Judaismohoy
Buscador . . . . . . . . . . . .
 






Shabat Shalom


La nueva hoja Parashat Tetzave
Por. Adaptación Rav Gabriel Guiber



Untitled Document

בס"ד

MIRANDO AL CIELO 

“y la abertura estará cosida a su alrededor” 

(Shemot 28,32)

Un Shabat, en perashat Tetzave estuve en Likud, dijo el rab hagaon Iaacov Galinsky ztz”l. Y me preguntaron, por medio del Rosh Ieshiva, el gaon rabi Shenior Kotler ztz”l: dijeron nuestros sabios (Zevajim 88b) que el abrigo traía el perdón al pecado del Lashon Hara, ¿por qué?

En verdad, me sorprendió la pregunta, son sabidas las palabras de la Guemara, que vendrá algo que tenga sonido (ya que el abrigo tenía colgados los paamonim) y traerá el perdón por un pecado que se hizo con sonido (el Lashon Hara que se hizo hablando).

Y si recordamos esa Guemara, diremos sobre ella algo muy aleccionador.

Rabi Ierujam de Mir ztz”l nos reveló, que la lepra viene como producto del Lashon Hara, y dijeron Jazal en la Guemara (Arjin 16b): no hay diferencia con un leproso, que la Tora dijo que debería traer dos pajaritos, y dijo Hakadosh Baruj Hu, él hizo un acto “patit” (como sacudiendo con su lengua), por eso la Tora le ordenó traer un sacrificio “patit” (los dos pajaritos) que se están moviendo y emitiendo sonidos todo el tiempo (Rashi).

Y la duda aquí surge porque los pajaritos no hablan Lashon Hara ni tampoco sacan un mal nombre ni menos provocan peleas entre dos personas, ¿por qué hay que traerlos en sacrificio para perdonar sobre el Lashon Hara?

Vemos de aquí, dijo rabi Ierujam, que lo fundamental sobre el hablar Lashon Hara es el “patit”, que como un gorrión que hace eso con su lengua, esta persona habla y habla de la misma forma que el pájaro está emitiendo sonidos casi con continuidad, y encontramos en las palabras de Shelomo Hamelej que de tanto hablar proviene el pecado (Mishle 10,19).

Eso ocurre aquí, viene una cosa que tiene sonido y perdonará sobre otra cosa que tiene sonido. Y vemos que aquí tampoco se puede comparar, ya que la voz de los paamonim es el sonido que los paamonim emiten y que es siempre similar, y cómo lo comparamos con unas palabras de Lashon Hara que de seguro están prohibidas.

La respuesta es la misma que ya vimos, el que habla Lashon Hara libera sus labios para que hablen, hablen y hablen, como los paamonim que se hacen escuchar en cada paso. Y lo que traeremos aquí es nuestro versículo, que vendrá a traer un límite a nuestro hablar, cerrando nuestras bocas (Rabenu Bejaie), para poder así evitar el Lashon Hara.

Todo esto, al paso, pero qué fue lo que preguntó el Rosh Ieshiva. Me quedé callado, supuse que él tenía otra respuesta, y así fue.

Y dijo: la Guemara habla sobre el sonido de los paamonim, y los comentaristas hablan sobre el tejido del abrigo, más precisamente, el cerrado del tejido en sus extremos. Y yo creo que el secreto está en el mismo abrigo. Entre el borde superior y los paamonim hay un tejido “tejelet”, del color del cielo, que atraviesa todo el abrigo.

¿Por qué?, voy a explicar.

El Keli Iakar (Vaikra 14,4) escribió que el que habla Lashon Hara es comparado con las moscas, que no vuelan sino sobre las cosas desagradables, y van de un lugar a otro lugar, llevando su suciedad y dejando de ella en cada lugar donde se posan.

Y eso es lo que está escrito (Kohelet 10,1), que las moscas en su vuelo tratan de ensuciar al hombre, pero no sólo a los hombres que se comportan de mala manera sino que tratan de ensuciar a todos los hombres, incluso al mejor de todos. Así el Lashon Hara habla también sobre los hombres que hicieron buenas acciones, ¿de qué forma? Cuando en una persona encontramos algo que parezca dudoso, con la duda más mínima, alcanza para ensuciarla como si fuera lo peor…

Entonces, ¿cuál es el consejo aquí, qué debemos hacer?

No debemos ser como la mosca, que busca algo sucio para ensuciar más. Debemos mirar el tejido “tejelet”, que va de lado a lado del abrigo, como atravesando el Cielo (Shabat 11b), y lo ilumina e ilumina también nuestra conducta.

