Judaismohoy
Buscador . . . . . . . . . . . .
 






Shabat Shalom


Parashat Mishpatim
Por. Adaptación Rav Gabriel Guiber



FAX, E-MAIL, SMS...

¿Recuerdan la guerra del Golfo?... ¡uff! eso paso hace tanto tiempo.. sin embargo vamos a recordar solo un dicho.

El general a cargo de la guerra se llamaba Norman Schwarzkopf, era el responsable de toda la artillería americana. En los diarios podíamos leer sus palabras: “es preferible un buen espía a todo el poder bélico y electrónico que poseemos”. Para entender sus palabras debemos saber que equipamiento tenían en ese entonces los americanos: los satélites podían fotografiar lo que el “amigo” sadam hussein escribía en su oficina, y aviones que sobrevolaban la zona podían grabar lo que hablaban dos personas en la calle...

Lo que voy a relatar ahora, cuenta el rab hagaon Shlomo Levinstein Shlita, no pude creerlo hasta que me mostraron las pruebas con las que lograron convencerme. Dijimos que los satélites pueden fotografiar escritos pero, lo que sucede bajo la tierra, en el “bunker”, eso no lo pueden ver, y los aviones pueden grabar voces, pero nadie puede conocer los pensamientos de las personas, por eso la frase del general, es mejor un buen espía a todo el equipamiento...

Hace muchos años, elprimer ministro de entonces Menajem Begin reveló que en irak tenían armamento nuclear. Nadie lo escuchó, hasta la oposición israelí lo trató de loco. Años más tarde, se supo que hussein era un hombre peligroso, entonces recordaron las palabras de Begin. Quisieron saber qué armamentos tenían, pero resultaba imposible ingresar espías en irak, el país estaba muy protegido y todo el que entraba era fuertemente investigado.

Pero, en los altos mandos de la CIA se conoció una noticia que, de ser verdadera, conseguirían ingresar un espía: un científico alemán, especializado en armas nuclear, llamado Von Riventrok, había desaparecido en un accidente aeronáutico, podían ocultar su muerte e ingresar otra persona en su lugar. Estuvieron buscando al científico durante un año, para verificar su desaparición. Entonces, enviaron a alemania a otro científico, con mayores conocimientos, americano, no sólo americano, también iehudi, llamado Avi Feldman, él debía estudiar el pasado de Von Riventrok y meterse dentro de su identidad. Debía revisar sus estudios, su familia, sus amigos, su trabajo, todo, debía convertirse en Von Riventrok!!!, para poder entrar a irak como un alemán...

Durante nueve meses se dedicó a ser Von Riventrok, y fue tan fuerte su preparación que hasta cuando dormía, si llamaban a Avi Feldman, no se despertaba, pero si lo llamaban por su nueva identidad, sí se despertaba!!!

Esto era lo más difícil, cuando una persona duerme, no recuerda que se está haciendo pasar por otra persona, pero Avi Feldman también logró esto.

Ya preparado, fue a la embajada de irak y pidió hablar con una persona responsable. Le dijo: mire, yo soy “nazi”, hijo de nazis y nieto de nazis, “imaj shemo vezijro” (esto no lo dijo) hitler, hizo un buen trabajo, pero no lo pudo terminar. Yo soy un ingeniero nuclear, con gran experiencia en la construcción y el manejo de tanques, y quiero colaborar con hussein! Entregó su currículum y esperó... Al cabo de un mes, lo llamaron y le dijeron que estaba preparado el pasaje para viajar a bagdad...

Empezó a trabajar en las fábricas de tanques, y al cabo de unas semanas, un alto funcionario le dijo: escuchamos que tenés grandes conocimientos en armas nucleares, ¿podrías ayudarnos en nuestros proyectos?.

-Es mi fuerte, dijo, y si eso ayuda a matar iehudim, estoy listo!!!

