Judaismohoy
Buscador . . . . . . . . . . . .
 






Shabat Shalom


Vaigash-20
Por. Adaptación Rav Gabriel Guiber



בס"ד

LA SALVACION

Se apuraron y subieron donde estaba el padre y le dijeron: así dijo tu hijo Iosef, Hashem me puso como dueño de todo egipto…

(Bereshit 45,9)

Escuché en nombre del Admur Mirozin que preguntan sobre la buena noticia que, supuestamente, los hermanos de Iosef le dan a Iaacov Avinu, que Iosef está vivo (esto desde luego que es bueno) y que es el “dueño” de toda la tierra de egipto

¿Acaso resulta importante para Iaacov saber que Iosef es ahora rey y que es una persona con muchos honores?

Y el Admur contestó que la noticia para Iaacov Avinu es el saber que Iosef dice que Hakadosh Baruj Hu lo puso en ese lugar, que Hashem lo puso por encima de todo egipto, esa es la gran noticia para Iaacov Avinu.

Y no me parece tan simple, dice el rab hagaon Iaacov Noiman ztz”l, ya que nosotros estamos acostumbrados a decir: recibí esta misión o este puesto de tal persona, y es más meritorio decirlo cuando una persona logra un lugar de importancia, como por ejemplo, la gobernación de una provincia, seguramente dirá que el rey del imperio lo designó como gobernador, porque decir que el rey lo designó, le da todavía más importancia.

En cambio Iosef Hatzadik, designado por el “gran” faraón, la máxima autoridad del imperio más importante del mundo, en ese entonces, no dice que el faraón lo designó como gobernador del imperio porque cayó en gracia con él, sino que afirma que Hakadosh Baruj Hu lo colocó en ese puesto, como dueño de todo egipto.

Iosef tiene una fe descomunal y está absolutamente seguro que Hashem lo colocó en ese lugar tan importante, y esta es la gran noticia que además llena de alegría a Iaacov Avinu, después de veintidós años que Iosef abandonó la casa de su padre, pasando por todo tipo de dificultades, y ahora saliendo de la oscuridad hasta alcanzar la máxima luz, con el gran peligro de confundirse, de dejarse atrapar por este Olam Haze tan poderoso, sin embargo Iosef saca quién sabe de dónde, su gran fortaleza, y logra mantenerse como la persona justa y por sobre todo creyente, como si hubiera estado todo el tiempo en la casa de su padre. Iaacov Avinu comprueba con gran alegría, que nada ni nadie lograron hacer sucumbir a esa gran columna, la monumental espiritualidad de Iosef, y esta es la mejor noticia que Iaacov pudo recibir en su vida.

Y podemos decir, que tranquilamente, Iosef podría haber pensado que todo el honor que recibió, se debió exclusivamente a su astucia, fuerza e inteligencia, un pensamiento muy lógico, pero Iosef no atribuyó nada a su picardía, y ya lo vimos antes, cuando se presentó ante el faraón, que le dijo: yo no tengo nada que ver, Hashem contestará para la paz del faraón.

Y también después de haber interpretado los sueños, y después de comprobar que su interpretación fue correcta y se cumplió al pie de la letra, siguió con la misma convicción, nada depende de su inteligencia, sino que Hashem fue quien lo colocó en esa posición de tanto privilegio…

Vemos entonces, que más y más en nuestros tiempos, en los que vemos que Hakadosh Baruj Hu nos hace grandes milagros, que están tan a la vista… Vemos como Hashem entrega a los “muchos” en manos de “pocos”, y estos pocos son pocos en cantidad y también en calidad, aparte de ver que los muchos tienen además cantidad de armamentos cada vez más sofisticados, cosas que a veces resultan imposibles de imaginar, pero siempre se cumplen las palabras que afirman que “la salvación de Hashem llega como en un abrir y cerrar de ojos”, nadie puede creer como con tanta rapidez todos los enemigos desaparecen, caen vencidos por una fuerza extraña, los débiles resultan vencedores de los grandes imperios, logran hasta humillar a ejércitos de profesionales, armados “hasta los dientes”, y cuando hay pueblos que saben que caerán vencidos, tampoco logran creer cómo son vencidos con tanta facilidad y tanta rapidez.

