Judaismohoy
Buscador . . . . . . . . . . . .
 






Shabat Shalom


No. 346-beshalaj-4
Por. Adaptación Rav Gabriel Guiber



Untitled Document

¿PARA QUE REZAR?

Y el faraón acercó…(Shemot 14,10)


Rashi argumenta en este versículo que hay un error gramatical, que en lugar de la palabra “hikrib” debería estar escrito “kareb”… Y después dice que entendemos que el faraón se acercó más, para estar más cerca del pueblo de Israel en su persecución.
Un hombre, un habitante más del país, está parado frente a una de las puertas del palacio del rey. Uno de los guardias abre una pequeña ventana en la puerta más cercana al hombre y le pregunta qué es lo que está haciendo en un lugar tan vigilado. Vine aquí para hablar con el rey!, contestó.
-Inmediatamente te vas de aquí. El rey no tiene tiempo para perder con el primero al que se le ocurra verlo!
-Yo no soy el primero al que se le ocurrió, yo, realmente necesito verlo, necesito su ayuda. Así rogaba el hombre y la respuesta no tardó en llegar: un grupo de soldados lo levantó de los brazos y lo alejó del lugar.
Un hombre piadoso, que observó la escena, se acercó al hombre para explicarle qué lejos estaba de conseguir su objetivo. Debés saber, comenzó, que para poder ver al rey, primero tenés que hacer una carta y entregarla al secretario encargado de las visitas del rey. Si la petición es aceptada, te citarán para una serie de cuestionarios en los que averiguarán todo sobre tu vida. Finalizadas las averiguaciones deberás pedir y rogar para que te concedan la entrevista. Si lográs atravesar todos estos pasos, fijarán un día y una hora en la cual tendrás que presentarte para poder hablar con el rey.
Cuando llegue ese día, al pasar por cada puerta del palacio te revisarán y te interrogarán siete veces. Ahora ya podrás estar parado frente al rey por unos pocos minutos, para formularle tu pedido…
Por eso, terminó de decir este buen consejero, podés entender que el método que intentaste usar para llegar al rey no te daba ninguna posibilidad de verlo…
Este relato, usando elementos de tiempos lejanos, son el ejemplo de una realidad en nuestra vida cotidiana. Cuando estamos necesitados de la ayuda de una persona importante en la comunidad, sea quien sea, sea un ministro, un juez, un profesor o una persona influyente, es muy difícil llegar a poder hablar con ella. Y suele ocurrir, que cuando al fin logramos acercarnos a hablar con alguno de ellos, no siempre podrán ayudarnos, y, en la mayoría de los casos, no porque no pueden sino porque no quieren...
Vemos entonces, que la maravillosa bondad, que el gran favor del que todos nosotros somos merecedores, no tienen límite. La gran posibilidad de ser recibidos en cualquier momento por el Rey, Rey de Reyes, Hakadosh Baruj Hu!!! Acá no hay palacio, no hay puertas, no hay guardianes, secretarios ni tampoco averiguaciones. Tres veces por día tenemos la oportunidad de pararnos frente a Nuestro Padre, frente a Nuestro Rey, un Rey Paciente y Piadoso, que siempre escucha nuestras plegarias y que también desea nuestros rezos. Y por sobre todas las cosas, este Rey es un Rey que puede hacer todo lo que quiere, y Sus Oídos están “inclinados” para escucharnos en todo momento. ¿Puede haber algo más grande que esto?
Dijimos que Hashem desea nuestras plegarias. Muchos piensan que el Creador sólo desea los rezos de las personas justas, y no es así, Hakadosh Baruj Hu espera los rezos de cada uno de nosotros. Y esto lo estudiamos en el Midrash, perashat Beshalaj, sobre el versículo “Y el faraón acercó…”, ¿qué fue lo que acercó?, acercó al pueblo de Israel hacia el arrepentimiento!
Y el Midrash comparó a Israel con una princesa. Un rey que iba por el camino y ve como un grupo de bandidos se abalanza sobre una princesa (hija de otro rey). La princesa grita pidiendo ayuda: ¡Señor rey, sálveme, por favor! Y el rey fue y la salvó…
Pasó un tiempo, y ese rey quería hablar con la princesa, pero ella no quería. ¿Qué hizo el rey? Le pidió a los bandidos que intenten nuevamente atacar a la princesa, y la princesa volvió a gritar pidiéndole ayuda al rey. El rey la salvó otra vez y le dijo a la princesa: esto es justamente lo que yo quería: que hables conmigo…

