Judaismohoy
Buscador . . . . . . . . . . . .
 






Shabat Shalom


Parashat Vayerá-
Por. Adaptación Rav Gabriel Guiber



בס"ד

¡VENGAN Y MIREN LO QUE PASO!

PERO, ¿POR QUE?
¿QUE DICE EL DIARIO, LA RADIO, LA GENTE?

Intentemos imaginar la tapa de un diario antiguo (o no tan antiguo), con sus letras en tamaño “catástrofe”, que dice: TRAGEDIA EN LA COSTA ESTE DEL MAR MEDITERRANEO. Como subtítulos, también grandes, escribió el periodista: Ayer por la mañana, no lejos de las costas del mar mediterráneo, hubo un terremoto de gran intensidad acompañado por fuertes lluvias de granizo “en llamas”. Junto con la lluvia, flotaban en el aire piedras encendidas como brasas, y en unos minutos todo el suelo se cubrió del granizo, y una tierra que se conocía como una de las más fértiles del globo, pasó a ser, cuando todo pasó, una alfombra de hielo con sal. Cuatro ciudades que se destacaban por su progreso y su cultura fueron “borradas del mapa”, no quedaron ni rastros, y no sabemos si puede o no haber sobrevivientes...

Las fuerzas de rescate, el ejército, la policía, bomberos y también voluntarios se dirigieron de inmediato al lugar de los hechos, buscando y buscando sobrevivientes, pero, en vano, de acuerdo a los datos recibidos en los últimos minutos, no encontraron ni siquiera una persona con vida. El gobierno llamó urgente a una reunión de gabinete, para informarse de la gravedad de los acontecimientos y para tratar de encontrar las causas de este desastre. Enviaron al lugar un grupo de expertos investigadores a los que les dieron una semana para que esclarecer el por qué y para tratar de buscar prevenciones que nos puedan avisar en el futuro antes de que algo así vuelva a ocurrir.

Informaciones extraoficiales llegaron a nuestra redacción por lo que sabemos que trabajan sobre varias conjeturas de las causas del siniestro.

1) Probablemente, un volcán dormido durante millones de años, ha entrado en erupción.

2) Una concentración de gases calientes, muy profundo bajo la tierra, no pudo contener la presión y reventó.

3) Un acto terrorista.

Esta última creencia es la más aceptada por la gente de los alrededores, ya que en la misma mañana de la catástrofe vieron un hombre adulto acompañado por dos mujeres que escapaba desesperadamente de la zona donde unos minutos después se desató la terrible tragedia. Se sospecha que esta gente tenía contactos con los terroristas, y que fueron advertidos de lo que estaba por ocurrir, de ahí la desesperación por huir de la zona.

Fueron enviados a los alrededores grupos de búsqueda con perros amaestrados para buscar a esta gente y a los terroristas, si es que alguno de ellos quedó con vida. Tenemos la esperanza de que si los encontramos tendremos en nuestro poder la punta del ovillo que resuelva todo este siniestro suceso.

 

Toda persona que lea este relato, que podría haber sido extraído de una novela de ciencia ficción si nos remontamos unos cuantos años atrás, o, que si vemos lo que ocurrió en los últimos años, con huracanes y tsunamis, no necesariamente tiene que ser una novela, no va a dejar de asombrarse y hasta “enojarse” con todos los periodistas de la redacción del periódico, en especial ahora, en la semana en que leemos perashat Vaiera.

¿Acaso así habrán explicado en la antigüedad la destrucción de Sedom Y no tenemos ninguna duda de que todas estas explicaciones y conjeturas son solamente “pavadas”, pero sabemos y lo comprobamos día a día, que si algo parecido ocurriría en estos días, esto mismo estaríamos leyendo en los diarios de todo el mundo. Las patrullas de rescate van en busca de sobrevivientes, el gobierno entra en sesión permanente para evitar otra tragedia semejante, y todo el mundo habla del asunto, aparece en todos los grupos de personas siempre el experto y más informado que sabe todo lo que pasó y que también sabe lo que se maneja en las altas esferas del gobierno, pero, si pensamos lo que dicen estos expertos, sabremos que de expertos no tienen nada, sólo quieren llamar la atención del grupo y hacer pensar a los demás que son gente “importante”, explicando cosas que no se leen en los diarios y que por eso no dejan de ser también las más grandes tonterías... La gente compra más y más diarios, para ver si alguno escribe “algo más”, todos están “prendidos” a las radios y televisores (lo alenu), y para estos tiempos más modernos prendidos a los celulares y a internet (mucho más lo alenu). La gente lee cada palabra de cada noticia buscando (quién sabe qué), de una forma tan detallista, que si así estudiaríamos la explicación de Rashi, todos seríamos grandes sabios...

Pero, ¿por qué nosotros vemos estos artículos como exagerados e indignantes? ¿Por qué cuando hoy en día hay un atentado terrorista llama tanto la atención de la gente y también la atención de las personas que estudian Tora y cumplen sus preceptos? ¿Cuál es la diferencia entre una cosa y la otra? La respuesta a todos estos interrogantes es que la perasha de la destrucción de Sedom nos da la oportunidad de salir de la regla, de ver cómo se “fabrican” las noticias.

