Judaismohoy
Buscador . . . . . . . . . . . .
 






Shabat Shalom


Nro. 162 - Bereshit



EL SOL Y LA LUNA
“...la luminaria grande para que gobierne el día...”
(Bereshit 1,16)
Todos conocemos las palabras de Jazal (Talmud Babli, tratado de Shabat, 88b): estudiaron los jajamim, los que son despreciados y no se inmutan, escuchan que los insultan y no contestan, lo hacen con amor y se alegran de que los hacen sufrir, sobre ellos está escrito: su amor es como la salida del sol en todo su esplendor.
Y hay preguntas para esta declaración, sabemos que quien se fortalece y evita contestar al agresor se considera que tiene una gran personalidad, pero ¿por qué se lo compara justamente con el sol?
Los “Baale Hatosafot” contestan la pregunta con nuestro versículo. El Midrash nos cuenta que al principio, el sol y la luna fueron creados con el mismo tamaño. Enseguida la luna se levantó con quejas y dijo que no era posible que dos reyes gobiernen con una misma corona, por eso, Hakadosh Baruj Hu dijo, bueno, si los dos no pueden gobernar juntos, entonces uno de ustedes será más pequeño que el otro, y por eso Hashem achicó a la luna, y el sol que se mantuvo callado, quedó con su grandeza original.
De ahí que todo el que soporta las palabras de quien lo agrede y se mantiene firme sin contestar, merece la grandeza y se elevará como el sol.
Estas palabras van en contra de la equivocación de la mayoría de la gente, que piensa que el que no contesta a las agresiones se va a sentir disminuido en su honor. La Tora nos muestra que la realidad es exactamente al revés, cuanto más la persona cierra su boca y no contesta, más lo engrandecen desde el Cielo.
Veremos que no solamente tenemos que fortalecernos ante las palabras agresivas, a veces también enfrentaremos golpes, y con esto lograremos engrandecer el Nombre del Todopoderoso frente a muchas personas, maravillosamente.
Esto lo escuché de uno de los dirigentes de nuestra generación, cuenta el rab hagaon Itzjak Zilverstein Shlita, que fue testigo de los hechos.

EL EMBOTELLAMIENTO ERA MUY IMPORTANTE
Es algo que podemos encontrar muchas veces en nuestras vidas, nos encontrábamos frente a un cruce de caminos, en el cual todos querían pasar y estaban totalmente atrancados. Los automovilistas comenzaban a ponerse impacientes, nadie veía la forma en que podrían salir de allí. Llevaban detenidos varios minutos y no iban ni hacia adelante ni hacia atrás. Sólo de vez en cuando avanzaban unos centímetros, y cada uno miraba hacia los costados preocupado de que ninguno de sus vecinos intente aventajarlo.
Y llegó el momento en que uno de los conductores supuso que su vecino lo quiso aventajar, dejándolo en una posición de desventaja. El automovilista desplazado salió de su auto, y se dirigió con toda su furia hacia el otro auto. En muchas oportunidades vimos innumerables peleas de esta índole en la cual otros automovilistas intentan detener al agresor y todo termina en una tremenda batalla campal.
En este caso, había mucha gente mezclada en el embotellamiento, y todo era simplemente una apariencia, ya que el conductor que se sintió desplazado no podría estar seguro de que el otro quiso aventajarlo, todo era una mera suposición, ya que todos solamente querían avanzar, no era una cuestión de tomar o no ventaja.
Pero el hombre no pensó dos veces. Todos estaban quietos en sus lugares, también la gente que pasaba caminando por el cruce de caminos, y se asombraron al ver como el conductor enfurecido abre la puerta del otro y...
Lo que ocurrió después provocó que muchos de los otros conductores y transeuntes intenten separarlo.
Después de abrirle la puerta le dio un fuerte golpe en la cabeza, al que ni lo aventajó y ni siquiera, se supo después, intentó aventajarlo. Pero no alcanzó el primer golpe, después del primero, la furia no se apagó, y vino otro y otro más...
Mucha gente comenzó a correr hacia ellos para separarlos, y los que llegaron primero fueron testigos del... increible Kidush Shem Shamaim.

KAPARAT AVONOT
El conductor que recibió los golpes, era totalmente inocente. Solamente a causa de que su vecino vio la forma en que tomó el volante, supuso que pretendía aventajarlo.
Detengámonos un instante para pensar: ¿qué hubiera hecho la mayoría de los conductores después de haber recibido un par de golpes de su semejante sin haber tenido ninguna culpa?
No hace falta pensar mucho. Hay varias posibilidades, si el golpeado resultara ser más grande que el otro, éste saldría del auto para devolver con creces los golpes que recibió. En cambio, si fuera más chiquito o menos fuerte, seguramente buscaría algún pedazo de hierro o de madera para que sus golpes puedan ser también efectivos.
Y todo continuaría con los espectadores tratando de separarlos, sin que falte alguno que se vuelque hacia uno y hacia el otro, lo que convierta la pelea en una batalla, hasta que alguien termine en el suelo con una herida seria.
Pero en este caso, eso no ocurrió, después del primer golpe, el golpeado exclamó: ¡muchas gracias compañero!, esto podrá perdonar alguno de mis pecados (kaparat avonot).
Con el segundo golpe, que ya dolió más, hasta que se le hizo notar el dolor en la cara, la exclamación fue un poco más débil, justamente a causa del dolor: también te agradezco muchísimo por este segundo golpe, y que este sufrimiento sea “kapara” por los innumerables daños que pude haber causado a mis semejantes. Estos golpes de seguro son más suaves que cualquier castigo en el Gueinom... (infierno)