Un grupo de ingenieros lo sometió a examen y comprobaron que sabía mucho más que todos ellos juntos... Fueron a verlo a hussein y le dijeron: ¿quién nos trajo este regalo? Es tan joven y hasta puede ser nuestro profesor...

Enseguida lo transladaron a los lugares más secretos de irak, y lo hicieron trabajar en los proyectos nucleares de los cuales nadie sabía que existieran. Al cabo de tres meses, se realizó un congreso de científicos, en noruega, y le pidieron que concurriera como representante del país.

A pocos minutos del comienzo del congreso, hussein recibe un sobre que al abrirlo queda pálido: el ingeniero alemán es un espía occidental!!!, no sabemos si es americano, francés o israelí, su tía, que vive en noruega, afirma que es un impostor!!!

Vamos a matarlo, electrocutarlo en la plaza pública, dijo Hussein. -No podemos perder un hombre así, dijo un ministro, con todo lo que nos está ayudando... -Ahora nos ayuda, después revelará todo, hay que matarlo...

Entre todos los funcionarios, estaba el chofer de un ministro, llamado “Abu el Shabar”, un hombre analfabeto, que había escalado cargos porque sabía “torturar” a los prisioneros para hacerlos hablar, con golpes o con drogas. Pidió la palabra:

En los últimos meses, desarrollé una droga, que después de un tratamiento, logra hacer olvidar a la persona lo que le ocurrió en los últimos dos años. No siempre resulta, a veces la persona muere. Pero no tenemos nada que perder, si el tratamiento surge efecto, no sólo sabremos quién es el hombre, sino que también colaborará después con nuestros proyectos.

Hussein le dijo: debo decirte dos cosas, la primera, que desde este momento has ascendido a coronel, y la segunda... adelante!!!

Nuestro espía regresó de noruega, y, en el camino, tuvo un accidente (provocado), lo llevaron al hospital, y entró en escena Abu el Shabar. El accidente no fue grave, pero lo durmieron y comenzaron a drogarlo, seis meses con unas drogas, otros seis con otras, y el tratamiento había concluído. El hombre seguía vivo pero en estado de coma. Abu el Shabar le dijo a los médicos que le avisen cuando comenzara a reaccionar. Pasaron dos semanas y abu el shabar estaba frente al hombre:

¿Cómo está? Sufrió un terrible accidente de tránsito, pero no se preocupe, está en buenas manos. Sólo tenemos un problema, sus documentos se perdieron y no sabemos quién es usted, ¿puede decirnos como se llama?

-Soy Avi Feldman, profesor de la universidad de Missouri, Estados Unidos.

-Muchas gracias, profesor Feldman, recupérese, pronto volveré a visitarlo...

Abu el shabar fue a ver a hussein y le dijo: listo, Avi Feldman, profesor americano, iehudi, pero no se preocupe, va a ayudarnos...

Unos días después, vuelve al hospital a visitar a Avi Feldman: ¿cómo está profesor? Veo que está mejorando. Bueno, gracias a su nombre, obtuvimos una información muy valiosa.

Usted llegó a bagdad contratado por el gobierno para colaborar en nuestro proyecto nuclear, con fines pacíficos, por supuesto. Tiene contrato por un año, cobrando ciento cincuenta mil dólares por mes al final del contrato, con alojamiento en la mejor suite de la ciudad. El accidente lo sufrió al salir del aeropuerto, y ahora que está recuperado, puede empezar a trabajar...

No recordaba nada, ni contrato, ni viaje, ni ayuda a irak con fines pacíficos, nada, pero por esa cifra mensual, podía hacer cualquier cosa...

Mientras tanto, en américa, habían perdido contacto con Von Riventrok, y no sabían qué hacer. Se les ocurrió mandar un fax a la habitación del hotel donde se hospedaba. Ese fue el único error de los iraquíes, no cambiar el número de fax o desconectarlo.

Recibe el fax, destinado a Von Riventrok y envía la respuesta: Señores, tengan a bien revisar sus anotaciones, mi nombre es Avi Feldman y no Von Riventrok!!!

