Judaismohoy
Buscador . . . . . . . . . . . .
 






Shabat Shalom


La Hoja Nueva -Pinjas2
Por. Adaptación Rav Gabriel Guiber



Untitled Document

בס"ד

EL QUE CALLA, NO OTORGA

¡RECIBE! 

“y Yo le di mi pacto de paz” (Bamidvar 25,12)

Había dos grandes amigos, inseparables, Reuben y Shimon, y ambos hicieron juntos un curso de contabilidad, que terminaron exitosamente. Reuben fue aceptado de inmediato en una empresa que buscaba un buen contador, y trabajó allí durante varios años. En un momento buscaron otro contador para la fábrica, y Reuben recomendó a su buen amigo, Shimon. Reuben insistió diciendo que Shimon era la persona ideal para el puesto, y finalmente fue aceptado.

Pasaron unos años, y el contador en jefe renunció a su cargo, y el dueño de la empresa comenzó a buscar a su reemplazante. Los dos grandes amigos eran candidatos a ocupar el cargo, y querían ocuparlo, no sólo por la importancia sino también porque el salario era tres veces más de lo que ellos ganaban.

Reuben, que en su momento recomendó a Shimon, estaba seguro de que el puesto era suyo, pero también Shimon quería el puesto y ya había conversado y demostrado sus aptitudes frente al dueño, y, a pesar de la seguridad de Reuben, el puesto fue para Shimon.

Reuben, que pensaba que sólo él podría ocupar ese cargo, y lo esperaba con ansiedad, sufrió un duro golpe, pero apretó sus labios y no reaccionó. Puede ser que durante varias noches no haya conseguido dormir y sus riñones lo hayan hecho sufrir, de todas formas, no habló una palabra para no herir a Shimon.

Reuben estudió y asimiló palabras que aumentaron su fe, y en su corazón estaba completamente seguro de que todo está decretado desde el Cielo, y desde luego, todo sería para bien.

Pasaron unos cuantos años más, y Reuben llegó a la instancia de comenzar a casar a sus hijos. Su hijo mayor llegó a la edad de casarse, un estudiante excelente y con un gran temor al Bore Olam. Un día golpea a la puerta un hombre que le dice a Reuben que tiene para su hijo una propuesta excelente: una señorita muy adecuada para su hijo, que además trae todos los gastos del casamiento pagos y una casa de cuatro habitaciones en Bnei Brak…

Cuando Reuben pregunta sobre la familia de la chica, descubre que el padre de ella no era otro que su gran y buen amigo, Shimon…

¿Ya hablaron con él?, preguntó Reuben.

Seguro, y él nos dijo que todo el dinero que reunió durante estos años, fue sólo para conseguir un novio para su hija con las cualidades de tu hijo, y estaba dispuesto a entregarlo para la futura pareja.

Y en pocos días celebraron el compromiso entre los hijos de Reuben y Shimon.

Ahora podemos hacer un cálculo muy simple, ¿qué habría pasado si cuando nombraron a Shimon en el importante cargo, Reuben habría protestado con dureza? Seguramente que además del cargo, habría perdido la novia para su hijo, todo gracias a que se contuvo, y supo aceptar sin reaccionar, se hizo merecedor a todo.

Lo mismo ocurre con una persona que entra en una pelea en su casa, o con los vecinos, debe saber, que si se fortalece y evita reaccionar, si en lugar de agravar la pelea, hace silencio, tendrá una gran recompensa que vendrá directamente del Cielo.

Traducido del libro Barji Nafshi.

 

Leiluy Nishmat

León Ben Ezra ז”ל

 

 




Tus comentarios:
Nombre
Apellido
EMAIL Dirección obligatorio
Mostrar mi email?
Si   No
Resumen (en una línea):
Comentarios obligatorio

Campo validacion 6+1=:
 
 suscripción
 direccion email:
  Clik

Semana a semana
Perlas
Visiones
Brainstorming
Temario semanal
En profundidad
Actualidad
Selecciones
Haftara semanal

 

Judaismo para Hoy en español
Copyright © 1995-2021 Todos los derechos están reservados a judaismohoy.com
Queda prohibida la reproducción de todo el material escrito y dibujos usados en este sito sin la autorización de judaismohoy.com
Por favor no leer el contenido de este sitio en Shabat y en las Fiestas judías



[ CONTACTENOS ]

[Vida Judía]    [Nuestras Fuentes]    [Cocina Judía]    [Entendiendo el Judaísmo]   
[Cocina Judía]    [Festividades]    [Para Reflexionar]    [Januca]   
[Para Reflexionar]