Judaismohoy
Buscador . . . . . . . . . . . .
 






Shabat Shalom


Bamidbar-19
Por. Adaptación Rav Gabriel Guiber



LA CASA ESTA EN ORDEN

 “cada hombre con su bandera… acamparán los hijos de Israel” (Bamidvar 2,2) 

Todos los asuntos en los que hablamos de Santidad y del Servicio al Creador requieren “orden”. El rab hagaon Aharon Kotler ztz”l, en su libro “Mishnat Rabi Aharon” nos revela este fundamento a partir de los detalles precisos en cuanto al acampar y a los viajes que hicieron los hijos de Israel en el desierto.

La Tora alarga en pormenores de una forma que no acostumbramos a ver. Nos explica que cuando acampaban, tal y tal tribu se encontraba a un lado del Mishkan, una tribu determinada al lado de otra, cada una con su bandera, tres tribus hacia cada punto cardinal, todo perfectamente establecido. Un orden para acampar y otro orden para levantar el campamento, la forma en que desarmaban y armaban el Mishkan, todo nos demuestra la importancia que tiene el orden!

Y sin un orden preciso, todas las cosas relacionadas con la Santidad pueden confundirse y echarse a perder, jas veshalom.

Dice la Guemara en el tratado de Arjin (hoja 11b) que si el cantor (el Levi que se ocupaba de entonar los Salmos) se ocupaba de las puertas (tomaba una función que no le correspondía) tenía pena de muerte!!!, otro testimonio que nos demuestra no la importancia, sino la obligación de tener orden.

Está escrito en nuestra sagrada Tora que Israel acampó frente al monte Sinai, y Rashi agrega: como un hombre, un solo corazón! Entodos los viajes habían partido con discusiones y acampado con discusiones, pero ahora eran un solo corazón. Todos unidos eran, en este momento, dignos de recibir la Tora!

Está dicho sobre la Tora en el Mishle: todos tus caminos tienen como destino la paz. Y explican sobre la palabra paz (Shalom) que aquí la intención es hablar de integridad (Shelemut), cada cosa recibe lo que necesita y no cambia el orden, no cambia los parámetros con los que fue creada. La discusión, lleva consigo, escaparse del orden. Y esto ocurre cuando una persona intenta ingresar en el “terreno” de su compañero (en sus asuntos), o cuando quiere entrar pero su compañero no se lo permite.

Por eso, cuando decimos que la Tora tiene como finalidad la integridad, ésta nos obliga a conducirnos con una integridad verdadera, y no estamos aptos para recibirla cuando reina entre nosotros la discusión. Si no respetamos el orden que surge como obligación desde la lógica, la inteligencia o simplemente gracias a las buenas costumbres en la relación con la gente, seguramente tampoco cumpliremos con el orden que la Tora requiere.

Y todo esto nos demuestra que, esta cualidad llamada orden tiene el mérito suficiente para hacer que el pueblo de Israel sea apto para recibir la Tora.

A nuestro alrededor, en cada cosa, hay un común denominador, todo está ordenado. La Creación es poseedora de un orden realmente envidiable, perfecto, maravilloso, que atestigua sobre toda la Tora, y así dijeron nuestros jajamim en el Midrash Raba: una persona que mira, profundiza en la Tora, puede crear mundos!, porque la Tora es la fuente que le da vida, que mantiene el funcionamiento del mundo. Y así también, la Tora es la finalidad de la Creación, como dijeron Jazal: Bereshit, la Creación, el principio, existe únicamente para la Tora, que se llama principio, Reshit.

Y por cuanto que la Tora es ordenada, para estudiarla y aprenderla necesitamos un ascenso sin interrupción, también ordenado.

Hay veces que queremos subir, elevarnos, nos sentimos con toda la fuerza para llegar, en un instante, a la altura de Moshe Rabenu! Y estamos equivocados, el que salta a una categoría que no es la apropiada para él, corre el peligro de caer muy abajo, de la misma forma que un niño que hoy aprende a leer, no puede empezar ya mismo a estudiar Guemara con el comentario del Tosafot…

Después de la entrega de la Tora no quedaron cosas “sueltas” en el mundo. Hay obligaciones, cumplir preceptos, evitar prohibiciones, la Tora ordena nuestras vidas.

