Judaismohoy
Buscador . . . . . . . . . . . .
 






Shabat Shalom


No. 292-Bo-3
Por. Adaptación Rav Gabriel Guiber



Untitled Document

בס"ד

 

 

AUNQUE NO LO VEAMOS…

 

...para que cuenten... lo que hice en egipto...

(Shemot 10,2)

 

Explica Rashi: el versículo quiere mostrarnos que Hashem “jugó” con los egipcios, en lugar de decir que hizo algo, Rashi dice que se divirtió con ellos, y para poder entender las palabras de Rashi, es posible decir, que al pensar en las acciones de las personas malvadas, solamente podemos burlarnos al ver que hacen cosas que están tan alejadas de la realidad, tan carentes de una mínima cuota de criterio.

El faraón, tan malvado, está preparado para luchar con Hakadosh Baruj Hu, o por lo menos, eso cree. Y nosotros solamente podemos tenerle lástima o burlarnos de su pensamiento tan tonto.

Lo que hace el faraón se compara a un pequeño que sueña con pelearse con un gigante muy famoso y muy fuerte, y con este ejemplo, todavía no nos acercamos a la dimensión de lo que puede ser una pelea entre Hashem y el faraón, una lucha donde hay Un Solo Ganador, al que nadie puede hacerle “pelea”.

Y vemos como Hashem le manda al faraón plagas muy fuertes, y todavía, el faraón, totalmente vencido, grita “quién es Hashem para que yo tenga que escucharlo”...

Con su pueblo desesperado para que el faraón permita salir a los iehudim, porque sienten que con la próxima plaga desaparecerán del mundo, el faraón sigue con su guerra inútil, poniendo condiciones para permitir la salida de los iehudim, primero les dice que salgan para entregar sus ofrendas al Bore Olam, pero dentro de los límites de  egipto. Después dice que salgan solamente los hombres, más tarde dice que salgan sólo con las ovejas, y que dejen el resto del ganado en el campamento.

Todo esto realmente causa gracia, ¿cuándo vimos que le pueblo vencido le pone condiciones al vencedor? El faraón contempla la enorme fuerza, sin límites, de Hakadosh Baruj Hu, que hace cumplir Su Voluntad al pie de la letra, que gobierna la Creación, los cielos y la tierra, y ahora viene un pequeño insecto (el faraón apenas alcanzaba la altura de sesenta centímetros, o cincuenta, según la interpretación de la medida de un “codo”), y quiere hacerle la guerra. Hay que entender que si el Bore Olam lo quisiera, podría hacer desaparecer todo el imperio egipcio en un segundo, sin que quede ni un rastro de su existencia.

Lo mismo ocurre con los que reniegan sobre la existencia del Creador del mundo, argumentando que el mundo vive sin ningún conductor, lo alenu. Solamente podemos reírnos, o llorar, por lo que dicen. Como decía el Saba Mikelem ztz”l, que si viene una persona y dice que una aguja, tan pequeña, se hizo sola, sin que ninguna persona intervenga en su fabricación, una cosa tan simple, que en un extremo tiene una punta filosa y en el otro un agujerito para pasar el hilo, diremos que esta persona nos está cargando o que piensa que estamos locos para creerle, o, en todo caso, si vemos que está hablando en serio, seremos nosotros los que pensaremos sobre su delicado estado mental...

Y si en lugar de decirnos que una aguja se hizo sola nos quieren hacer creer que un reloj se hizo solo, no un reloj electrónico, hablamos de uno mecánico, lleno de pequeñas rueditas y engranajes que funcionan con esa sincronización suiza tan famosa. No es posible que una cosa así se genere de la nada, sin un inventor, sin un artesano... También vamos a pensar que el que habla de esta forma se burla de nosotros.

Pero hay gente, sin embargo, y no gente que vive en el manicomio, sino personas que la gente considera importantes, grandes científicos, que después de muchos años de estudio e investigación llegan a la brillante conclusión de que el mundo, ni un reloj ni una simple aguja, todo el mundo, con su inmensa sabiduría, tan ordenado, en sus tiempos, en sus estaciones, en todo, el mundo SE HIZO SOLO, ¿hay algo más gracioso que esto?!!!, concluye el Saba Mikelem.

