Judaismohoy
Buscador . . . . . . . . . . . .
 






Shabat Shalom


¿Cuánto queremos cumplir un precepto?
Por. Adaptación Rav Gabriel Guiber



Untitled Document

“Y tomó el cordero y lo ofrendó en lugar de su hijo”

(Bereshit 22,13)

El gaon, Morenu rabi Iehuda Tzadka ztz”l, Rosh Ieshivat Porat Iosef, abrió su conferencia con un relato, explicando lo que ocurrió en el sacrificio de Itzjak.

El justo, rabi Arie Levin ztz”l, era un hombre que hacía muchos favores, y era famoso por ser “el rab de los presos”, siempre iba a visitarlos y a hablar con ellos. Una vez, en Shabat, llegó a visitar a los presos y su camino fue cerrado, no le permitieron ingresar a la cárcel. En la entrada había un policía británico que no quería dejarlo entrar. El rab le presentó el permiso que tenía para ingresar, y el guardia iehudi constató que el permiso estaba en regla, pero el inglés argumentó que el permiso estaba vigente solamente en épocas normales. Ahora necesitaba un permiso especial.

El guardia iehudi le dijo: ¿por qué molestas a este anciano iehudi que voluntariamente se presenta para darles una ayuda moral a los detenidos?

Y contestó el británico: con seguridad, él recibe un salario, que vaya y que busque otro trabajo!...

Cuando rabi Arie vio que le habían cerrado el camino, se fue de allí y comenzó a buscar alrededor de la cárcel un hueco para entrar sin ser visto, lo encontró y entró. Por supuesto que al rato lo descubrieron, y lo llevaron frente al policía inglés, pero ahora el policía reconocía su error y dijo: antes, no podía creerlo, pero ahora, sí te creo, y me doy cuenta de que no haces esto por un salario, ya que si fuera que haces esto por un salario, habrías estado alegre cuando te impedí la entrada, y ya podrías volver a tu casa tranquilo a descansar, porque, aunque no hayas hecho tu trabajo, cumpliste con tu parte, lo intentaste. Si tú te esforzaste, y buscaste un agujero para entrar, es la señal de que haces esto sólo porque quieres, y entonces, yo te puedo dejar entrar para visitar a los presos…

De este relato podemos entender por qué, después de que aparece el Angel que le dice a Abraham Avinu que no le haga Shejita a su hijo Itzjak, éste desaparece sin darle su bendición. Solamente después de que Abraham acerca la ofrenda del cordero, vuelve el Angel y bendice a Abraham en Nombre de Hashem: porque Hashem le dará una bendición muy grande a tu descendencia, y será tan numerosa como las estrellas del cielo o como la arena en la orilla del mar, y ellos heredarán… las puertas de tus enemigos. Y se bendecirán… porque escuchaste Mi Voz.

Y el por qué, de que en el mismo momento del sacrificio de Itzjak, no está demostrada lo grande de la rectitud de Abraham Avinu, la podemos explicar de la siguiente forma: podría ser, que de tanto miedo al Bore Olam se haya decidido a sacrificar a su hijo, ya que temía, que si no hacía la Voluntad del Bore, que tenía el poder de matar y de dar vida, Hashem podía decretar la muerte de él y también la de su hijo.

Y entonces, si Abraham Avinu habría hecho la Akeda solamente por miedo, tendríamos que cuando escucha la Voz del Angel que le dice “no pongas tu mano sobre el muchacho”, estaría contento y feliz por haber superado la prueba y estar libre de hacerla, podría soltar del sufrimiento de estar atado a su hijo y juntos, volverían rápidamente a su casa, a reencontrarse con Sara Imenu.

Pero, Abraham Avinu no hizo así, sino que se esforzó para buscar un cordero para entregar en ofrenda, no se iría sin realizar su ofrenda al Bore Olam, no se sentía libre del precepto, sólo se había liberado de ofrendar a su hijo, pero no de la ofrenda en sí. No bajaría del monte sin acercar su sacrificio. Y el cordero apareció, atrancado con sus propios cuernos a un arbusto, y Abraham se ocupó de liberarlo, llevarlo consigo al lugar donde había preparado el altar, y ofrendarlo. Y esto es la prueba eterna de que Abraham Avinu sirvió siempre a Hakadosh Baruj Hu con todo su amor y que todos sus hechos fueron únicamente Leshem Shamaim. Al comprobar esta verdad, aparece por segunda vez el Angel, para darle a Abraham Avinu todas las bendiciones del Cielo.

De aquí hemos aprendido cuál es la forma de tener la seguridad de ser merecedores de bendiciones sin límite: cumplir con los preceptos con amor y voluntad. Como estudiamos que hay muchas cosas, en las que el hombre come de sus frutos en este mundo, como decir que está cobrando los intereses de su premio aquí, porque el capital, queda guardado para el mundo venidero, y entre esos preceptos tenemos: levantarse para ir al Beit Hamidrash a la mañana, Shajrit, y a la noche, Arvit (Shabat 127b). La acción de ir al Beit Hakneset o la acción de rezar, no son suficientes para recibir esta bendición, pero levantarse, madrugar, el esfuerzo que implica dejar de dormir para ir a rezar, demuestra la voluntad y las ganas de cumplir con el precepto, el deseo de rezar y servir a nuestro Creador. Como ya nos dijo David Hamelej: Quiero correr para cumplir con tus preceptos, porque así mi corazón se ensancha, el corazón y la voluntad se ven cuando corremos para cumplir con los preceptos.

¿Y esto con qué se compara? Con un doctor que quiere revisar a un hombre para ver si está sano. No le preguntará si come, porque con seguridad un hombre tiene que comer para vivir, el hombre que no come puede morirse, y menos diremos que está sano. Lo que el doctor deberá preguntar es si el hombre come con apetito, porque el apetito es el que atestigua sobre la salud y el equilibrio del cuerpo. Y así, la voluntad, el deseo, o, el “hambre” de cumplir preceptos, demuestra que un hombre está sano espiritualmente.

(Maian Hashavua)




Tus comentarios:
Nombre
Apellido
EMAIL Dirección obligatorio
Mostrar mi email?
Si   No
Resumen (en una línea):
Comentarios obligatorio

Campo validacion 9+2=:
 
 suscripción
 direccion email:
  Clik

Semana a semana
Perlas
Visiones
Brainstorming
Temario semanal
En profundidad
Actualidad
Selecciones
Haftara semanal

 

Judaismo para Hoy en español
Copyright © 1995-2021 Todos los derechos están reservados a judaismohoy.com
Queda prohibida la reproducción de todo el material escrito y dibujos usados en este sito sin la autorización de judaismohoy.com
Por favor no leer el contenido de este sitio en Shabat y en las Fiestas judías



[ CONTACTENOS ]

[Vida Judía]    [Nuestras Fuentes]    [Cocina Judía]    [Entendiendo el Judaísmo]   
[Cocina Judía]    [Festividades]    [Para Reflexionar]    [Januca]   
[Para Reflexionar]