Nuestros niños, desde muy pequeños, estudian en detalle la destrucción de Sedom y Amora, por eso, quien tuvo el mérito de haber estudiado desde pequeño, y también quien no de tan pequeño, pero que después sí lo estudió, no puede caer en las redes ni de hasta el mejor de los periodistas...

Todo pequeño del pueblo de Israel sabe contarnos que Hakadosh Baruj Hu dijo que “el grito de Sedom y Amora es muy grande..., y que sus pecados son muy pero muy graves...” La gente de Sedom fue muy malvada, y merecían un fuerte castigo. El Bore Olam decretó sobre ellos la muerte, y nosotros vemos como Abraham Avinu trata de disuadir al Creador argumentando que “puede ser que haya dentro de la ciudad cincuenta personas justas”. Pero, Hakadosh Baruj Hu le contesta que si hubiera en Sedom cincuenta personas justas no destruiría la ciudad, mostrándole que no las había. Abraham insiste, ¿y si hubiera cuarenta y cinco?, pero tampoco había. Y así sigue bajando hasta llegar a diez, pero tampoco hay diez...

Luego llegan los ángeles a la ciudad de Sedom por la noche, y Lot, el sobrino de Abraham Avinu los recibe en su casa. De inmediato la gente de Sedom rodea la casa de Lot, tan malvada era la gente que estaba prohibido hacer una buena acción, como recibir invitados, por ejemplo. Querían matar a Lot, por recibir invitados y también a los invitados.

Los ángeles golpean a la gente con mucha fuerza y le dicen a Lot que tiene que irse de la ciudad, porque no va a quedar ni la sombra de ella. Lot quiere llevarse con él a sus yernos, y habla con ellos tratando de convencerlos, pero ellos se burlan de él, le dicen que habla cosas infundadas, que está tan anciano que ya sueña cosas...

Los ángeles tienen que sacar a Lot de la ciudad de una forma no muy “natural”, lo sacan con su esposa y sus hijas, “... y Hashem hizo llover sobre Sedom y Amora granizo con fuego...” Y como la Tora nos lo dice, para nosotros es “palabra santa”, sabemos que fue así. Todo fue provocado por la maldad de la gente, por ellos mismos fueron castigados y no necesitamos ninguna información adicional que nos describa las causas de la destrucción...

De la destrucción de Sedom tenemos que aprender para cualquier circunstancia no buena, tanto personal como grupal y hasta mundial. El Ramban en su comentario sobre la perasha dice: Una persona no se considera que forma parte del puebo de Israel y de la Tora de Moshe Rabenu, hasta que sepa y crea sin ninguna duda que todas las cosas que ocurren son milagros y nada es natural o casual. El Ramban nos enseña que tenemos que saber que todo lo que les sucede a las personas está bajo la supervisión del Creador. Y esto es todo lo contrario de los que los medios informativos quieren mostrarnos, que buscan una causa “natural” para todas las cosas que ocurren. Por eso, dice el Ramban, que el que se conduce a través de las noticias e informaciones no tiene parte en la Tora de Moshe Rabenu!!!

Y prosigue el Ramban: entonces, si la persona cumple preceptos tendrá éxito y podrá recibir su recompensa, y si comete pecados, lo alenu, recibirá su castigo, todo está decretado desde el Cielo. El punto de vista de la Tora nos dice que toda nuestra vida está regida por la siguiente regla (que no es aritmética): el éxito en la vida es consecuencia directa del cumplimiento de los preceptos, y los fracasos son provocados por la fuerza de los pecados, y todo está decretado por Hakadosh Baruj Hu. Ni la fuerza de un ejército ni su estrategia son lo que ganan las guerras, el médico no es el que cura las enfermedades, tampoco la picardía o la viveza enriquece al millonario, todo está decretado por Hashem. Si una persona quiere tener éxito, que trate de ocuparse de cumplir preceptos, de hacer buenas acciones. Y si ve que está fracasando, que busque el por qué, o porque no cumple preceptos, o porque no los cumple en la forma debida, algo de eso tiene que haber...

Cuando se desata una guerra o hay un atentado, no intentemos buscar como causa principal una falla en el gobierno o una falta de fuerza en la policía o el ejército. Porque una guerra es un castigo de Hakadosh Baruj Hu por los pecados que comete la gente del país. Lo mismo para un atentado terrorista, lo mismo cuando una persona se cae de la cama y se golpea. Siempre vemos y buscamos causas externas, y cuando una persona se enferma decimos que le pasó porque no cuidó su salud. Cuando una persona pierde su trabajo, o su negocio deja de vender, buscamos problemas económicos en el país, “viste que recesión que hay en este último tiempo”, o, “justo a veinte metros de mi negocio abrió otro con unos precios!!!”. Todo el que habla o piensa de esta forma, está deambulando muy lejos de la Tora, porque la Tora sostiene que todo está decretado por el Bore Olam! Y esta es la causa principal de todo!!!

