Judaismohoy
Buscador . . . . . . . . . . . .
 






Shabat Shalom


La Hoja Nueva -Vayigash
Por. Adaptación Rav Gabriel Guiber



Untitled Document

בס"ד

LA GRAN REVELACION

“cuando ustedes me vendieron”(Bereshit 45,4)

Estudiamos “y alzó su voz y lloró… y sus hermanos no pudieron contestarle, se avergonzaron al ver su rostro”. Dijo Aba Cohen Bardela: pobres de nosotros en el día del juicio, pobres de nosotros en el día en el que vengan a reprocharnos. Iosef, el más pequeño de todas las tribus, estaba frente a todos sus hermanos mayores, y ninguno de ellos pudo mantenerse firme ante sus palabras de reproche. Y cuando Hakadosh Baruj Hu esté frente a cada uno de nosotros, y nos pregunte, y nos reproche, a cada uno de acuerdo a nuestra necesidad y de acuerdo a nuestros actos, como está escrito (Tehilim 50,21) que el reproche será valorado y elaborado con la mirada de Hashem, en ese momento, frente al Bore Olam, ¿podremos abrir nuestras bocas? (Bereshit Raba 93,10).

Preguntó el rab Galinsky: ¿cuál fue el reproche de Iosef?

Yo soy Iosef, el hermano que vendieron a Egipto. ¿Y por cuánto me vendieron? Por el valor de un par de zapatos…

¿Y cuál es el reproche de Hakadosh Baruj Hu? Yo soy Hashem, vuestro D-s, y ustedes me “vendieron”. En lugar de estudiar Tora, en lugar de aprovechar el tiempo, en lugar de aprovechar las fuerzas para servirme o para ayudar al prójimo, en lugar de aprovechar el dinero para cumplir preceptos, para hacer favores, para fortalecer a los que dedican su vida al estudio de la Tora, cada uno fue detrás de sus deseos…

Porque ustedes me “vendieron”…

¿Y qué obtuvieron a cambio?

Y no pudieron… contestarle porque se avergonzaron al ver su rostro…

Dijo rabi Levi, todo el que interrumpe el estudio de la Tora y se ocupa de conversaciones vanas, será puesto sobre brazas ardientes (Jaguiga 12b), estas brasas, aunque las veamos apagadas, puede ser que estén apagadas a simple vista, pero encendidas por dentro (Bereshit Raba 98,19). Y el castigo será pagándole con la misma moneda. Como está dicho (Sanhedrin 99a): porque despreció la Palabra de Hashem (su alma será exterminada porque pecó con Hashem) (Bamidvar 15,31), esto ocurre cuando una persona podía ocuparse de la Tora, y no se ocupó.

Y escribió el Jazon Ish, en una de sus cartas, que aparentemente, resulta ser un pecado liviano. Habló sólo unas palabritas, ¿cuál es el problema? Pero, cuando analizamos un poco, descubrimos que la persona que “habló algo” no tiene la menor idea del tesoro que tiene delante. No entiende que cuando un hombre que se sienta y estudia, Hakadosh Baruj Hu se sienta y estudia con él (Tana Debe Eliahu Raba 18), y no sabe que está perdiendo la eternidad.

Y esto, el hecho de pecar, en algo que parece tan liviano, es exactamente, como las brasas que parecen estar apagadas por fuera, pero están ardiendo por dentro, así, el anular el estudio de la Tora por un momento muy pequeño, parece algo tan liviano a simple vista, pero en el interior de cada persona tuerce su forma de pensar, tuerce su camino, muy notoriamente.

Y escuché, lo que dijo rabi Eliah Dushnitzer ztz”l, Mashguiaj de la Ieshivat Lomza: si un hombre camina por la calle y ve un niño llorando desconsoladamente en un rincón, ¿qué debe hacer? Acercarse a él, y tratar de calmarlo, y después, tratar de saber por qué lloraba.

Pero este hombre podría hacer otra cosa: ¿ignorarlo, y seguir su camino, y dejarlo llorando sin consuelo? A esta clase de hombre lo llamaremos “sin corazón”, duro y cruel.

Y si vemos al rab más grande de la generación, por ejemplo, en su momento, al Staipeler, parado, gimiendo y suspirando, y pasamos a su lado, y seguimos nuestro camino, indiferentes, sin acercarnos, sin honrarlo, sin preguntarle el por qué, y tal vez hubiéramos podido brindarle nuestra ayuda. ¿Qué diremos del que comporta de esta manera?

Y más: si el rab más importante se golpea, tropieza en su camino y se cae al suelo, y el rab comienza a rodar por la tierra, su sombrero se aleja por el viento, sus lentes caen, y queda allí tirado y quejándose…

Y un muchacho que lo ve, da vuelta su cabeza. Sigue su camino. No, esto ya no entra en la clasificación de lo que debe ser un hombre.