La persona que se precie de tener la mínima cantidad de “materia gris” en su cabeza puede ver el “dedo” del Bore Olam a cada paso!, como está escrito: ¡qué grandes son tus hechos, Hashem!

Solamente una persona que no piensa no logra entender, y parecería estar volando por los cielos soñando con sus tonterías. Un astronauta ruso dijo haber estado buscando al Bore Olam en el espacio y no lo encontró! Y sus palabras nos hacen reír, estamos obligados a decir sobre él que verdaderamente con su afirmación le ganó a todos, ya que demuestra que no entiende absolutamente nada: el proclama haber buscado al Creador en el espacio y que no lo encontró, si él no llegó a ver al Bore Olam en la tierra, ¿cómo piensa que podrá encontrarlo en el espacio? Nos está diciendo que aquí, en la tierra está ciego o tiene los ojos cerrados, ya que no lo ve en cada paso que da, en cada respiración…

Dijo David Hamelej: porque veo Tu Nombre en lo que hacés con Tus Dedos, en la luna y en las estrellas… El rey David sentía la presencia del Bore Olam ec cada momento, lo veía en cada respiración, por eso, también lo veía en el cielo (aquí nombró la luna y las estrellas). El no era ciego y podía verlo en la tierra, por consiguiente, lo veía también en el cielo…

El hombre debería pensar, de qué forma consigue todos los días su sustento, ¿acaso no lo consigue con la siata dishmaia, con la ayuda de Hakadosh Baruj Hu?

Dijeron Jazal, en el tratado de Berajot, que para Hakadosh Baruj Hu es más difícil (desde luego es una forma de decir, ya que no hay cosa que pueda ser difícil para el Bore Olam) conseguir el sustento para las personas que producir la partición del Iam Suf (el mar Rojo), y la comparación no se comprende muy bien, ya que el sustento de la persona es algo que la misma persona busca y parece ser realizado poniendo en parte su esfuerzo, como algo natural o común, en cambio la partición del mar fue un hecho puramente milagroso…

Contesta el rab hagaon Iaacov Noiman ztz”l: el que tiene los ojos en su lugar, puede ver en el reparto del sustento, al menos la misma proporción de milagro que vemos en la “mano” de Hashem en la partición del mar, por eso, decimos en nuestros rezos: por tus milagros que todos los días están entre nosotros…

Y qué nos queda decir sobre el astronauta ruso y sobre todos los que reniegan a la existencia de Hakadosh Baruj Hu, suponiendo que hablan con la “voz de la ciencia”, o con gran sabiduría, que consideran una opción válida y probada, el hecho de no poder “ver” que hay un Bore Olam, porque si existe ellos tienen que verlo, y no entienden hasta dónde llega la gran contradicción que tienen en sus dichos, algo tan palpable que nos hace reír, algo que merece la burla.

Y ya me dijo en una oportunidad, el rab hagaon Aharon Bakshet ztz”l, uno de los grandes rabanim, dedicado principalmente a la tan difícil pero amena tarea de que la gente se arrepienta de sus malas acciones: él quería demostrarle al mundo que el renegar a la existencia del Bore Olam no es un pensamiento equivocado o el producto de la influencia de un mal ambiente sino que es una grave enfermedad…

 

Darje Musar.

 

 

 

 

Leiluy Nishmat  Alberto Abraham ben Amalia  ז"ל




Tus comentarios:
Nombre
Apellido
EMAIL Dirección obligatorio
Mostrar mi email?
Si   No
Resumen (en una línea):
Comentarios obligatorio

Campo validacion 1+2=:
 
 suscripción
 direccion email:
  Clik

Semana a semana
Perlas
Visiones
Brainstorming
Temario semanal
En profundidad
Actualidad
Selecciones
Haftara semanal

 

Judaismo para Hoy en español
Copyright © 1995-2021 Todos los derechos están reservados a judaismohoy.com
Queda prohibida la reproducción de todo el material escrito y dibujos usados en este sito sin la autorización de judaismohoy.com
Por favor no leer el contenido de este sitio en Shabat y en las Fiestas judías



[ CONTACTENOS ]

[Vida Judía]    [Nuestras Fuentes]    [Cocina Judía]    [Entendiendo el Judaísmo]   
[Cocina Judía]    [Festividades]    [Para Reflexionar]    [Januca]   
[Para Reflexionar]