Judaismohoy
Buscador . . . . . . . . . . . .
 






Shabat Shalom


No. 284-Vayetzé-3
Por. Adaptación Rav Gabriel Guiber



Untitled Document

בס"ד 

¿QUIEN ES EL MAS FUERTE?

“Y Iaacov sacó la piedra que tapaba el pozo…” (Bereshit 29,10)

Está escrito en el tratado de Baba Mietzia (hoja 84) un relato muy conocido: rabi Iojanan se estaba bañando en el Iarden, y lo vio Resh Lakish desde la otra orilla y saltó de una orilla a la otra para pararse frente a él (rabi Iojanan era famoso por sus facciones delicadas, en pocas palabras era tan hermoso que Resh Lakish desde lejos pensó que era una mujer, y porque en esa época era el jefe de los asaltantes, al ver una mujer desnuda bañándose, corrió, o saltó hacia ella).

Por supuesto que la sorpresa fue muy grande al ver a rabi Iojanan en lugar de la mujer que pensaba, que le dijo que se arrepienta de sus malas acciones y vuelva a la Torá (ya que Resh Lakish fue antes de esto un Talmid Jajam- estudioso de la Torá).

Recibió las palabras de rabi Iojanan, decidió a retornar a la Torá y se dispuso a traer sus pertenecías que estaban en la otra orilla. Intentó saltar y no pudo! Dijo Rashi, no consiguió saltar como antes porque al recibir sobre sí la obligación de dedicarse a la Torá, en ese mismo momento se debilitó…

Y es necesario entender, cuando una persona se dedica a la Torá de día y de noche, y usa todas sus fuerzas para estudiar, resulta comprensible que la Torá le saque todas las fuerzas, ya que las está invirtiendo en algo, y sobre esto, los rabanim que reprochan al pueblo dicen siempre que la Torá cura, le da salud al que estudia. Sabemos que los deseos y las malas cualidades debilitan las fuerzas de las personas, como está escrito: la envidia, los deseos y los honores sacan al hombre del mundo…, pero no, jas veshalom, nuestra Sagrada Torá, sobre la que está escrito que da la vida al que se ocupa de ella. Resh Lakish

De todas formas, el que se obliga a estudiar Torá “con todo”, como hizo, ¿puede perder las fuerzas aunque todavía no hizo nada?, ¿a esto también se le llama ocuparse en la Torá?

Y me parece poder explicar, dice el rab hagaon Iaacov Noiman ztz”l, que encontramos una contradicción en Iaacov Avinu, cuando los pastores le dicen: no podemos mover la piedra que tapa el pozo hasta que logremos reunir a todos los pastores. Y Iaacov solito, así está escrito, movió la piedra que tapaba el pozo!!

Dice Rashi, tan simple como sacar la tapa que cubre una botella, para mostrarnos la gran fuerza que tenía Iaacov. Y todo lo que sabemos de Iaacov hasta ahora es que nació pálido, rosadito, hasta debilucho, y se ocupó siempre de estudiar Torá, día y noche, nada de pesas, gimnasia ni ninguna otra cosa que no sea Torá…

¿Y de dónde venía Iaacov en ese momento? Venía de estudiar durante catorce años corridos en la casa de estudios de Shem y Ever, catorce años sobre los que está escrito después, cuando salió de allí, que se acostó en ese lugar, lo que nos enseña que durante esos catorce años no se acostó!, se dedicó a estudiar Torá día y noche!!!

¿Qué nos pasa a nosotros cuando pasamos una noche entera sin dormir? Al otro día que nadie se nos acerque, estamos en otro mundo… Y Iaacov Avinu, después de estudiar durante catorce años sin parar en ningún momento, ¿de dónde sacó esa terrible fuerza, no dijimos que la Torá debilita a la persona?

En una plegaria por la lluvia decimos que el corazón “afilado” hace rodar la piedra. Iaacov Avinu afilaba su corazón para hacer Jesed, favores, y eso le daba fuerzas, porque cuando una persona quiere hacer algo con muchas ganas, esas ganas le dan la fuerza que necesita para la realización, pero cuando no tenemos ni ganas ni voluntad de hacer algo, la fuerza no aparece…

Tenemos para esto un ejemplo de todos los días. Los jugadores de futbol se muestran como personas en buen estado físico, son los “fuertes”, a estos fuertes vamos a sentarlos en un Beit Hamidrash y que en la noche de Shabat hagan un “Mishmar”, o sea, vamos a sentarlos para que estudien toda la noche, veremos que después de unos minutos, pocos minutos, van a estar sin saber qué hacer, volando como moscas, hasta quedarse dormidos… Esos son los fuertes, y por otro lado, los muchachos “débiles” que estudian en el Beit Hamidrash, ellos sí pueden quedarse estudiando toda una noche, sin pausas.