Lo mismo ocurrió con el pueblo de Israel, mientras los egipcios nos oprimieron, todo tiempo que fuimos esclavos en egipto, gritamos y elevamos nuestro pedido al Bore Olam haciendo depender toda nuestra esperanza en El. Cuando ya estuvimos fuera de egipto, Hashem quiere escuchar nuestras voces, ¿qué hizo ante nuestra negativa? Lanzó al faraón para que salga a perseguirnos, con lo que consiguió que el pueblo de Israel vuelva sus ojos y sus voces hacia Hakadosh Baruj Hu. Así está escrito: Y el faraón acercó… y los hijos de Israel elevaron sus plegarias a Hashem…
Esto resulta increíble. Vemos que el Bore Olam nos manda sufrimientos simplemente para que Su Pueblo se ponga a rezar. Nuestras matriarcas fueron estériles, porque Hashem quería sus rezos. Y así con todos nosotros, si nos dirigimos al Creador con todo nuestro corazón, nuestras plegarias serán recibidas. Pero si al rezar estamos distraídos y ni siquiera intentamos concentrarnos, sólo nuestros labios se mueven mientras los pensamientos recorren el mundo, este no es el rezo que Hashem tanto desea. ¿Y qué tiene que hacer entonces? Mandarnos algo que nos duela para que empecemos a rezar como corresponde…
Sepamos que Hakadosh Baruj Hu está esperando nuestros rezos, no pensemos equivocadamente: ¿para qué Hashem quiere mi oración? No es correcto, ya dijimos que Hashem espera los rezos de todo el pueblo de Israel. ¿Para qué tenemos que esperar a que el Bore Olam nos pida nuestras plegarias por la fuerza? Empecemos ahora mismo a rezar adecuadamente.
El solo hecho de pensar en la ventaja que tenemos, el gran favor que recibimos, que podemos estar al lado del Rey, sin ningún esfuerzo, será lo que nos empujará a rezar. Para nosotros resulta más fácil llegar al Rey, que acercarnos a muchos ministros, dirigentes o profesionales. Podemos acercarnos a Hashem las veinticuatro horas del día, día o noche, verano o invierno, día de semana o Shabat. Hakadosh Baruj Hu no se toma vacaciones, no se declara en huelga, siempre, siempre está preparado para escuchar los gritos, los pedidos de Su Pueblo. No hace falta golpear la puerta, solamente abrir nuestra boca poniendo un poquito de sentimiento, y con sólo esto nuestras palabras emprenden un viaje hacia el Trono Celestial, donde Hakadosh Baruj Hu escucha nuestro rezo!