Y así es, en todos los ámbitos, de la misma forma que en los grandes comerciantes el éxito se basa en que las cuentas sean precisas y los negocios se realicen en forma ordenada, para nuestra finalidad principal, ascender en el mundo espiritual, estudiando más Tora y cumpliendo cada vez mejor los preceptos, necesitamos hacer nuestro “trabajo” ordenadamente. Tanto para el alumno de la Ieshiva, como para el Abrej del Colel, o para la persona que trabaja y fija un tiempo para el estudio de la Tora. Todos necesitamos el orden para que nuestros objetivos se cumplan de la mejor forma.

En el libro “Tnuat Hamusar” en el capítulo que habla sobre las enseñanzas de rabi Zundel Misalant ztz”l está escrito: La base del aprendizaje se basa en que las cosas se realicen con moderación, el alma tranquila, el orden, las buenas costumbres, en ellas encontramos la primera condición para poder llevar una vida con criterio, donde nos hemos podido concentrar y fijar la forma de vida que queremos llevar. Cuando no hay orden en la vida, esto provoca un “desorden” en la cabeza, que se multiplica en todos los ámbitos, hasta alcanzar también a nuestro Servicio al Bore Olam.

Y este desorden no suele empezar a lo grande, en general, siempre comienza a notarse en cosas pequeñas, como ser, no atarse un cordón del zapato o dejarlo mal atado, caminar sin rumbo como tambaleándose, o, cuando una pelusa sobre la ropa y no la sacamos. Aparentemente cosas sin importancia, pero que son la muestra de la falta de atención y orden. El rab era muy meticuloso en escribir cada día las cosas que tenía que hacer, y un día vieron que en la víspera de una fiesta tenía escrito entre otras cosas: limpiar la mancha del saco.

El libro “Moaj Veleb” habla sobre la conducta del rab hagaon Jaim Shmuelevich ztz”l: el orden en lo concerniente a su estudio aparecía en primer plano. Y si buscábamos como describir el orden que llevaba en su estudio, alcanzaba con observarlo…

Ese orden que lo ayudo a acumular tanta sabiduría, gobernaba también todos sus movimientos. Se vestía con orden, escribía en orden (como diríamos, las letras de nuestra maestra de primer grado). Todo su día, para quien tenía el mérito de poder observarlo, estaba maravillosamente ordenado. Inclusive cosas que hacemos a diario, cada cosa estaba en su lugar y en su momento.

Un alumno contaba sobre su asombro al ver como rabi Jaim escribía una carta, la doblaba, escribía los datos del destinatario y colocaba la estampilla. Todo con extrema prolijidad, bien doblado, limpio.

Así se manejaba con las cosas mundanas, pero era mucho más estricto con el orden de sus libros en la biblioteca, de los que se ocupaba personalmente de ordenar y mantener limpios.

Decía el Saba Mikelem ztz”l, si hay una cosa que se ve mal en el exterior de una persona, es la señal que algo falla en su interior. El que tiene sus cosas desordenadas, también tiene sus ideas desordenadas. El que no cuida la limpieza de su casa tampoco cuida la pureza de su mente. El que no deja sus “chancletas” ordenadas antes de irse muestra que todo su desenvolvimiento en el día será desordenado.

El Saba fue una vez a visitar a su hijo Najum Zeev a la Ieshiva. Cuentan que fue directamente a su habitación y antes de verlo revisó su valija. Al verla ordenada fue tranquilo a ver a su hijo. No averiguó sobre su conducta ni lo probó en su estudio. El orden en su valija era suficiente!

Lekaj Tov.

Leiluy Nishmat  

Israel Ben Shloime   z”l

Lea (Luisa) Bat Rosa    Aleha Hashalom

Iemima Bat Abraham Avinu    Aleha Hashalom

Alberto Abraham ben Amalia  ז"ל

 

 




Tus comentarios:
Nombre
Apellido
EMAIL Dirección obligatorio
Mostrar mi email?
Si   No
Resumen (en una línea):
Comentarios obligatorio

Campo validacion 8+1=:
 
 suscripción
 direccion email:
  Clik

Semana a semana
Perlas
Visiones
Brainstorming
Temario semanal
En profundidad
Actualidad
Selecciones
Haftara semanal

 

Judaismo para Hoy en español
Copyright © 1995-2021 Todos los derechos están reservados a judaismohoy.com
Queda prohibida la reproducción de todo el material escrito y dibujos usados en este sito sin la autorización de judaismohoy.com
Por favor no leer el contenido de este sitio en Shabat y en las Fiestas judías



[ CONTACTENOS ]

[Vida Judía]    [Nuestras Fuentes]    [Cocina Judía]    [Entendiendo el Judaísmo]   
[Cocina Judía]    [Festividades]    [Para Reflexionar]    [Januca]   
[Para Reflexionar]