Judaismohoy
Buscador . . . . . . . . . . . .
 






Shabat Shalom


Parashat Behar-Bejukotai-7
Por. Rabino Richard Kaufmann



Untitled Document

"No engañará el hombre a su prójimo y temerás a tu D-s, porque Yo soy Hashem vuestro D-s" (Vaikrá 25, 17).

¿Qué es lo que puede llevar al ser humano a engañar a su prójimo?

No otra cosa más que el olvidarse de D-s. Es decir, el pensar que sus engaños van a poder quedar impúnes y que nadie finalmente lo va a juzgar.

Es por ello, que tanto respecto a engaños, como respecto a cualquier otra cualidad negativa, el tener conciencia que vivimos "en Presencia de Hashem", es el límite últimativo que tiene el poder más grande para podernos frenar ...

Y después de todo, ¿qué es tener "éxito" mediante un supuesto engaño según los parámetros de éste mundo, frente a tener que pagar las consecuencias al entrar en la dimensión de la eternidad?

Y no porque sí, especialmente en relación a esta cualidad, donde el ser humano se puede sentir tentado a engañar para así obtener eventualmente grandes beneficios, es donde justamente es imprescindible mencionar el concepto de "temor de Hashem", pues sólo mediante ello podemos ayudar genuinamente al ser humano a abstenerse de actuar deshonestamente, causándose un inmenso daño a si mismo, además del posible daño que podrá llegar a causar también a los demás ...


"Y la tierra no podrá ser vendida a perpetuidad porque es Mía, por cuanto sois forasteros y peregrinos para mí" (Vaikrá 25, 23).



Y si la parte que le pertenecía a una tribu de Israel no podia ser vendida en perpetuidad a otra tribu, por cuanto que de Hashem es toda la tierra y Él ordenó no hacerlo, cuanto más que nuestra tierra no puede ser vendida ni entregada gratuitamente a otros pueblos en perpetuidad, por cuanto la tierra es de Hashem y no nos pertenece cabalmente a nosotros ...

Y cuando comprendamos que - nos guste o no, estémos de acuerdo o no - es así como Hashem rige la realidad y no es conveniente en absoluto ir en contra de Su voluntad, eso nos ayudará a no caer en todo tipo de falsas ilusiones, sobre una paz basada en la entrega de porciones de nuestra sagrada tierra ...

Y lamentablemente vimos, como la entrega de partes de nuestra tierra a nuestros enemigos en supuestos "acuerdos de paz", no sólo que no trajeron la ansiada y anhelada paz al Estado de Israel, sino que por el contrario, lo han debilitado más aún, trayendo terror y sufrimiento a nuestras fronteras ...

Y sólo cuando aprendamos a pararnos firmes frente a las naciones del mundo diciéndoles cara a cara cuál es la "verdadera" verdad, sólo entonces podremos acceder al respeto y reconocimiento que tan "idealmente" deseamos ...


"Andaré entre vosotros, seré vuestro D-s y vosotros seréis Mi pueblo" (Vaikrá 26, 12).


Es decir, Hashem nos promete que si vamos a actuar correctamente y vamos a vivir "alineados" con Su voluntad, entonces recibiremos muchisimas bendiciones y Hashem andará constantemente entre nosotros.

Empero, sobre esto cabe preguntar: ¿Acaso no está escrito que la gloria de Hashem llena toda la tierra? Si Hashem está en todos lados, ¿qué necesidad hay de decir que Hashem andará entre nosotros?

Y la respuesta es, que en realidad Hashem se encuentra todo el tiempo a nuestro lado, dependiendo de nuestras acciones, que tengamos la bendición de poder percibir que todo el tiempo ello cabalmente es así ...


"En el año del jubileo, el campo será restituido al que lo había comprado de él, (o sea) a aquel que de él es la propiedad de la tierra" (Vaikrá 27, 24).



Es decir, la Torá impide que prospere el latifundio y que una sola persona, o un grupo de personas, puedan apropiarse para siempre de la tierra de sus semejantes.

Y si bien cuando una persona contraía una deuda que no podía pagar, debía dar su tierra en pago por dicha deuda, ello no era para siempre, pues siempre, pase lo que pase, en el año del jubileo (año cincuenta) la tierra era restituida a sus antiguos dueños.

Y de esta manera, la Torá permite la existencia de un sistema "capitalista" de carácter temporal a los efectos de contribuir al crecimiento y desarrollo de la economía, impidiendo por otra parte que ello conduzca al empobrecimiento de las personas para siempre, dándole a cada individuo, al menos una oportunidad en la vida, de volver a ser dueños de su propia tierra (tomando en cuenta que las personas viven al menos cincuenta años y que en algún momento de sus vidas van a "encontrarse" con el año del jubileo).

A esto, además se suman todas las reglas sociales que la Torá tiene, para ayudar a aquellas personas carentes, que puedan llevar una vida digna en la cual todas sus necesidades básicas son siempre aseguradas y satisfechas ...

Por último, es menester comprender, que debido a que cuando el pueblo de Israel entró en su tierra cada familia recibió su porción, siempre la persona va a poder volver a heredar su porción de tierra familiar, teniendo una segunda oportunidad de volver a desarrollarse económicamente en su tierra, recuperando así materialmente su "independencia" ...

 




Tus comentarios:
Nombre
Apellido
EMAIL Dirección obligatorio
Mostrar mi email?
Si   No
Resumen (en una línea):
Comentarios obligatorio

Campo validacion 1+2=:
 
 suscripción
 direccion email:
  Clik

Semana a semana
Perlas
Visiones
Brainstorming
Temario semanal
En profundidad
Actualidad
Selecciones
Haftara semanal

 

Judaismo para Hoy en español
Copyright © 1995-2021 Todos los derechos están reservados a judaismohoy.com
Queda prohibida la reproducción de todo el material escrito y dibujos usados en este sito sin la autorización de judaismohoy.com
Por favor no leer el contenido de este sitio en Shabat y en las Fiestas judías



[ CONTACTENOS ]

[Vida Judía]    [Nuestras Fuentes]    [Cocina Judía]    [Entendiendo el Judaísmo]   
[Cocina Judía]    [Festividades]    [Para Reflexionar]    [Januca]   
[Para Reflexionar]