 

En la CIA reciben semejante respuesta y la noticia llega al presidente. ¿Qué pasó? El hombre perdió la memoria, ¿cómo puede ser?

Otro fax: estimado profesor Avi Feldman, usted está en una misión secreta encomendada por el estado americano, con la identidad de Von Riventrok, lea y queme la carta...

Junto con el fax recibió un rayo que atravesó su cabeza, no se acordaba nada. Confundido, decide no ir a trabajar, y al cabo de dos semanas vuelve abu el shabar: profesor, ¿por qué no se presenta a trabajar?

-No me siento bien, necesito unos días más para recuperarme...

-Tiene un contrato. Y le aumentaron el sueldo, un millón por mes...

Todas las dudas se fueron, un millón de dólares por mes, a trabajar...

Pasó otra semana, en la CIA no tienen respuestas, el mismo presidente le manda un fax: profesor Avi Feldman, usted es un envíado de nuestro país. ¿No recuerda la conversación que tuvimos antes de su partida?

Otro rayo atravesó su cabeza, no conseguía recordar, ¿el presidente?, la cosa es muy seria. Otra vez dejó de ir a trabajar...

Y otra vez se presenta Abu el Shabar: profesor, ¿por qué no viene a trabajar?, ¿no se siente bien? Mire, otra vez subieron el contrato, cinco millones por mes...

Cinco millones, no lo voy a desperdiciar, escribió un fax: Señor presidente, señores de la CIA, déjenme tranquilo, estoy contratado en irak, tuve un accidente y aquí me pagarán cinco millones de dólares mensuales...

El presidente le contesta: profesor Avi Feldman, puede volver a américa, aquí le envío el contrato firmado por cien millones de dólares para escribir un libro que hará historia: “El espía que olvidó su misión”!!!

 Este relato, se basa en la idea del rab Zeev Guetzel, fundador del movimiento de retorno a nuestras fuentes en la tierra de Israel.

En la Guemara, en el tratado de Nida, se enumeran algunas de las características del feto en el vientre de su madre: come lo que come su madre, respira a través de su madre, no hace sus necesidades para no matar a su madre, tiene su boca y su nariz cerradas, y tiene el ombligo abierto...

Al nacer se produce el milagro que hasta ahora ningún científico pudo explicar, se abre lo cerrado (boca y nariz) y se cierra lo abierto (el ombligo).

En este fenómeno se basa nuestra bendición “Asher Iatzar...”

Otra cosa que ocurre en el vientre de la madre: el bebé estudia toda la Tora y antes de nacer, le promete a Hakadosh Baruj Hu que será una persona justa, un tzadik.

El bebé nace, y un ángel le golpea la boca y le hace olvidar todo lo que estudió, es ahí donde aparece Abu el Shabar para hacerle olvidar su promesa al Creador...

Y en cada etapa de nuestras vidas, siempre vuelve abu el shabar, el ietzer hara, para traernos otro tropiezo, una y otra vez, empieza su trabajo desde que somos chiquitos. Primero un triciclo, cuando nos cansamos, podemos estudiar con fuerza, aprender a leer y a escribir, pero otra vez, el ietzer aumenta el sueldo, y llega la bicicleta, después, ya más grandes llegará la motocicleta y más tarde el auto.

Cada vez que pretendemos recobrar la memoria, aparece el ietzer con un aumento de sueldo para atraparnos...

El problema hoy se agranda, ya que en la antigüedad existía el “teléfono”, los profetas, que traían las palabras de Hakadosh Baruj Hu, una persona pecaba, y, de inmediato, llegaban las palabras del Bore Olam a través de los profetas. Pero los últimos profetas quedaron atrás al comienzo de la época del Segundo Beit Hamikdash.

Quedó el “Bat Kol”, la Voz del Cielo, no era la voz de los profetas pero, había comunicación, palabras. Y ese tiempo también terminó, ¿qué nos queda ahora?

