Judaismohoy
Buscador . . . . . . . . . . . .
 






Shabat Shalom


Parashat Vaigash-7-2
Por. Rabino Richard Kaufmann



Untitled Document

"Ahora pues, te ruego que permitas a tu siervo ocupar el lugar del muchacho, y que lo dejes irse con sus hermanos. Pues ¿cómo volveré a mi padre sin el muchacho conmigo, con el peligro del mal que sobrevendrá a mi padre?"

(Bereshit 44, 33-34).

Es decir, luego que retornan los hijos de Iaacov juntos a Egipto (luego que Iosef colocó secretamente su copa en el bolso de Biniamin, para así inculparlo de haberla robado y probar la fidelidad de sus hermanos), al escuchar Iehudá que Iosef pretende que Biniamin se quede en Egipto con él (como castigo por haber robado supuestamente la copa), Iehuda se ofrece para quedarse él en lugar de Biniamin (para que así Biniamin pueda volver a la casa con su padre), aún al precio de tener que permanecer para siempre como esclavo en Egipto.

¿Y cuál es el argumento que Iehudá presenta?

"Pues, ¿cómo volveré a mi padre sin el muchacho conmigo...?".

Es decir, Iehuda está dispuesto a renunciar a su vida y a su bienestar con tal de salvar a su hermano y permitir que pueda volver a su casa.

Y la pregunta que hace Iehudá aquí, debería de retumbar día a día en nuestros oídos, en relación a todos aquellos hermanos nuestros que se están perdiendo y asimilando del pueblo de Israel, pues ¿cómo habremos de retornar al Cielo junto a nuestro padre Celestial, sin haber hecho lo máximo posible para traer a los hijos de Hashem que se están perdiendo de regreso a casa?

¿Con qué cara nos habremos de presentar a los ciento veinte años ante el Tribunal Celestial, si no estuvimos dispuestos a sacrificar en algo a nuestro comodidad y a nuestros beneficios personales, para ayudar a que nuestros hermanos puedan retornar otras vez "a casa"?

Y así como Iosef se conmovió al ver la entrega de Iehudá, revelándoles finalmente que él era Iosef, así en la medida en que nosotros estemos dispuestos a "jugarnosla" más por nuestros semejantes, así despertaremos la compasión Divina sobre nosotros, haciendo que Hashem se revele mucho más explicitamente sobre nuestro mundo, trayendo a la tan ansiada Redención Final...


"Por consiguiente, no fueron ustedes quienes me enviaron a aquí sino D-s, y me puso por padre del faraón, por señor de toda su casa y por gobernante de toda la tierra de Egipto"

(Bereshit 45, 8).

Cuando Iosef se revela como Iosef ante sus hermanos (pues hasta ese momento ellos no lo habían reconocido y pensaban que únicamente era el gobernador de Egipto), percibe inmediatamente que ellos se sintieron mal por ser los causantes que él este exiliado allí...

Sin embargo, Iosef enseguida los calma, los consuela y los tranquiliza, al hacerles entender que está totalmente claro, que no fueron ellos sino Hashem quien lo envió a él a Egipto, para así poder gobernar la tierra y salvar al país y a ellos del sufrimiento y del hambre.

Y la verdad es, que las personas y las circunstancias no son más que enviados del Creador del mundo, y si bien debemos de actuar con sentido común frente a las personas y las circunstancias, ayudándonos a que Hashem nos ayude, debemos de entender que cuando las cosas se dan de la manera como se dan -a pesar de nuestros esfuerzos- ello se debe a que Hashem decidió por algún motivo que las cosas sean así...

Y muchas veces, las circunstancias de la vida no son más que pruebas que tenemos que pasar, demostrándonos si realmente confiamos en Hashem y sabemos que todo viene de Él, o le otorgamos fuerza y poder a factores externos, olvidándonos total o parcialmente de Hashem...


"Y el faraón le dijo a Iosef: Dile a tus hermanos: esto haréis, cargaréis vuestras bestias e id a la tierra de Cnaán. Tomad a vuestro padre y a vuestras familias y venid a mi, que os daré lo mejor de la tierra de Egipto y comeréis sus mejores frutos"

(Bereshit 45, 17-18).


En apariencia, todo en Egipto sonaba a pura bondad y abundancia, ofreciendo el faraón las mejores cosas para la familia de Iaacov.

Sin embargo, el pueblo judío debe saber, que en el exilio no hay "comidas gratuitas", que todo tiene su costo, y que lo que se recibe como beneficio al principio, se puede llegar a pagar con creces al final...

Y cuantas veces sucedió a lo largo de la historia, que reyes y gobernadores trajeron judíos a sus reinados o ciudades para que estos los ayuden en el desarrollo de sus economías; y cuando los judíos ya no sirvieron, fueron echados y expulsados, sin ningún tipo de remordimiento de conciencia por todo lo bueno que previamente los habían servido...

Y si bien esa era la realidad durante nuestra permanencia en el exilio, y muchas veces aceptabamos las cosas porque no teníamos más opción, hoy en día retornamos a nuestra tierra y sí tenemos opción...

Y por más que en Israel quizás tampoco hay comidas gratuitas, al menos estamos en nuestro país y es en nuestro país donde con alegría, dicho precio lo estamos dispuestos a pagar...


"Y residió Israel en la tierra de Egipto en la región de Goshen, y se aferraron a ella y se frutificaron y multiplicaron grandemente"

(Bereshit 47, 27).

Si bien este versículo describe una gran bendición, lo que sobrevino a ésta dichosa época fueron los terribles años de la dura esclavitud en Egipto...

Y de esto debemos de aprender, que no todo lo que a priori puede ser visto como bendición, a posteriori necesariamente lo habrá de ser...

Y que la bendición material que uno puede llegar a tener en un lugar determinado, puede ser también la causa que termine atando a la persona a dicho lugar, impidiéndole (o dificultándole grandemente) el poder trasladarse de allí a otro lugar...

Y hoy en día, que B"H tenemos el privilegio de tener al Estado de Israel, muchos judíos que a priori estarían dispuestos y felices de poder vivir allí, se ven ímpedidos o dificultados de poder hacerlo, por estar atados a toda clase de compromisos materiales - consecuencia directa del "éxito" que han logrado tener en dicho lugar...

Y no solo la carencia puede derivar en "esclavitud", sino que también el éxito en demasía, puede llegar a generar análogas consecuencias...




Tus comentarios:
Nombre
Apellido
EMAIL Dirección obligatorio
Mostrar mi email?
Si   No
Resumen (en una línea):
Comentarios obligatorio

Campo validacion 6+1=:
 
 suscripción
 direccion email:
  Clik

Semana a semana
Perlas
Visiones
Brainstorming
Temario semanal
En profundidad
Actualidad
Selecciones
Haftara semanal

 

Judaismo para Hoy en español
Copyright © 1995-2021 Todos los derechos están reservados a judaismohoy.com
Queda prohibida la reproducción de todo el material escrito y dibujos usados en este sito sin la autorización de judaismohoy.com
Por favor no leer el contenido de este sitio en Shabat y en las Fiestas judías



[ CONTACTENOS ]

[Vida Judía]    [Nuestras Fuentes]    [Cocina Judía]    [Entendiendo el Judaísmo]   
[Cocina Judía]    [Festividades]    [Para Reflexionar]    [Januca]   
[Para Reflexionar]