Judaismohoy
Buscador . . . . . . . . . . . .
 






Shabat Shalom


-Vayeshev
Por. Adaptación Rav Gabriel Guiber



בס"ד

  ¿COMO CONSEGUIR LA AYUDA DEL BORE OLAM?

 Hakadosh Baruj Hu está “sentado” en las alturas de los cielos (simplemente una forma de decir) y reparte el sustento a todas sus creaciones, alimenta y mantiene a todo el mundo con su gran Bendición, inclusive a la persona más malvada que podamos encontrar. Con ellos vemos que Hashem aplica toda su Misericordia, ya que el mundo no fue creado solamente con la Justicia, sino también con la piedad y la misericordia, y hasta para quienes no se conducen por los caminos del Bore Olam, Hashem, con su gran Piedad, se ocupa de todas sus necesidades, les brinda lo que les hace falta para vivir, como está escrito: Yo soy Hashem, antes de que hayan pecado y Yo soy Hashem después del pecado…

 Y cuando vinieron los griegos para anular la Tora y los preceptos de los iehudim, no para eliminarlos físicamente, sino atacando únicamente la espiritualidad del pueblo de Israel, allí no alcanza la Piedad digamos “normal”, ahora resulta necesaria una Piedad mucho más grande, algo que salga de lo común, como rezamos “veata berajameja harabim”, y Vos con tu Gran Piedad, ya que sin esta Piedad tan especial, los griegos hubieran conseguido su oscuro propósito, hacer olvidar la Tora y sus preceptos, ¿cómo es posible?

 De aquí podemos obtener una gran enseñanza, la base fundamental de las palabras: “si una persona es justa, ¿qué hay que darle?”, porque Hakadosh Baruj Hu no está dependiendo de que nosotros seamos justos o no, como está escrito: y vemos a todos los fuertes que no son nada delante de Hashem, ni tampoco los “grandes”, la gente con “nombre”…, ya que el Bore Olam es el dueño del mundo y Gobierna a todas sus Creaciones, Hashem nos creó de la nada, por eso no existe la posibilidad de que creamos ser importantes o que nuestros actos puedan ejercer alguna influencia sobre nuestro Creador.

 Y toda la Tora que Hashem nos dio, y todos los preceptos que nos ordenó cumplir, solamente están para que podamos enriquecernos con ellos, exclusivamente para nuestro bien, como está escrito: para que el bien esté con nosotros, son nuestro alimento, lo que nos permite vivir, el aire que respiramos, la fuente de vida en el transcurso de nuestros días. Por todo esto, en el milagro de Januca era necesaria una cuota adicional, hacía falta despertar mucha Piedad, ya que sin ella no hubiéramos podido conseguir la victoria.

 Remarcamos lo que decimos en los rezos de “Al Hanisim”: los levantarás en el momento en que están sufriendo! ¿Cuándo viene Hakadosh Baruj Hu en nuestra ayuda? Solamente cuando sentimos, que la anulación de la Tora y los preceptos nos duele, tenemos un sufrimiento tremendo porque sobre nuestro pueblo se levantó un ejército que nos prohíbe acercarnos al Bore Olam. Allí es cuando Hashem se “levanta” y viene a salvarnos, porque existe el sentimiento, el dolor porque los griegos intentan eliminar la Tora y los preceptos, hace falta ahora pelear y juzgar, por eso el Creador entra en una pelea que es Su Pelea, y ejecuta un juicio que es Su Juicio…, estas son las palabras que acentuamos en nuestros rezos, porque Hashem, al ver nuestro sufrimiento transformó la guerra en Su Guerra!

 Cuando Moshe Rabenu subió al monte Sinai para recibir la Tora, la cosa no fue tan fácil… Tuvo un terrible enfrentamiento con los ángeles, como está escrito en el Midrash, ya que los ángeles discutían con Hakadosh Baruj Hu, pidiéndole que se vuelva atrás, que no le entregue la Tora al pueblo de Israel. Y Moshe fue partícipe de una guerra, porque sin una guerra era imposible que recibamos la Tora, de la misma forma, salvando las comparaciones, que una persona lucha, para tener éxito en sus emprendimientos, sin una terrible guerra no habría Tora. Y así podemos entender, dice el rab hagaon Iaacov Noiman ztz”l, lo que escuché del Saba Mikelem, el rab hagaon Simja Zisel ztz”l, que dice no entender lo que está escrito en la Tora, que Moshe Rabenu rezó, le pidió al Bore Olam en contra de Koraj: no recibas su ofrenda, ¿era necesario que Moshe haga semejante pedido?, ¿para qué?, ¿cómo es posible pensar que Hakadosh Baruj Hu acepte anular la Tora dándole a Koraj la posibilidad de vencer a Moshe, despreciándolo y avergonzándolo frente a todo su pueblo?