La respuesta a esta contradicción es muy sencilla. Los jugadores de futbol “quieren” jugar al futbol, es su pasión, y ponen toda su fuerza para eso porque además no saben hacer otra cosa. Con la pelota en sus pies muestran su fuerza y su habilidad, pero si los sentamos a estudiar Torá, no sienten nada, por eso no tienen fuerza para aplicar al estudio y terminan durmiendo.

Los muchachos que estudian Torá de día y de noche, no sienten ningún gusto en especial por jugar al futbol, entonces, no tienen fuerza para eso, y no porque sean débiles o les falte fuerza, sino que les falta voluntad para hacer algo que, en verdad, solamente representa una pérdida del tiempo.

Estuve una vez en una reunión de rabanim, prosigue el rab Noiman, en la que también estaba el Jafetz Jaim, que dijo lo siguiente: hoy en día se cumple la maldición de la perashat Ki Tavo, que dice que podremos volvernos locos debido a lo que pueden ver nuestros ojos. Y explicó que resulta así cuando ve personas de treinta o cuarenta años que están aplaudiendo con mucha alegría. ¿Qué vieron? Vieron a un hombre que patea una pelota, y ahora muchos corren hacia ella. Con las manos está prohibido tocarla, sólo con los pies o con la cabeza. Yo le pregunto a estas personas, ¿para esto Hakadosh Baruj Hu les dio la cabeza, para golpearle a una pelota? Sin lugar a dudas, resulta ser una locura, concluyó el Jafetz Jaim.

La persona estudiosa de la Torá que ve a estos hombres correr detrás de la pelota, no le encuentra el sentido, por lo tanto pareciera que no tiene fuerzas para jugar a ese deporte. Pero para estudiar Torá, la Torá lo empuja, tiene deseos de estudiar, lo que le da fuerzas.

Así habló el Ramban sobre Iaacov y sobre Moshe Rabenu: ¿cómo tuvieron fuerzas para “levantar” el Mishkan? Simplemente porque fue la orden de Hashem, y cuando Hashem ordena las fuerzas vienen solas, los enormes deseos de cumplir Su Voluntad…

Cuentan sobre el Saba Mikelem, que una vez se sintió débil, y mandó a un enviado para que avise en el Talmud Torá que no lo esperen para los rezos de la noche, porque no tenía fuerzas para llegar. Al rato pensó que podía tratarse de un instante de haraganería y no una debilidad, entonces, se alistó y corrió para rezar con la congregación, y llegó allí antes que el mensajero que envió. Cuando existe la motivación, la fuerza es otra!!!

Y nosotros, siempre tenemos una excusa para no cumplir con nuestra obligación, y especialmente, al fijar nuestro tiempo de estudio de Torá. Siempre aparece un precepto para cumplir que lo consideramos más importante e impostergable, siendo el único que lo puede hacer, por eso ahora estoy ocupado en otro precepto y no puedo estudiar. Sabemos que son todas mentiras y simplemente excusas...

Debemos ser sinceros con nosotros mismos y si a veces creemos que el ietzer es más fuerte y no podemos vencerlo, pensemos que Hakadosh Baruj Hu nos está viendo, acompañado de millones de ángeles. ¿No es una vergüenza que no podamos contra el ietzer? Esto nos tiene que dar la fuerza para sobreponernos, ya que el que pone sus esperanzas en el Bore Olam, recibe la fuerza necesaria.

Darje Musar.

 

Leiluy Nishmat Alberto Abraham ben Amalia ז"ל




Tus comentarios:
Nombre
Apellido
EMAIL Dirección obligatorio
Mostrar mi email?
Si   No
Resumen (en una línea):
Comentarios obligatorio

Campo validacion 4+2=:
 
 suscripción
 direccion email:
  Clik

Semana a semana
Perlas
Visiones
Brainstorming
Temario semanal
En profundidad
Actualidad
Selecciones
Haftara semanal

 

Judaismo para Hoy en español
Copyright © 1995-2021 Todos los derechos están reservados a judaismohoy.com
Queda prohibida la reproducción de todo el material escrito y dibujos usados en este sito sin la autorización de judaismohoy.com
Por favor no leer el contenido de este sitio en Shabat y en las Fiestas judías



[ CONTACTENOS ]

[Vida Judía]    [Nuestras Fuentes]    [Cocina Judía]    [Entendiendo el Judaísmo]   
[Cocina Judía]    [Festividades]    [Para Reflexionar]    [Januca]   
[Para Reflexionar]