Supongamos que en una reunión de gobernantes que trató sobre los asuntos de Sedom aconsejaron, entre los que quedaron con vida, (si alguno hubiera quedado vivo), que se apresuren a reconstruir la ciudad para que todo vuelva a su rutina habitual, que la ciudad vuelva a funcionar como antes.

Desde el punto de vista de la Tora esto resulta altamente peligroso, por cuanto que la destrucción no fue por un “agente externo”, sino que vino de adentro, por los pecados que la gente de la ciudad hizo dentro de la ciudad, por la misma actividad “normal” de la ciudad.

Por otra parte, imaginemos que en el gobierno de la ciudad, reunido a causa de las advertencias de Lot sobre el desastre, uno de sus representantes se hubiera puesto de pie solicitando, para que la destrucción de la ciudad no sea la realidad que finalmente fue, que valdría la pena instalar un Beit Hamidrash en la ciudad, donde estudiarían Tora por lo menos diez personas justas, para que podamos salvarnos de los accidentes naturales. Imposible imaginar la burla o los palazos, tomatazos y huevazos que esta persona habría recibido...

Los iehudim y también la gente de otros pueblos van a preguntar: ¿acaso la instalación de una Ieshiva puede salvar a una ciudad entera de atentados terroristas o de terremotos, inundaciones, sequías, huracanes, tzunamis, erupciones volcánicas, estas últimas cosas tan “normales” en la naturaleza?

Sí, seguro, no existe ninguna duda para esta afirmación, nosotros sabemos que es la verdad. De acuerdo a la regla que aprendimos: si cumplimos preceptos recibiremos nuestro pago, una ciudad se puede salvar con total seguridad por intermedio del cumplimiento de los preceptos, y por los méritos de la gente que estudia en ella. Y la prueba de esto está explícitamente escrita en nuestra Tora: Hakadosh Baruj Hu le contesta a Abraham Avinu, cuando Abraham intenta buscar méritos en la ciudad para salvarla: “si encuentro en la ciudad cincuenta personas justas no la destruyo...” Pero finalmente vimos que no encontró ni siquiera diez...

Ahora, está todo más claro, ¿cómo tenemos que reaccionar ante las cosas que nos suceden en la vida de acuerdo a la Tora? Desde luego, sin buscar agentes externos. Cuando ocurre algo que no nos parece bueno, jas veshalom, sepamos que es un castigo, a veces es particular, solamente para nosotros, y a veces abarca a muchas personas. (Pero, también puede ser que sólo a nosotros nos parezca que no es bueno, por nuestra subjetividad.) Tenemos en nuestras manos el poder para impedir los sufrimientos, fortificándonos en el estudio de la Tora y en el cumplimiento de los preceptos, así podremos salvarnos y salvar también a las personas que nos rodean. Cuando se desata, jas veshalom, una tragedia, tenemos que revisar nuestros actos y arrepentirnos, volver en Teshuva.

La destrucción de Sedom nos da una lección de cómo afrontar y encausar nuestras vidas. Profundizando en nuestra perasha podremos fortalecer nuestra forma de pensar de acuerdo como la Tora piensa y aumentar nuestra fe, sabiendo que todo está decretado por Hakadosh Baruj Hu.

Lekaj Tob.

***

Contó una persona en Buenos Aires, que hace unos 20 años, cuando ya había comenzado a cumplir con la Tora, lo sorprendió la conducta de una persona del barrio de Barracas. Este hombre había sido víctima de un robo en su comercio, donde le robaron prendas, mercaderías y la computadora. Todo estaba asegurado menos la computadora, que en esa época no era algo tan corriente como hoy en día, y comprar una nueva significaba un importante desembolso de dinero. Su contador le aconsejó: hablá con el vendedor de seguros, que es tu amigo y pedile que incluya la computadora en los bienes asegurados. El hombre contestó: “lo puedo hacer pero no lo voy a hacer. Tengo que revisar mis actos...” Lo que pasó es un mensaje del Bore Olam para que revise mi conducta, y no puedo pasaro por alto…

Podemos asegurar que esto impactó muy fuerte sobre este muchacho que se estaba acercando a nuestra Tora, ya que hasta hoy lo recuerda con mucho sentimiento...

Leiluy Nishmat

Harav Guilad Hacohen ben Shmuel זצ"ל




Tus comentarios:
Nombre
Apellido
EMAIL Dirección obligatorio
Mostrar mi email?
Si   No
Resumen (en una línea):
Comentarios obligatorio

Campo validacion 3+1=:
 
 suscripción
 direccion email:
  Clik

Semana a semana
Perlas
Visiones
Brainstorming
Temario semanal
En profundidad
Actualidad
Selecciones
Haftara semanal

 

Judaismo para Hoy en español
Copyright © 1995-2021 Todos los derechos están reservados a judaismohoy.com
Queda prohibida la reproducción de todo el material escrito y dibujos usados en este sito sin la autorización de judaismohoy.com
Por favor no leer el contenido de este sitio en Shabat y en las Fiestas judías



[ CONTACTENOS ]

[Vida Judía]    [Nuestras Fuentes]    [Cocina Judía]    [Entendiendo el Judaísmo]   
[Cocina Judía]    [Festividades]    [Para Reflexionar]    [Januca]   
[Para Reflexionar]