Hakadosh Baruj Hu nos manda un fax. Pero el fax no nos sorprende, la mayoría de las personas ni siquiera lo lee, sino que lo deja al lado del aparato.

Imaginemos que un rab muy importante, digamos, el rab Jaim Kanievsky Shlita entra a mi cuarto, me acuesta en la cama y no me deja levantar. Pone dos custodios que no me permiten salir de la cama. Me pregunto, ¿qué hice?, ¿por qué el rab se enojó conmigo?

Pero cuando Hakadosh Baruj Hu me manda un mensaje, un fax, no me pregunto nada, ¿por qué?, ¿por qué no leo el mensaje? No es el rab Jaim que me habla, es Hakadosh Baruj Hu!!! Hakadosh Baruj Hu me manda un fax y no lo leo...

Dice la Guemara en el tratado de Berajot: si la persona tiene sufrimientos que revise sus acciones, ¿qué hacemos cuando nos pasa algo, alguna enfermedad, lo alenu? En lugar de revisar nuestros actos revisamos la agenda, el teléfono del doctor...

Tomamos un antibiótico y listo, terminó el asunto... Pero la Guemara no dice hacer esto, nos dice que el Bore Olam nos manda un fax y debemos revisar nuestros actos.

El médico, los antibióticos, puede ser, pero sólo después de hacer como la Guemara.

No, se repite la historia, Hakadosh Baruj Hu nos envía faxes, y no los leemos. Nos dice la Guemara en el tratado de Kidushin, la persona hace comercio con lo que no le pertenece (con frutos de “shemita”), y no se arrepiente, primero comienza vendiendo los muebles de su casa, adornos, joyas de la esposa, etc. Continua la Guemara, si no lo siente, ¿qué quiere decir que no lo siente? Acaba de vender sus pertenencias. Rashi explica: no siente el por qué de esta venta, no lee el fax por eso no se arrepiente del pecado, piensa que la venta fue por otra causa, ahora tiene que vender su campo, otro fax y después vende su casa, otro fax y después vende su hija...

Fueron a la casa de una familia a proponerle un novio para la hija. El muchacho era un “Sefer Tora” caminando, un talmid jajam. La madre de la novia dijo: tiene un defecto en las piernas y no camina bien. -Pero es un Sefer Tora, le dijeron. -El Sefer Tora está para ser guardado en el Aron, terminó con el diálogo la señora.

Esta señora, todos los días, le alcanzaba un té al marido a la cama, antes de levantarse a rezar. En esos días, al llevar el té, la señora se cayó y se rompió una pierna. Y atribuyó el golpe a que está prohibido tomar antes de rezar. Fue un fax, el problema es que no sabemos leer el fax...                                                             

Rab Shlomo Levinstein Shlita.

 

 

Leiluy Nishmat     

Harabanit Shifra bat R. Biniamin  ע"ה

 




Tus comentarios:
Nombre
Apellido
EMAIL Dirección obligatorio
Mostrar mi email?
Si   No
Resumen (en una línea):
Comentarios obligatorio

Campo validacion 4+2=:
 
 suscripción
 direccion email:
  Clik

Semana a semana
Perlas
Visiones
Brainstorming
Temario semanal
En profundidad
Actualidad
Selecciones
Haftara semanal

 

Judaismo para Hoy en español
Copyright © 1995-2021 Todos los derechos están reservados a judaismohoy.com
Queda prohibida la reproducción de todo el material escrito y dibujos usados en este sito sin la autorización de judaismohoy.com
Por favor no leer el contenido de este sitio en Shabat y en las Fiestas judías



[ CONTACTENOS ]

[Vida Judía]    [Nuestras Fuentes]    [Cocina Judía]    [Entendiendo el Judaísmo]   
[Cocina Judía]    [Festividades]    [Para Reflexionar]    [Januca]   
[Para Reflexionar]