Todo esto nos demuestra, ya que lo vemos con nuestros ojos, que Hakadosh Baruj Hu es un “guerrero” que está de nuestro lado, está con Su Pueblo, el pueblo de Israel, y no manda sus ángeles al campo de batalla, ni ningún otro enviado, nadie puede terminar las guerras tan rápido, ni siquiera los ángeles.

Hashem, en Persona, y con todo Su Honor, desciende sobre egipto y los golpea, y no solamente a los primogénitos. Y debemos saber, y esto nos toca a nosotros, a los que creemos estar más cerca del Bore Olam, que si el pueblo de Israel “cree” en Hakadosh Baruj Hu, que El hace todo, que gobierna cada movimiento del mundo, si el pueblo cree esto con fe completa (hablando de los más cercanos), entonces, también los más alejados, las grandes mayorías que no están tan cerca comenzarán a creer en el Rey, Rey de Reyes.

Y no solamente ellos, todo este despertar provocará que todos los pueblos del mundo comiencen a creer, y estarán convencidos de que Hashem “pelea”, favoreciendo al pueblo de Israel, y dejarán de pelear, dejarán de hostigar a este pueblo que fue perseguido en todos los tiempos, a veces más, a veces menos.

El rab Noiman nos acaba de traer la solución a tantos atentados, persecuciones, guerras, en fin, podemos conseguir erradicar el antisemitismo y otra vez, como casi siempre, depende exclusivamente de nosotros. Hace falta únicamente, la fe completa de que en todo momento Hakadosh Baruj Hu “pelea” para el pueblo de Israel. Esa fe completa, conseguirá, primero, atraer a la cantidad de gente alejada, lamentablemente, del iahadut, y todo este resurgir provocará que todos los pueblos del mundo sepan que el “Guerrero” está de nuestro lado, con lo que a la fuerza, dejarán de pelear contra nosotros, y ya no buscarán conseguir mejores armamentos, porque sabrán que todo resultará inútil…

Y decimos que hace falta, y cada vez, con el transcurrir del tiempo, hace más falta. Lamentablemente, nosotros no creemos con fe completa ni siquiera que Hakadosh Baruj Hu peleó en nuestro favor en aquellos tiempos, en Egipto, y mucho menos ahora, ahora podemos decir que estamos preparados para enfrentar a nuestros enemigos.

Hoy en día, le queremos mostrar a todo el mundo que el pueblo de Israel es fuerte, que tiene un gran ejército, modernos barcos de guerra y los mejores aviones de combate, aparte de la mente privilegiada para elaborar las estrategias más sofisticadas.

Nos creemos invulnerables, aunque vemos que nos tiran primitivos cohetes y nos hacen mucho daño, aunque nosotros contamos con misiles “antimisiles”, y quién sabe cuántas cosas más… ¿Pero dónde entra el Bore Olam en esta guerra? No, no entra, porque nosotros no creemos en El, creemos en nosotros. Y por eso, los demás pueblos se hacen más fuertes y buscan permanentemente la excusa para atacar…

Si creemos con fe completa que Hashem nos sacó de mitzraim, creamos que ahora nos salvará de este largo exilio, en mérito a la fe completa en el Rey, Rey de Reyes!

Darje Musar.  

 

Leiluy Nishmat

Alberto Abraham ben Amalia ז"ל




Tus comentarios:
Nombre
Apellido
EMAIL Dirección obligatorio
Mostrar mi email?
Si   No
Resumen (en una línea):
Comentarios obligatorio

Campo validacion 5+2=:
 
 suscripción
 direccion email:
  Clik

Semana a semana
Perlas
Visiones
Brainstorming
Temario semanal
En profundidad
Actualidad
Selecciones
Haftara semanal

 

Judaismo para Hoy en español
Copyright © 1995-2021 Todos los derechos están reservados a judaismohoy.com
Queda prohibida la reproducción de todo el material escrito y dibujos usados en este sito sin la autorización de judaismohoy.com
Por favor no leer el contenido de este sitio en Shabat y en las Fiestas judías



[ CONTACTENOS ]

[Vida Judía]    [Nuestras Fuentes]    [Cocina Judía]    [Entendiendo el Judaísmo]   
[Cocina Judía]    [Festividades]    [Para Reflexionar]    [Januca]   
[Para Reflexionar]