Judaismohoy
Buscador . . . . . . . . . . . .
 






Shabat Shalom


Parashat Bo-7
Por. Rabino Richard Kaufmann



Untitled Document

"No veía ningún hombre a su hermano ..."

(Shemot 10, 23).

Cuando Hashem castigó a los egipcios con la plaga de la oscuridad, la Torá comenta que era tal la oscuridad que existía, que las personas eran incapaces de ver a sus propios hermanos ...

Y en realidad, la descripción de lo que sucedió durante la novena plaga, expresa el significado interior de lo que significa encontrarnos en la oscuridad ...

Es decir, oscuridad es cuando la persona está concentrada únicamente en sí misma, siendo incapaz de observar sensiblemente aquello que sucede en su derredor, siendo incapaz de sentir el dolor ajeno como propio ...

Y por todo eso, el egoísta es la persona que más sufre, la persona que más se angustia y la persona que menos atrae hacia sí la companía (desinteresada) de los demás ...

El altruista en cambio, se preocupa permanentemente por el bienestar y la felicidad de sus semejantes, ama a las personas y las personas lo aman, es feliz a través de hacer feliz, y su corazón se encuentra colmado todo el tiempo de agradecimiento, por sentir sobre sí tanto amor y tanta bondad ...


"Y Hashem dio gracias al pueblo (de Israel) a los ojos de los egipcios y les pidieron y se aprovecharon de Egipto"

(Shemot 12, 36).


Hashem le ordenó al pueblo de Israel, que en víspera de la salida de Egipto les pidan a los egipcios que ellos les den voluntariamente ropas, oro y plata (en pago a todos los años de esclavitud que allí sufrieron, gracias a los cuales los egipcios se habían generosamente enriquecido ...).

El pueblo judío hizo exactamente lo que Hashem les ordenó, hallando gracia a sus ojos, quienes les dieron abundantemente todo lo que ellos habían solicitado ...

Sin embargo, además del relato en sí, existe un profundo mensaje oculto en el contenido del presente versículo.

¿Y cuál es este profundo mensaje?

Que cuando hay momentos de limitaciones y de dificultades (representados por la palabra "Mitzraím" -Egipto- que denota sufrimiento y estrechez), debemos de saber que Hashem incluyó y sembró dentro de dichos momentos, también oportunidades para crecer y aprovechar el efecto generado por las mismas; y si estamos abiertos y alertas a identificar dichas oportunidades, podremos aprovechar esos momentos de "gracia" que Hashem generosamente nos dá, para sacar un gran provecho a partir de ellas.


"Y será como señal sobre tu mano y como fajas frontales entre tus ojos, pues con mano

poderosa nos sacó Hashem de Egipto".

(Shemot 13, 16)

¿Cuál es la relación entre la mitzvá de colocarnos los Tefilín y la mitzvá de recordar la salida de Egipto?

Como sabemos, los Tefilin son colocados sobre la mano que representa a la acción, y en la cabeza, entre los ojos, representando con ello a la visión y el pensamiento.

Dos son los tipos de esclavitud que pueden existir en la persona: la esclavitud a nivel físico y la esclavitud a nivel espiritual y mental.

La esclavitud a nivel físico puede manifestarse en tres dimensiones:
a) En la limitación espacial de nuestra capacidad de movimiento.
b) En el sometimiento y la alienación a los deseos del cuerpo; los cuales nos transforman en seres esclavizados y dominados eventualmente por dichos deseos ...
c) En la pesadumbre física, la cual nos insta a actuar quejosamente y con dificultad, o directamente abstenernos de hacerlo ...

A nivel mental, la esclavitud puede manifestarse también de varias maneras:
a) En permitir que todo tipo de falsas ideas dominen nuestras vidas.
b) En dejarnos influenciar o dominar por los pensamientos o presiones sociales de los demás ...
c) En dejar que nuestros malos sentimientos y nuestras malas cualidades se manifiesten "libremente", siendo esclavizados y dominados por ellas, en lugar de imponer sobre ellas el poder de nuestra mente, impidiendo así que se puedan manifestar ...


