Judaismohoy
Buscador . . . . . . . . . . . .
 






Shabat Shalom


No. 372-Balak-4
Por. Adaptación Rav Gabriel Guiber



Untitled Document

בס”ד

SOCIOS DEL BORE OLAM 

“...y se paró en un lugar estrecho en el que no había lugar para pasar ni por la derecha ni por la izquierda” (Bamidvar 22,26)

Todos nosotros pasamos por una situación como la del versículo por lo menos una vez en la vida. Y muchos de nosotros tuvimos una experiencia así varias veces. Sentir que avanzamos por un camino muy estrecho, que no nos permite desviarnos ni a un lado ni al otro. Entonces, empezamos a pensar y esos pensamientos pueden llegar a enloquecernos, ya que perdimos toda esperanza, estamos como atrapados… Y hasta olvidamos que Hakadosh Baruj Hu creó todo desde el principio, inclusive antes de nuestro nacimiento, con lo cual, lo que ahora nos sucede, seguro que está supervisado por el Bore Olam, que espera nuestra reacción positiva, quiere ver nuestra esperanza, que los pensamientos estén derechos, para sacarnos de la oscuridad y hacernos ver la luz.

En un momento así, Hashem nos pide mucha fuerza de voluntad, tenacidad! Saber y entender con confianza plena, que no es posible siempre subir y subir sin pausa, es nuestro objetivo, pero muchas veces los obstáculos son muy grandes y debemos tomarnos nuestro tiempo para recobrar fuerzas. Esto a veces implica una pausa, y otras veces también, una caída, pero sabiendo que es el descenso previo al ascenso!

De esta forma, este descenso se convierte en parte del ascenso, el descenso para a ser parte fundamental en ese ascenso tan buscado, y para entender esto hace falta una gran fortaleza mental, y mucha fuerza de voluntad.

Debemos mentalizarnos, comprender que también cuando estamos descendiendo tenemos la posibilidad de fortalecernos, y estar cerca, muy cerca de Hakadosh Baruj Hu, y aunque nos pase alguna cosa, tanto en el cuerpo, en nuestra espiritualidad o con nuestro dinero, siempre sigamos adelante con la confianza puesta únicamente en el Bore Olam.

El ietzer hara viene a decirnos que no nos es posible acercarnos a Hashem Itbaraj, porque pecamos mucho, estamos impuros, y que así es imposible acercarse a la Santidad. Por otro lado, también nos informa que debido a los sufrimientos que estamos recibiendo por haber pecado, y a causa de nos sentimos apretados económicamente, debemos invertir todo nuestro tiempo para el sustento y, desde luego, no queda tiempo para acercarnos al Bore Olam.

Pero, si ponemos en nuestros ojos la suficiente medida de verdad, si buscamos ver la realidad, y ponemos nuestra cabeza derecha para analizar con una verdad objetiva, entenderemos que todo lo que pasa a nuestro alrededor son pruebas que nos manda Hakadosh Baruj Hu. Es el momento de acercarnos al Creador, iluminarnos con el arrepentimiento, y sepamos que esta es la mejor forma de conseguirlo, y si no la única, dice el rab hagaon Itzjak Zilverstein Shlita, es la única forma, cuando pasamos una prueba, y nos salvamos de otros castigos y del Gueinom (o sea que al pasar una prueba recibimos premio en los dos mundos), ya que estamos transformando el castigo en un instrumento para mostrarle al Bore Olam que “estamos con El”!

Veremos, que cuando parece que, lo alenu, estamos dentro de un sufrimiento irreversible, profundo, podemos encontrar la “mano” restauradora de Hakadosh Baruj Hu, que entrega una y otra mano, y en ningún momento deja de ocuparse de nosotros, como ya dijeron nuestros jajamim sobre el versículo del Tehilim (4,2), Tus Ojos verán mi sufrimiento, Tus Oídos escucharán mis súplicas…

En otro versículo del Tehilim (68,6) está escrito: padre de los huérfanos, juez de las viudas, en su lugar santo… Nuestros libros sagrados explican que Hashem está en el lugar del canto, donde los Angeles vienen a cantar, de la misma forma que en los casamientos decimos que la alegría está en “su lugar”.

