Judaismohoy
Buscador . . . . . . . . . . . .
 






Shabat Shalom


Que no se lastime
Por. Adaptación Rav Gabriel Guiber



¡UN GATITO PUEDE LASTIMARSE!

“Y toda mujer con sabiduría en su corazón tejió con sus manos…” (Shemot 35,25)

Hay personas, dice el “Peninei Tora”, que están llenas de ambiciones, empuje y ganas de elevarse más y más, pero les faltan las aptitudes y condiciones que les permitan transformar ese empuje en hechos reales y concretos.

Dice el versículo: llevará el corazón a sus manos, eso es lo que debemos hacer para que nuestro deseo, nuestro empuje se convierta en un hecho real, tomar toda la fuerza que tiene nuestro corazón y depositarla en nuestras manos, que ejecutarán la acción. Así pasamos de la fuerza a la acción, transformamos las ganas, el empuje del corazón en los hechos de nuestras manos.

Y esto mismo es lo que quiere indicar aquí el versículo: y toda mujer con sabiduría en su corazón tejió con sus manos, o sea, la sabiduría de sus corazones sirve también para mostrar, para indicar, cómo llegar a los hechos con sus manos…

Y hay algo que tiene mucho que ver con esto, y recordamos las palabras del Maharal, que pregunta: ¿por qué la primera bendición después del “Mode Ani” es “Al Netilat Iadaim” (el lavado de las manos) y no las bendiciones de la Tora?

Y él mismo contesta de acuerdo al versículo (Ieshaia 63,9) que dice que, mientras el mundo siga funcionando, tomarán (con las manos) y llevarán, todos los días... Hakadosh Baruj Hu le da una importancia muy especial a los hechos que el hombre hace con sus manos, estos hechos pueden llevar y elevar al hombre arriba, muy arriba o, al revés, jalila.

En nuestros tiempos, aumentaron muchísimo la cantidad de botones e interruptores, hasta el punto de que cualquier cosa se puede manejar con un botón o interruptor. Ya no resulta tan fácil hacer algo con nuestras manos… Escuchemos entonces, sobre una gran mujer, que enseñó a las generaciones que la siguieron, como llevar las ganas a los hechos.

Esta gran mujer, fue la rabanit Ila Cohen, que falleció en el invierno del año 5768.

Una vez, llamó a uno de sus nietos que estaba de visita en su casa, y le pidió que sacara el tacho de basura a la calle.

El nieto hizo como la abuela le pidió, pero, cuando arrojó la basura en la calle, el niño vio algo extraño, que le llamó la atención. La abuela había tirado varias latas vacías, pero antes de arrojarlas en el tacho de basura de la casa, envolvió cada una de ellas con una bolsa de nylon.

El nieto estaba muy asombrado por la extraña costumbre de la abuela, y le dijo: si ya tiras la lata vacía a la basura, ¿para qué tienes que envolverla con nylon?

Vemos aquí la visión de una gran mujer, que puede ver más allá, donde no todos pueden ver, y en todas sus acciones se ve su piedad.

Traducido del libro Barji Nafshi.

 

Leiluy Nishmat 

León Ben Ezra ז”ל




Tus comentarios:
Nombre
Apellido
EMAIL Dirección obligatorio
Mostrar mi email?
Si   No
Resumen (en una línea):
Comentarios obligatorio

Campo validacion 5+2=:
 
 suscripción
 direccion email:
  Clik

Semana a semana
Perlas
Visiones
Brainstorming
Temario semanal
En profundidad
Actualidad
Selecciones
Haftara semanal

 

Judaismo para Hoy en español
Copyright © 1995-2021 Todos los derechos están reservados a judaismohoy.com
Queda prohibida la reproducción de todo el material escrito y dibujos usados en este sito sin la autorización de judaismohoy.com
Por favor no leer el contenido de este sitio en Shabat y en las Fiestas judías



[ CONTACTENOS ]

[Vida Judía]    [Nuestras Fuentes]    [Cocina Judía]    [Entendiendo el Judaísmo]   
[Cocina Judía]    [Festividades]    [Para Reflexionar]    [Januca]   
[Para Reflexionar]