Judaismohoy
Buscador . . . . . . . . . . . .
 






Shabat Shalom


Parashat Vayshlaj-7
Por. Rabino Richard Kaufmann



Untitled Document

"Sálvame por favor de mano de mi hermano de mano de Esav, pues temo que hiera a la madre junto con los hijos"

(Bereshit 32, 12).

¿Para qué hace falta que Iaacov diga "de mano de mi hermano, de mano de Esav"? ¿Acaso con decir una de las dos expresiones no hubiera sido suficiente? Después de todo, Iaacov tenía un sólo hermano, por lo cual no cabía duda alguna de quién se trataba...

La respuesta es, que Iaacov le pide a Hashem que lo salve de Esav el malvado, que haciéndose pasar por su hermano y por una persona fraternal, termine dañandolo y matando eventualmente a su familia.

Empero, el concepto madre e hijos, puede ser comprendido también según el lenguaje de la Kabalá.

"Madre" hace referencia a la sefirá de Bina que es el entendimiento, siendo los "hijos", las siete sefirot inferiores que hacen referencia a las cualidades.

Es decir, Iaacov le reza a Hashem para que lo salve no sólo de Esav como persona, sino también de las malas influencias de Esav...

No vaya a ser que Esav con su discurso le tergiverse y modifique su justo entendimiento, influyendo esto negativamente también sobre sus cualidades...

Y en este sentido, el rezo de Iaacov es el rezo del pueblo judío a lo largo de toda su historia ... Es decir, no sólo que nos salve de Esav cuando viene como un malvado a hacernos daño, sino también que nos salve del Esav que viene disfrazado de nuestro "hermano", con la intención de modificar nuestra forma de vida y nuestros valores, haciendo que finalmente nos alejemos de nuestro Judaísmo...

Y en este sentido, el cristianismo que no logro instar al pueblo judío a convertirse a través del odio y de las persecusiones (haciéndonos creer que si sólo nos convertiamos nuestra suerte cambiaría e iban a dejar de perseguirnos), modificó en las últimas décadas su estrategía, pasando a utilizar técnicas de "hermandad" y de "solidaridad" hacia nuestros pueblo...

Y también a ello se refirió nuestro patriarca Iaacov cuando le rezó a Hashem pidiéndole que lo salve "de mano de su hermano, de mano de Esav...".


"Y le dijo Iaacov a su familia y a todos los que estaban con él, quiten a los dioses extraños que están dentro de ustedes y purifíquense y cambién vuestras ropas"

(Bereshit 35, 2).

Es decir, en vísperas de la entrada del pueblo de Israel a la tierra de Israel, Iaacov se dirige a su familia y a las demás personas que junto a él se encontraban, para instarlos a que quiten los dioses extraños que estaban "dentro de ellos".

Y si bien podemos entender este concepto refiriéndose a posibles estatuillas e ídolos materiales que traían consigo, podemos ver aquí en las palabras de Iaacov también un doble mensaje...

En otras palabras, lo que Iaacov les está diciendo, es que para poder vivir y adaptarse a la tierra de Israel, revelando allí espiritualmente todos sus potenciales, es imprescindible que eliminen a los dioses extraños que estaban aún dentro de ellos ... Es decir, a todas aquellas concepciones y posturas que asimilaron de otros pueblos durante su estancia en el exilio, purificando consecuentemente sus mentes y sus corazones para así vestirse espiritualmente con ropas acordes, a la pureza y santidad que caracterizan a la tierra de Israel...

Y todo aquel que quiera también hoy en día adaptarse al bendito país que Baruj Hashem tenemos, es imprescindible que esté dispuesto a tirar los dioses extraños de los lujos y de la comodidad que quizás fuera de Israel tenía, para así poder enfatizar los aspectos espirituales que aquí cada alma judía puede descubrir y adquirir en nuestra bendita tierra, sin estar condicionados por comparaciones estériles que únicamente distraen y alejan de nuestra intrínseca y verdadera búsqueda, que es sentirnos plenos y felices, en primer lugar a nivel espiritual.

Por último es importante aclarar, que esto no quiere decir que no podamos aspirar a tener también en Israel buenas condiciones materiales de vida, sólo que sí quiere decir, que ellas no tengan el poder de lograr condicionarnos, y que no de ello dependa nuestra adaptación al país y por ende nuestra felicidad...


"Y aconteció, que cuando Israel moraba en aquella tierra fue Reubén y se acostó con Bilha, la concubina de su padre, y escuchó Israel y fueron los hijos de Iaacov doce"

(Bereshit 35, 23).

Es interesante, que después que la Torá relata sobre el hecho que Reubén se acostó con la concubina de su padre, hay un espacio vacío en medio del versículo, luego de lo cual aparece escrito "y los hijos de Iaacov fueron doce".

Es decir, a pesar del grave pecado cometido por Reubén al acostarse con la concubina de su padre, no por eso dejó Reubén de ser contado entre los hijos de Iaacov, siendo considerado igualmente como uno de los doce...

Y en relación a este concepto, está escrito que "un integrante del pueblo de Israel que pecó, a pesar de ello, sigue siendo considerado Israel".

En otras palabras, si bien por cada acción que hagamos vamos a tener que rendir cuentas ante el Creador del mundo, no por ello podremos llegar a perder nuestra condición de judíos...

Y esto es algo que es importante saberlo y también decirlo, pues hay individuos que pueden erroneamente llegar a pensar, que por la gravedad de las acciones y transgresiones cometidas, ya no son considerados como hijos deseados a los ojos del Creador, lo cual es absolutamente falso, pues nunca jamás perdemos nuestra condición de hijos; y Hashem es nuestro Padre Celestial que está "ansioso" que nos arrepintamos y corrijamos nuestras malas acciones, retornando como amados hijos nuevamente hacia Él...




Tus comentarios:
Nombre
Apellido
EMAIL Dirección obligatorio
Mostrar mi email?
Si   No
Resumen (en una línea):
Comentarios obligatorio

Campo validacion 6+1=:
 
 suscripción
 direccion email:
  Clik

Semana a semana
Perlas
Visiones
Brainstorming
Temario semanal
En profundidad
Actualidad
Selecciones
Haftara semanal

 

Judaismo para Hoy en español
Copyright © 1995-2021 Todos los derechos están reservados a judaismohoy.com
Queda prohibida la reproducción de todo el material escrito y dibujos usados en este sito sin la autorización de judaismohoy.com
Por favor no leer el contenido de este sitio en Shabat y en las Fiestas judías



[ CONTACTENOS ]

[Vida Judía]    [Nuestras Fuentes]    [Cocina Judía]    [Entendiendo el Judaísmo]   
[Cocina Judía]    [Festividades]    [Para Reflexionar]    [Januca]   
[Para Reflexionar]