Judaismohoy
Buscador . . . . . . . . . . . .
 






Shabat Shalom


La Hoja Nueva -Pinjas1
Por. Adaptación Rav Gabriel Guiber



Untitled Document

בס"ד

 

UN MINUTO MAS 

“y harán sufrir vuestras almas” (Bamidvar 29,7)

Contó el rab Galinsky: ocurrió durante el invierno después del fin de la segunda guerra mundial. En las Ieshivot soportaban la falta de toda cosa, ni siquiera había pan para alimentar a los alumnos. Los más grandes Rashe Haieshivot decidieron llamar a una reunión urgente con los iehudim que podían aportar algo, y deberían darle calor a sus corazones para que vuelquen sus donaciones a las Ieshivot y para los estudiantes de Tora. ¿Y quién podría hablar en nombre de ellos? Eligieron al rab de Poneviz, que parecía tener leche y miel bajo su lengua, en el momento de hablar a la gente. Tenía una dulzura impresionante en su hablar, transmitía calor, sentimiento y amor. Hay mucha gente que todavía lo recuerda…

Llegó el momento de la gran reunión. Los Rashe Ieshivot presentes se sentaron en el lugar de honor, en el sector “este” del recinto. El encuentro se veía imponente, y el rab de Poneviz subió al lugar preparado para hablar, y así comenzó:

Cuando ustedes comprueban que la situación ha mejorado y tienen pan y carne para comer y satisfacerse, sienten piedad por los estudiantes de las Ieshivot que están muriendo de hambre. Parece un sentimiento lógico y necesario, pero lo correcto es al revés. Ellos, son dichosos con la parte que les toca, el estudio de la Tora es su alimento. Ellos están dentro del mundo de la luz y el brillo. Porque cerca de Hashem está la fuente de la vida, y con Su luz se hace toda la luz. Está escrito que “Kudsha Berij Hu”, la Tora e Israel, son una sola cosa, una unidad, y ustedes se apegarán a Hashem, vuestro D-s, que les dará vida en este día.

Resulta increíble, cumplimos los preceptos de Hashem y recibimos tanto a cambio, pero no sólo como premio por cumplir, sino que en la realización de la obligación sentimos placer. ¡Qué dulzura hay en la profundización de un estudio, en un pensamiento del Rashba, en una discusión con rabi Jaim, en los fundamentos de rabi Shimon o en el entender de rabi Baruj Beer!

Durante una hora completa continuó describiendo el mundo brillante de un estudiante de la Ieshiva, si existe algo comparable a él o alguna otra cosa de tanto valor. Todos los oyentes estaban asombrados, porque en ningún momento pidió esa colaboración tan necesaria, y sólo se limitó a describir ese mundo mágico, y, al terminar, besó la cortina del Aron y bajó rumbo a su asiento, como desbordado por el ruido de sus palabras.

En su camino hacia su asiento, lo interceptó rabi Iejezkel Sarne, Rosh Ieshivat Hebron: “¡Ponevisher rab!”, debió haber hablado sobre lo que nos falta en las Ieshivot, no sobre lo que sí tenemos, hacerlos saber que no tenemos lo que comer en lugar de decirles que tenemos Tora…

El rab de Poneviz se enojó: ¿Qué están diciendo ustedes? Estudiar, estudiamos dieciséis horas al día. Comer, comemos una hora al día… ¿Sobre qué cosa hay más para decir o es mejor hablar de eso?

Contestó rabi Iejezkel: Es verdad, comer, sólo comemos una hora al día, y estudiar, estudiamos dieciséis horas. Pero cuando ayunamos, ayunamos las veinticuatro horas del día…

¡Qué maravilla! Hay un precepto que nos ordena comer en Shabat y en Iom Tov, ¿durante cuánto tiempo cumplimos con este precepto? Una hora al día. El ayuno que hacemos en Iom Hakipurim, lo hacemos durante veinticuatro o veinticinco horas corridas, ¿cuán grande será nuestra recompensa?!!! Y cuando el premio depende del tiempo nos hace ver qué valioso que resulta aprovecharlo, no dejar un minuto, como podremos ver…

La ciudad de Petaj Tikva se fundó hace aproximadamente cien años, y sus fundadores fueron iehudim íntegros y temerosos de Hashem. Ellos estudiaban y eran dirigidos por el Maaril Diskin ztz”l, uno de los grandes de Brisk. Eran muy pocos los habitantes en ese entonces, pero el terreno que ocupaba la ciudad era grandísimo. Hoy en día, es una de las ciudades más grandes del país, y veremos el por qué de eso.

El terreno era, en ese entonces, propiedad de unos árabes, y tampoco había mapas tan precisos como los hay hoy en día. Llegaron juntos a la profundidad de un valle, y desde allí el comprador tendría que andar entre la estrechez de los campos. Todo el terreno que alcance a medir hasta la puesta del sol, sería de su propiedad.

Rabi Iehoshua Shtampeper era el comprador. Se levantó ese día cuando todavía era de noche. Rezó la oración de la mañana con el despuntar del alba, y con la salida del sol comenzó su tarea, con el dueño del campo que lo seguía de cerca montado en su burro. A un ritmo muy rápido avanzó, avanzó y avanzó. No había caminos ni senderos. Entre las piedras se abría paso con una velocidad increíble, subía a los montes y descendía hacia los valles. El sol le pegaba muy fuerte, y la transpiración caía sin pausa. En ningún momento disminuyó su ritmo, siguió a paso firme, no se detuvo ni para comer ni para tomar.

Las personas con las que se cruzaba querían hablar con él, pero no se detuvo, ni siquiera les contestó, seguía con su misión, constante, sin detenerse por nada.

El árabe estaba agotado y le pidió hacer una pequeña pausa para tomar algo, y tampoco le contestó.

Le faltaba el aire, estaba exhausto, y ya no era un hombre joven, pero siguió, desde el oeste al este, y de allí hacia el norte.

Cuando el sol ya estaba por ponerse, juntó las fuerzas que nadie sabe cómo le quedaban y comenzó a correr, hasta que el sol se puso, y entonces se desplomó y quedó desmayado.

Y todo el terreno fue suyo, de los habitantes del lugar.

A esto llamamos aprovechar cada minuto.

Traducido del libro Vehigadta – Leiamim Hanoraim.

Leiluy Nishmat  

León Ben Ezra  ז”ל




Tus comentarios:
Nombre
Apellido
EMAIL Dirección obligatorio
Mostrar mi email?
Si   No
Resumen (en una línea):
Comentarios obligatorio

Campo validacion 7+2=:
 
 suscripción
 direccion email:
  Clik

Semana a semana
Perlas
Visiones
Brainstorming
Temario semanal
En profundidad
Actualidad
Selecciones
Haftara semanal

 

Judaismo para Hoy en español
Copyright © 1995-2021 Todos los derechos están reservados a judaismohoy.com
Queda prohibida la reproducción de todo el material escrito y dibujos usados en este sito sin la autorización de judaismohoy.com
Por favor no leer el contenido de este sitio en Shabat y en las Fiestas judías



[ CONTACTENOS ]

[Vida Judía]    [Nuestras Fuentes]    [Cocina Judía]    [Entendiendo el Judaísmo]   
[Cocina Judía]    [Festividades]    [Para Reflexionar]    [Januca]   
[Para Reflexionar]