 Y el Saba Mikelem contestó de una forma, pero de acuerdo a nuestras palabras, podría ser que si Moshe Rabenu no hubiera rezado, de la misma forma que cualquier persona reza y pide al Bore Olam cuando tiene una preocupación particular, Koraj habría conseguido eliminar la Tora e imponer sus propias leyes.

 Y así, entendemos lo que dijeron Jazal: ¿por qué la tierra de Israel quedó desolada?, ¿por qué fuimos desterrados?, simplemente porque no recitamos la primera bendición de la Tora!!?

Y aquí el problema no reside en decir o no decir la bendición, sino en la forma de recitarla. Hay bendiciones que se recitan antes de cumplir un precepto y hay bendiciones que se recitan antes o después de tener satisfacción de algo. Un hombre agradece al Bore Olam cuando se hizo merecedor de un buen regalo, que además es importante, y esta bendición le permite ahora disfrutar y tener satisfacción de este regalo, y además, sin medida, como está escrito: es más linda una hora de arrepentimiento y buenas acciones en este mundo que toda la vida en el mundo venidero, pero si no bendecimos la primera bendición de la Tora, no podremos tener ningún provecho de ella, aunque estudiemos Tora y cumplamos sus preceptos, la tierra será desolada...

 Y nosotros vemos también hoy, lo mismo que ocurrió en todos los tiempos, todos los pueblos del mundo quieren arrasarnos, espiritual y corporalmente, sacarle al pueblo de Israel la Torat Hashem, la posesión más preciada para Hakadosh Baruj Hu, que la entregó al pueblo de Israel y es lo que hizo que hasta hoy, sigamos siendo el pueblo de Israel a pesar de todo y de todos.

En todas las épocas, destruyeron nuestros templos, nuestras casas de estudio, estuvimos al borde de la exterminación, y cada uno pregunta: ¿acaso la Tora no es de Hakadosh Baruj Hu?, ¿por qué le permite a los otros pueblos tratar de anularla?

 La respuesta es muy simple, todo depende de nosotros, si nosotros, lo alenu, nos alejamos de la Tora y pretendemos vivir sin ella, demostramos que no le damos para nada el valor que realmente tiene, cuando, en verdad, es lo único que nos puede dar vida, si ahora los pueblos quieren anular la Tora, a nosotros tampoco nos importa, y Hakadosh Baruj Hu entonces permite...

Es por eso que nosotros necesitamos fortalecernos más que nunca, usar todas nuestras fuerzas para apegarnos a la Tora, para amar nuestra Tora, nuestra única fuente de vida.

 Dentro de la Tora podemos encontrar lo que no se encuentra en ningún otro lado, podemos llenar nuestra vida de riquezas...

Y si ahora, ahora que amamos la Tora porque comprendemos la importancia que tiene, porque sabemos que es imposible vivir sin ella y que resulta tan reconfortante vivir con ella, si ahora vienen otros pueblos con la intención de anularla, esto nos duele, y mucho, no puede haber un sufrimiento más grande que este..., entonces, Hakadosh Baruj Hu viene de inmediato en nuestra ayuda, con toda su inmensa Piedad, para salvarnos en este momento de dolor...

Darje Musar.

Leiluy Nishmat  

Alberto Abraham ben Amalia  ז"ל

 




Tus comentarios:
Nombre
Apellido
EMAIL Dirección obligatorio
Mostrar mi email?
Si   No
Resumen (en una línea):
Comentarios obligatorio

Campo validacion 1+1=:
 
 suscripción
 direccion email:
  Clik

Semana a semana
Perlas
Visiones
Brainstorming
Temario semanal
En profundidad
Actualidad
Selecciones
Haftara semanal

 

Judaismo para Hoy en español
Copyright © 1995-2021 Todos los derechos están reservados a judaismohoy.com
Queda prohibida la reproducción de todo el material escrito y dibujos usados en este sito sin la autorización de judaismohoy.com
Por favor no leer el contenido de este sitio en Shabat y en las Fiestas judías



[ CONTACTENOS ]

[Vida Judía]    [Nuestras Fuentes]    [Cocina Judía]    [Entendiendo el Judaísmo]   
[Cocina Judía]    [Festividades]    [Para Reflexionar]    [Januca]   
[Para Reflexionar]