Pregunta la Guemara en el tratado de Berajot: ¿quién merece el mundo venidero? Y contesta: el que “junta” Gueula con Tefila en la noche (o sea hacemos depender el Olam Haba con mencionar dos palabras juntas, una justo a continuación de la siguiente!!!), la Salvación con la Plegaria. Y pregunta: ¿es verdad?, ¿con algo tan simple podemos adquirir el pase al mundo venidero?
Preguntamos: ¿por qué hay que unir Gueula con Tefila y no se puede interrumpir en el medio? Rabenu Iona nos trae dos motivos para contestar esta pregunta. El primero: salimos de la esclavitud de egipto para convertirnos en los servidores del Bore Olam, por lo tanto, juntamos la Gueula (el relato de la salida) con la Tefila (que representa la “Avoda”, el Servicio), demostramos que reconocemos el gran favor de Hashem al sacarnos de egipto, lo que nos obliga a convertirnos en sus servidores. El segundo motivo: después de fortalecernos con la fe que nos proporciona el recuerdo de la salida de egipto, nosotros nos acercamos a Hashem y le pedimos a través de nuestras oraciones, demostrando que tenemos confianza plena en El.
Alcanza y sobra con profundizar en el párrafo “Ezrat Avotenu”, donde encontramos varias fotografías de la salida de egipto y de la partición del mar. Con este panorama, entramos de lleno al Shemone Esre. El que entiende lo que dijo en ese párrafo no puede interrumpir, ya que después de ver lo que Hashem hizo en egipto, quedamos enganchados, dependiendo hasta en lo más mínimo de la ayuda del Bore Olam, nuestro Padre, nuestro Salvador, en quien depositamos toda nuestra confianza…

Cada bendición de nuestros rezos, nos aclara una nueva particularidad para conocer las bondades de Hashem. Puede ser que nosotros tengamos también que poner algo de nuestra parte en cada cosa, como por ejemplo, el enfermo tiene que ir al médico, pero lo principal es saber que la salvación siempre proviene del Bore Olam.
Y esto debe resultar fácil, después del pensar en la salida de egipto, que nos remarca tres conceptos fundamentales: que Hashem existe, que gobierna sobre todas sus creaciones, y que no hay otro aparte de El. Así llegamos al comienzo de nuestra Tefila en otra dimensión. Después de fortalecer nuestra fe, venimos a demostrar nuestra confianza, que se expresa mediante la Tefila.

Entendemos, entonces, por qué no podemos hablar y por qué juntar Gueula con Tefila, este reconocimiento que trae una gran elevación, nos lleva a ser merecedores del Olam Haba.
Y entendemos también por qué Hashem quiere nuestros rezos y nos trae sufrimientos para obligarnos a rezar, ¿o hubiera sido mejor no tener sufrimientos y tampoco tener la necesidad de rezar? La Tefila tiene una finalidad superior, hacernos saber que todo, todo lo que tenemos proviene del favor de Hakadosh Baruj Hu.

Lekaj Tov.

Contaba el rab hagaon Shlomo Levinstein Shlita:
Fue un Jasid a quejarse al Rebe:
¡Rebe, Rebe! Hago como usted me dijo, rezo, imploro, me “desarmo” frente al Bore Olam en mis plegarias. Y sigo rezando, pero Hashem no me escucha, no me contesta…
¿Cómo podés decir semejante barbaridad?, le preguntó el Rebe. Seguro que Hashem te contesta, pero te contesta que NO!


Leiluy Nishmat Harav Hagaon Daniel Ben Sara ztz"l




Tus comentarios:
Nombre
Apellido
EMAIL Dirección obligatorio
Mostrar mi email?
Si   No
Resumen (en una línea):
Comentarios obligatorio

Campo validacion 4+2=:
 
 suscripción
 direccion email:
  Clik

Semana a semana
Perlas
Visiones
Brainstorming
Temario semanal
En profundidad
Actualidad
Selecciones
Haftara semanal

 

Judaismo para Hoy en español
Copyright © 1995-2021 Todos los derechos están reservados a judaismohoy.com
Queda prohibida la reproducción de todo el material escrito y dibujos usados en este sito sin la autorización de judaismohoy.com
Por favor no leer el contenido de este sitio en Shabat y en las Fiestas judías



[ CONTACTENOS ]

[Vida Judía]    [Nuestras Fuentes]    [Cocina Judía]    [Entendiendo el Judaísmo]   
[Cocina Judía]    [Festividades]    [Para Reflexionar]    [Januca]   
[Para Reflexionar]