Esto ocurre no sólo en el hablar sino también cuando alguien debe revisar las acciones de otras personas. Nuestros sabios explicaron que debemos juzgar a toda persona para bien (Pirke Avot 1,6). En cualquier punto, en el que podemos llegar a ver una parte un poco dudosa u oscura, de inmediato anulamos a la persona o la hundimos en el pozo más profundo. Y esto no es justo, desde luego, sino que a toda persona debemos buscarle méritos.

Sabemos, que una de las formas de adquirir la Tora es “escuchar y agregar” (Pirke Avot 6,6). Por eso, escuché y agregué a las palabras del Keli Iakar, que son la pura verdad, pero el texto no sale de su explicación más simple (Shabat 63a), cuando habla del aceite, este aceite tiene la característica de expandirse y ensuciar todo lo que se toca, y dejar siempre la marca. Ya sabemos lo difícil que resulta limpiar algo que se hace todo pegajoso como producto del aceite que avanza y avanza, y esto es lo que hacen las personas unas con otras, buscar una mancha y propagarla y agandarla.

Una familia de Tel Aviv, observantes de la Tora y sus preceptos, encontraron una pareja de estudiantes, doctores recién llegados, provenientes de Rusia, que consiguieron subir a la tierra de Israel gracias a las organizaciones que trabajan en Rusia para hacer retornar a los alejados de la Tora.

No podíamos entendernos muy bien con ellos, tratábamos de ayudarlos en todo lo que nos era posible, y el lenguaje predominante era el corazón…

Todo estaba muy bien, en Shabat y en las fiestas ellos compartían con nosotros las comidas, las oraciones, los cantos,… hasta un Shabat, que cuando se separaron de nosotros, quedamos en la ventana como viendo su marcha, como saludándolos, y vemos de pronto como un taxi que pasaba al lado de ellos, es llamado a detenerse por la mujer, y los dos subieron al taxi y se perdieron de vista…

¡Qué vergüenza! Fue como una puñalada, una flor de cachetada en la mejila o una escupida en el rostro. No tenía explicación. Podían haber tomado el taxi un poco más lejos, y no justo a la salida de nuestra casa… ¿Cantar las canciones de Shabat para después tomarse un taxi?

Y si se fueron en taxi, seguramente tendrían dinero encima, y tal vez también llegaron en taxi. En resumen, nuestra relación había terminado. Puede ser que ellos intentaron hacer contacto, pero al sentir tanta frialdad de nuestra parte, entendieron el mensaje.

Y pasaron unos meses y nos llamaron de la organización para avisarnos que el hombre había fallecido, pidiéndonos que fuéramos a visitar a la viuda. Fuimos y encontramos a la viuda llorando y comenzamos a hablar con ella.

Ella nos contó que el marido falleció de un ataque al corazón. Cuando le preguntamos si estaba enfermo del corazón ella nos dijo: sólo en los últimos tiempos, todo comenzó el último Shabat que estuvimos en la casa de ustedes, cuando bajamos las escaleras el sintió dolores en el pecho y en el brazo. Y como buen doctor entendió de la urgencia del caso, entendió que se trataba de un ataque al corazón y por eso detuvimos el primer taxi que vimos, que nos llevó directamente al hospital. Llegamos a tiempo y pudieron salvarlo, pero hace dos días tuvo otro ataque, y llegamos tarde…

Vemos de aquí que importante es juzgar a nuestros compañeros buscando méritos.

 

Traducido del libro Vehigadta.

Leiluy Nishmat

Rabi Iaacov Ben Abraham Tzvi Galinsky ztz”l

Lea (Luisa) Bat Sabri Aleha Hashalom

ISRAEL BEN SHLOIME z"l

 




Tus comentarios:
Nombre
Apellido
EMAIL Dirección obligatorio
Mostrar mi email?
Si   No
Resumen (en una línea):
Comentarios obligatorio

Campo validacion 9+2=:
 
 suscripción
 direccion email:
  Clik

Semana a semana
Perlas
Visiones
Brainstorming
Temario semanal
En profundidad
Actualidad
Selecciones
Haftara semanal

 

Judaismo para Hoy en español
Copyright © 1995-2021 Todos los derechos están reservados a judaismohoy.com
Queda prohibida la reproducción de todo el material escrito y dibujos usados en este sito sin la autorización de judaismohoy.com
Por favor no leer el contenido de este sitio en Shabat y en las Fiestas judías



[ CONTACTENOS ]

[Vida Judía]    [Nuestras Fuentes]    [Cocina Judía]    [Entendiendo el Judaísmo]   
[Cocina Judía]    [Festividades]    [Para Reflexionar]    [Januca]   
[Para Reflexionar]