Y hay que entender la relación entre padre de huérfanos, juez de viudas y el lugar donde cantan. Y también en la continuación del versículo debemos aclarar ciertas cosas, aunque Jazal ya se adelantaron y cambiaron la palabra “bejushrot” por “veshirot”, con la intención de mencionar “parejas”, que el Bore Olam prepara para cada persona la pareja adecuada…

Y más dijeron Jazal, que Hakadosh Baruj Hu al proclamar que la hija de tal persona será para tal hombre, ya vio todo el futuro, y si, lo alenu, decretó para alguien una vida corta, seguro que la pareja de esta persona estará preparada para soportarlo, sabrá cómo conseguir el sustento para los huérfanos, y además cómo ocupar y completar el lugar que falta en la casa, del que se fue del mundo, para que puedan también ellos, los huérfanos, seguir cantando la canción de la vida.

Está claro, que si una mujer joven, de pronto queda viuda, con el agregado de pequeños huérfanos, recibirá fuerza de Hakadosh Baruj Hu para que pueda afrontar semejante situación y se fortalecerá con su gran fe, junto con sus hijos.

Vemos, entonces, que cuando Hashem forma la pareja, mucho antes de que se produzca el enlace, ya está decretado lo que sucederá en el futuro, y en un caso como el que vimos, está también la fuerza para afrontar cualquier dificultad.

Pero todo esto, no nos libra de la obligación de hacer todo lo que esté a nuestro alcance para ayudar a una viuda y a sus huerfanitos. No porque sepamos que Hashem les da la fuerza necesaria podemos dejarlos abandonados en una situación en la que se sientan apretados sin poder inclinarse ni a la izquierda ni a la derecha.

Dice el “Tana Debe Eliahu” (cap. 29), así como Hakadosh Baruj Hu, Su Nombre es Grande y Bendito para siempre, es Piadoso con Israel, en todos los lugares que se encuentren, Piadoso con los pobres, huérfanos y viudas, así también el hombre debe ser piadoso con Israel y con todos los nombrados, para que su esposa no quede viuda ni sus hijos huérfanos, como está escrito, no hagas sufrir a la viuda y al huérfano. En otras palabras, que entendemos mejor, la persona que ayuda a las viudas y a los huérfanos, se ayuda a sí mismo!!!

Baruj Hashem, muchos de nosotros no sabemos lo que significa el sufrimiento de un huérfano. El rebe Mikotzk pregunta sobre la repetición de palabras en el libro de Shemot (cap.22 vers.21-22), que menciona el sufrimiento y las quejas duplicando las palabras…

El rebe nos dice que cuando un niño se cae en la calle y recibe un golpe, llorará por el golpe, pero en unos minutos lograremos calmarlo. Pero, cuando un huérfano recibe el mismo golpe, no llora sólo por el golpe, también llora porque no está el papá que lo levante y lo mime!

Y lo mismo ocurre con la viuda. Si el pan llega tarde al almacén, una mujer dirá “llegará en un momento”. En cambio la viuda dirá “el pan no llega porque mi marido no está con vida…”, por eso, la Tora nos previene sobre el no hacer sufrir ni a la viuda ni a los huérfanos, porque ya tienen suficiente…

Y nuestra obligación no termina con apiadarnos de ellos. Ellos tampoco quieren dar lástima, por eso nuestra ayuda podrá ser monetaria o de otro tipo, para que dentro del sufrimiento que ya tienen debido a la falta del padre o del marido, al menos no sientan que les faltan otras cosas. Y ya que nosotros buscamos méritos en nuestras vidas, sepamos que este es uno de los méritos más grandes del iehudi, asociarnos con Hakadosh Baruj Hu…

Alenu Leshabeaj.

Leiluy Nishmat Harav Mejele Iehuda Lefkovich זצוק”ל




Tus comentarios:
Nombre
Apellido
EMAIL Dirección obligatorio
Mostrar mi email?
Si   No
Resumen (en una línea):
Comentarios obligatorio

Campo validacion 3+1=:
 
 suscripción
 direccion email:
  Clik

Semana a semana
Perlas
Visiones
Brainstorming
Temario semanal
En profundidad
Actualidad
Selecciones
Haftara semanal

 

Judaismo para Hoy en español
Copyright © 1995-2021 Todos los derechos están reservados a judaismohoy.com
Queda prohibida la reproducción de todo el material escrito y dibujos usados en este sito sin la autorización de judaismohoy.com
Por favor no leer el contenido de este sitio en Shabat y en las Fiestas judías



[ CONTACTENOS ]

[Vida Judía]    [Nuestras Fuentes]    [Cocina Judía]    [Entendiendo el Judaísmo]   
[Cocina Judía]    [Festividades]    [Para Reflexionar]    [Januca]   
[Para Reflexionar]