Entonces…, nosotros no hablamos de un niño, tampoco del rab más sabio de la generación. Todos los días, sí, cada día y día… Hakadosh Baruj Hu llora, por el que tenía la posibilidad de ocuparse de la Tora y no se ocupó (Jaguiga 5b).

Y nosotros somos los que provocamos ese llanto, y seguimos… seguimos, ¿por qué no, si todos lo hacen? Este es el reproche revelado para nosotros.

Vehigadta - Leiamim Hanoraim.

•••••••••••••

EL MAS GRANDE

“no se lamenten porque me vendieron, Hashem me envió delante de ustedes para alimentarlos” (Bereshit 45,5)

Iosef Hatzadik está parado frente a sus hermanos, los que lo vendieron como a un simple esclavo, separándolo de su padre por muchos y largos años.

Y vemos, dice el rab hagaon Shlomo Levinstein Shlita, no sólo que no les guarda rencor ni tampoco los castiga por lo que le hicieron, sino que también los calma y los consuela con sus dulces palabras. Y les recuerda que fue Hashem, Hashem lo envió delante de ellos, para que él pueda proveerlos de alimentos.

¿Existe alguna demostración de no ser meticuloso, de no preocuparme por lo que me digan o me hagan, más que lo que demuestra Iosef Hatzadik?

En el libro “Hamashguiaj Rabi Meir” encontramos un hecho increíble que nos muestra las maravillosas cualidades de rabi Meir Jadash ztz”l, y su fuerza para dejar pasar cualquier cosa.

Ocurrió en la época de la primera guerra mundial, cuando a él le toco estar en un lugar llamado Kfar Nidaj, junto a un compañero. Llegó el rumor de que el ejército alemán se acercaba peligrosamente al pueblo. Y la mayoría de los habitantes del pueblo se apresuraron a reunir sus pertenencias y subirlas a las carretas, y entre todos los habitantes de la ciudad, estaban estos dos compañeros, que también debían dejar el poblado, e intentar subir a las carretas.

De pronto, justo antes de subir a una de las carretas, el compañero recuerda que olvidó una de sus pertenencias y necesita entrar otra vez al interior del pueblo. Corre a buscar lo que olvidó, y rabi Meir se queda ahí parado, para esperarlo…

Y una tras otra iban pasando a su lado carretas llenas de gente con sus cosas. La gente que lo veía le ofrecía a rabi Meir asociarse a ellos en la carreta, pero él se rehusaba, ¿cómo iba a dejar a su amigo solo? Pronto no quedarían carretas en el pueblo, pero seguro que su amigo llegaría enseguida, por eso iba a esperarlo…

Finalmente ve a su amigo a lo lejos, ya estaría junto a él en un instante. Justo en ese momento se acerca a su compañero una carreta con un solo lugar disponible.

Y ante los ojos de rabi Meir, su amigo salta y sube a la carreta con sus paquetes. Ahora la carreta pasaba delante de rabi Meir, y deja detrás su estela de polvo… Y el gran compañero, fiel, queda allí parado, esperando…

¡Qué sorpresa, qué decepción, y qué engaño!

Unos días después contó, que en ese mismo momento se dijo a sí mismo: si se me presenta la misma situación en otra oportunidad, ¡no esperaré!

Pero, en el mismo momento se arrepintió de lo que dijo: Jalila, y de su corazón salieron estas palabras: a pesar de todo, no me arrepiento de haber esperado, ¡valió la pena! Para mí, para la pureza de mi alma, valió la pena esperar y no dejar sólo a mi amigo…

Y en el mismo momento en que ese pensamiento puro pasó por mi cabeza, sentí que algo cambió en mi persona, y que pasé a ser otro hombre, un hombre más bueno.

Umatok Haor.

Leiluy Nishmat

León Ben Ezra ז”ל




Tus comentarios:
Nombre
Apellido
EMAIL Dirección obligatorio
Mostrar mi email?
Si   No
Resumen (en una línea):
Comentarios obligatorio

Campo validacion 8+1=:
 
 suscripción
 direccion email:
  Clik

Semana a semana
Perlas
Visiones
Brainstorming
Temario semanal
En profundidad
Actualidad
Selecciones
Haftara semanal

 

Judaismo para Hoy en español
Copyright © 1995-2021 Todos los derechos están reservados a judaismohoy.com
Queda prohibida la reproducción de todo el material escrito y dibujos usados en este sito sin la autorización de judaismohoy.com
Por favor no leer el contenido de este sitio en Shabat y en las Fiestas judías



[ CONTACTENOS ]

[Vida Judía]    [Nuestras Fuentes]    [Cocina Judía]    [Entendiendo el Judaísmo]   
[Cocina Judía]    [Festividades]    [Para Reflexionar]    [Januca]   
[Para Reflexionar]