Judaismohoy
Buscador . . . . . . . . . . . .
 






Shabat Shalom


La Hoja Nueva -Pesaj-2
Por. Adaptación Rav Gabriel Guiber



Untitled Document

בס"ד

LA OBLIGACION DE EXPANDIR LA LUZ

La Tora habló frente a cuatro clases de hijos: el sabio, el malvado, el simple y el que no sabe cómo preguntar. Los dos primeros, el sabio y el malvado, son los puntos extremos, para el bien y para el mal, la luz frente a la oscuridad, Hashem hizo a uno en contraposición del otro.

Pero ya dijeron nuestros sabios que “Hashem vio a las personas justas y eran realmente una minoría”, y también los malvados no son muchos, hablando de los realmente malvados, los que desde la base, ya sus principios y todas sus cualidades se desprenden de la maldad, y así desprecian toda cosa que tiene Santidad y odian a las personas que tienen la sabiduría de la Tora.

¿Y dónde encontramos a la mayoría del pueblo? En el pasado, la mayoría del pueblo se podía clasificar junto al “hijo simple”, que a pesar de no saber mucho, está siempre en la búsqueda, investiga, quiere saber, pregunta ¿qué es esto?, porque le interesa.

Así era en otras épocas, con la mayoría de nuestro pueblo, casi toda la gente hacía muchas preguntas y esperaba respuestas, y los rabanim, cumplían muy bien esa función: con conferencias, cursos de Tora, cursos de Halaja (leyes), así aplacaban la sed de aprender.

Pero hoy, hay muchos, muchísimos, que no saben cómo preguntar: más de un millón de niños iehudim que no saben decir “Shema Israel”, y desde luego que no saben tampoco qué pueden preguntar, no están informados de la gran herencia que tenemos, no hay costumbres, y todo va desapareciendo con el transcurso de los años.

Sobre ellos está dicho: cuando alguien no sabe cómo preguntar, tú debes comenzar, debemos hacerles abrir sus bocas para que pregunten, y también enseñarles a preguntar, es nuestra obligación, darle luz a esos ojos, hacer latir esos corazones.

Y ya dijeron Jazal: el que estudia Tora y no la enseña, se compara con una pequeña planta en el medio del desierto, como el “hadas”, que tiene sólo aroma, ¿qué puede hacer el aroma en el medio del desierto, alguien puede tener provecho de ese aroma?, ¿para qué Hashem nos dio, además de la posibilidad de escuchar, la de hablar? Para comunicar, para informar lo que escuchamos y aprendimos. Tenemos la obligación, cada uno a su nivel, de trasmitir, de enseñar, de organizar un curso para enseñar Tora a los que lamentablemente equivocaron su camino.

Para cumplir con lo que está escrito: y al que no sabe cómo preguntar, tú le harás comenzar.

Traducido del libro Maian Hamoed.

Leiluy Nishmat  

León Ben Ezra  ז”ל

 




Tus comentarios:
Nombre
Apellido
EMAIL Dirección obligatorio
Mostrar mi email?
Si   No
Resumen (en una línea):
Comentarios obligatorio

Campo validacion 7+2=:
 
 suscripción
 direccion email:
  Clik

Semana a semana
Perlas
Visiones
Brainstorming
Temario semanal
En profundidad
Actualidad
Selecciones
Haftara semanal

 

Judaismo para Hoy en español
Copyright © 1995-2021 Todos los derechos están reservados a judaismohoy.com
Queda prohibida la reproducción de todo el material escrito y dibujos usados en este sito sin la autorización de judaismohoy.com
Por favor no leer el contenido de este sitio en Shabat y en las Fiestas judías



[ CONTACTENOS ]

[Vida Judía]    [Nuestras Fuentes]    [Cocina Judía]    [Entendiendo el Judaísmo]   
[Cocina Judía]    [Festividades]    [Para Reflexionar]    [Januca]   
[Para Reflexionar]