"Y será como señal entre tu mano y memoria entre tus ojos, para que la ley de Hashem esté en tu boca, porque con mano poderosa te sacó Hashem de Egipto" .

(Shemot 13, 9)


Este versículo, que es parecido al que trajimos el día de ayer, nos agrega que el objetivo de los Tefilin es para que la ley de Hashem esté en nuestra boca.

¿Y por qué los Tefilin nos pueden ayudar a recordar esto?

El ser humano piensa, habla y hace.
Los Tefilin de la cabeza tienen que ver con el pensamiento y los Tefilin de la mano tienen que ver con la acción.

Cuando una persona se coloca sobre la cabeza entre los ojos los Tefilin que vienen a recordarle las mitzvót, haciendo lo mismo sobre su mano, recordándole con esto la acción, también su boca habrá de involucrarse en esto, para así estudiar y reconocer que es de Hashem de quién provienen todos los mandamientos, y que es a través de ellos que recordamos que Hashem nos sacó de Egipto de la casa de la esclavitud, siendo justamente los mandamientos de Hashem, los que tienen el poder de liberarnos de otros tipos de esclavitud ...

Y si bien cuando miramos el Judaísmo, en apariencia sus leyes nos limitan nuestra libertad generando cierto tipo de "esclavitud", en realidad la "esclavitud" a las leyes de la Torá es lo que nos libera de la "esclavitud" a dimensiones más bajas de nuestro ser, o a todo tipo de cosas que nos limitan y condicionan.

Y si preguntamos por ejemplo: ¿quién es más libre, quien cuida Shabat o quién no lo cuida?

En apariencia, quien no lo cuida es mucho más libre pues hace lo que quiere, y quien lo cuida está mucho más condicionado porque no puede hacer lo que quiere.

Sin embargo, el que hace supuestamente lo que quiere, corre muchas veces el riesgo de terminar siendo alienado por aquello que representa el hacer lo que quiere, terminando muchas veces no haciendo exactamente lo que "quiere" (que es ser feliz y disfrutar y no estar esclavizado y alienado ...).

Por ejemplo, habla todo el tiempo por su celular o está todo el tiempo con su blackberry contestando e-mails, o trabaja todo el tiempo y todo el tiempo "elige" estar con la cabeza puesta en su "negocios", etc.

Viene el Shabat y lo "obliga" a liberarse de todo ello.
Es decir, aquello que parece una esclavitud, lo viene a liberar de aquellas otras cosas que durante la semana, eventualmente lo esclavizan, y que si no hiciera un alto obligatorio en el "camino", es realmente posible que lo terminen por dominar ...

Y nos ponemos los Tefilin, para recordarnos que entre el pensamiento y la acción se encuentra la palabra, y que tenemos que hablar de las mitzvót de Hashem para no olvidarlas, ¡pues ellas nos van a ayudar a ser realmente libres!

 




Tus comentarios:
Nombre
Apellido
EMAIL Dirección obligatorio
Mostrar mi email?
Si   No
Resumen (en una línea):
Comentarios obligatorio

Campo validacion 4+1=:
 
 suscripción
 direccion email:
  Clik

Semana a semana
Perlas
Visiones
Brainstorming
Temario semanal
En profundidad
Actualidad
Selecciones
Haftara semanal

 

Judaismo para Hoy en español
Copyright © 1995-2021 Todos los derechos están reservados a judaismohoy.com
Queda prohibida la reproducción de todo el material escrito y dibujos usados en este sito sin la autorización de judaismohoy.com
Por favor no leer el contenido de este sitio en Shabat y en las Fiestas judías



[ CONTACTENOS ]

[Vida Judía]    [Nuestras Fuentes]    [Cocina Judía]    [Entendiendo el Judaísmo]   
[Cocina Judía]    [Festividades]    [Para Reflexionar]    [Januca]   
[Para Reflexionar]