LO IMPORTANTE QUE ES MANTENER EL CONTROL
A esta altura, el furioso y “frío” agresor escucha y no entiende el significado de las palabras de su interlocutor. Expresiones extrañas para él que salen de la boca de este hombre ya bastante golpeado. No tiene la menor idea de lo que está diciendo, por eso sigue con los golpes sobre su cabeza.
El golpe siguiente fue más “frio”, carente de toda idea de que está golpeando a una persona que puede sufrir. Un golpe seco como si golpearía una piedra, que no siente.
Con todo, el muchacho se mantuvo fuerte, no perdió el control de sí mismo y dirigiéndose al agresor, dijo: también esta vez tengo que agradecerte, me corresponde recibir estos golpes porque puede ser que haya hecho sufrir a mis amigos o a mis vecinos...
Después de asestar el cuarto golpe, en camino al quinto, el agresor entendió el contenido de las expresiones y de pronto, en medio del trayecto de su mano hacia la cabeza del golpeado conductor... perdió su fuerza y sus brazos cayeron.
En ese instante entendió que no se encontraba frente a una persona sino que el que estaba delante suyo era un ANGEL..., por eso se quebró su corazón.
La historia no terminó allí. El hombre golpeado, que alcanzó una categoría muy especial en el control de sus reacciones, no se conformó con lo que hizo sino que entabló una amena conversación con su agresor y la conclusión fue la invitación a pasar el próximo Shabat en su casa, en Bnei Brak.
Los observadores quisieron llamar a una ambulancia, para que lo lleven a un hospital para hacerle un estudio profundo en la cabeza, después de haber recibido una seguidilla de golpes muy fuertes, a lo que se negó rotundamente. Ahora estaba ocupado en invitar a este hombre a su casa y asegurarse que concurriera, por eso habló con él amigablemente diciéndole que él y su familia estarían muy alegres de recibirlo en su casa en Shabat.

LA VOLUNTAD DE HASHEM
¿Y qué piensan ustedes? Que todas fueron simplemente palabras de ambas partes. No. Todo fue de corazón, y el hombre se hizo presente ese Shabat en Bnei Brak. Y así, una persona alejada de la Tora y del cumplimiento de los preceptos, al ver la grandeza de un simple hombre, después de pasar un ameno Shabat en familia, volvió en Teshuva en forma completa.
No podemos negar que este es un caso en el que este iehudi llegó a un grado muy alto de autocontrol, un verdadero “servidor” de Hakadosh Baruj Hu, que nos muestra como Hashem engrandece al que escucha y calla, absorbe (como una esponja) la vergüenza, hasta los golpes, y contesta de la forma que el Bore Olam nos pide que contestemos.
Alenu Leshabeaj.

De paso agregaremos algo que escuchamos del rab hagaon Shlomo Levinstein Shlita, que se relaciona con el pedido de la luna de que haya un solo rey y eso provocó que la luna recibiera el castigo y fuera disminuida.
Sabemos que a causa de la edad avanzada que tenían Abraham Avinu y Sara Imenu cuando engendraron a Itzjak Avinu, estaban propensos a ser descreídos en que realmente ellos fueran sus progenitores.
La gente no estaba dispuesta a creer que un anciano de cien años, casado con una mujer de noventa, acababan de tener el hijo que siempre esperaron.
El Midrash nos cuenta que Hakadosh Baruj Hu los hizo iguales (a Abraham y a Itzjak) como dos gotas de agua, para que nadie pueda poner en duda que eran padre e hijo.
Fue transcurriendo el tiempo y esta igualdad comenzó a traer problemas. Abraham Avinu, era el sabio de la generación, además de ser una persona muy rica y poderosa. Toda la gente se dirigía a él por diversos motivos, algunos por cuestiones de comercio, algunos con preguntas sobre ciencias, otros por temas espirituales, ya que es sabido cuánta gente se convirtió al judaismo gracias a Abraham Avinu.
¿Cuál era el problema? La gente confundía a Abraham Avinu con su hijo Itzjak, eran iguales, ya que a pesar de que había entre ellos cien años de diferencia, por cuanto que la vejez no existía en el mundo, no había forma de distinguirlos.
Esto trajo un malestar a Abraham Avinu, su honor estaba resentido. Por eso le habló al Bore Olam y le dijo: no puede ser que la gente le hable a mi hijo Itzjak pensando que me están hablando a mí. Tiene que haber algo que marque la diferencia, el paso del tiempo, la mayor sabiduría y experiencia.
Muy bien, dijo Hakadosh Baruj Hu, vos querés que se note la sabiduría, la experiencia y la edad, entonces traeré la vejez al mundo, y como vos sos el que la pide, empezaremos contigo. Y así fue de ahí en más nunca confundieron a padre e hijo a pesar de ser muy parecidos...

Leiluy Nishmat Iejiel Mejl ben Nisn Arie z”l – León ben Isabel z”l





Tus comentarios:
Nombre
Apellido
EMAIL Dirección obligatorio
Mostrar mi email?
Si   No
Resumen (en una línea):
Comentarios obligatorio

Campo validacion 2+1=:
 
 suscripción
 direccion email:
  Clik

Semana a semana
Perlas
Visiones
Brainstorming
Temario semanal
En profundidad
Actualidad
Selecciones
Haftara semanal

 

Judaismo para Hoy en español
Copyright © 1995-2021 Todos los derechos están reservados a judaismohoy.com
Queda prohibida la reproducción de todo el material escrito y dibujos usados en este sito sin la autorización de judaismohoy.com
Por favor no leer el contenido de este sitio en Shabat y en las Fiestas judías



[ CONTACTENOS ]

[Vida Judía]    [Nuestras Fuentes]    [Cocina Judía]    [Entendiendo el Judaísmo]   
[Cocina Judía]    [Festividades]    [Para Reflexionar]    [Januca]   
[Para Reflexionar]