espiritual, del mismo modo que el agricultor se sobrepone al frió del invierno y con sus manos apretadas coge el arado para abrir el pedregal. Solamente así, y solamente con estos esfuerzos podremos encontrar la cosecha en el momento que deba aparecer, así como el campesino encontrará su producción, así nosotros humanos encontraremos nuestro mundo venidero.

Lo que dice sobre el perezoso que "por el frió del invierno" se abstiene de arar, es una característica muy común de los faltos de presteza, que cualquier impedimento es un obstáculo mayor, y siempre tienen algún tipo de excusa a su conducta, como se declara:

"Dijo el perezoso: hay un león en el camino"
(Mishlé 26.13)

Todos estos ejemplos son traídos por Shlomo para desaprobar las conductas holgazanas de los perezosos, para desprestigiarlos frente al público y evitar de este modo que se dejen llevar por comportamientos negativos. De tal manera crear dentro de las mentes y las expectativas humanas un sentimiento de presteza que defina sus obras y sus finalidades. En cambio alaba mucho el rey sabio a la imagen de la presteza que nos presenta la hormiga, y además describe metafóricamente algunos detalles que acompañan a su actuar:

"¡Ve donde la hormiga, tú, perezoso, ve su comportamiento y aprende!"
(Mishlé 6.6)

Nos quiere enseñar que a pesar que la hormiga es uno de los más pequeños seres vivientes, de ella precisamente debe el ser humano aprender conceptos de sabiduría, y seguir sus conductas de presteza. La agilidad específica que la caracteriza es que ella junta en un momento determinado para poder almacenar y comer en momentos que no pueda juntar. A pesar que la hormiga carece de rey, gobernador y conductor, es decir que no hay en ella actividades supuestamente programadas por el intelecto, sino que todo funciona en ellas por el instinto, incluso así de estos seres podemos instruirnos sobre la virtud de la presteza. Es decir Hashem puso delante nuestro algo en la naturaleza que nos retrae sobre nuestras propias acciones y el modo de corregirlas, así también en los planos anímicos y de mejoramiento de nuestras cualidades.

La cualidad de la presteza, extensamente apreciada por el rey sabio, como hemos visto, es uno de los principales factores que nos pueden hacer obtener el mundo por venir, mientras que la censurada pereza nos puede hacer peder todos los esfuerzos espirituales que hayamos conquistado. A través de la virtud de la presteza podrá el hombre cumplir los preceptos y le llegará todo el bien y la bendición derivados de este cumplimiento, mientras que la pereza, madre de vicios, le llevará a la perdición y la maldición, la elección está en las manos del hombre. Así nuestra parashá en su comienzo nos pone directamente frente a estos altos valores y nos entrega la posibilidad de la elección, nos hace partícipes de nuestro destino antes los extremos bíblicamente expresados: la bendición y la maldición.

Rabenu Bejayé a Parashat Ree.




Tus comentarios:
Nombre
Apellido
EMAIL Dirección obligatorio
Mostrar mi email?
Si   No
Resumen (en una línea):
Comentarios obligatorio

Campo validacion 9+2=:
 
 suscripción
 direccion email:
  Clik

Semana a semana
Perlas
Visiones
Brainstorming
Temario semanal
En profundidad
Actualidad
Selecciones
Haftara semanal

 

Judaismo para Hoy en español
Copyright © 1995-2021 Todos los derechos están reservados a judaismohoy.com
Queda prohibida la reproducción de todo el material escrito y dibujos usados en este sito sin la autorización de judaismohoy.com
Por favor no leer el contenido de este sitio en Shabat y en las Fiestas judías



[ CONTACTENOS ]

[Vida Judía]    [Nuestras Fuentes]    [Cocina Judía]    [Entendiendo el Judaísmo]   
[Cocina Judía]    [Festividades]    [Para Reflexionar]    [Januca]   
[Para Reflexionar]