Judaismohoy
Buscador . . . . . . . . . . . .
 






Shabat Shalom


La Nueva Hoja Pinjas
Por. Adaptación Rav Gabriel Guiber



Untitled Document

בס"ד

 

 

SI YO NO SOY PARA MI

¿QUIEN SERA PARA MI?

“y le darán la herencia al pariente más cercano”

(Bamidvar 27,11)

 

Contaba el rab hagaon Iaacov Galinsky ztz"l: estaba por viajar a Suiza, para recaudar dinero para los institutos que enseñan Tora. Dentro del aeropuerto, arrastraba un carrito con mis pertenencias, y me dirigía hacia el sector en que revisaban los equipajes. A mi lado, en el turno de espera, había un iehudi muy anciano de Bnei Brak, y llevaba con él, y lo digo sin sentir envidia, una gran cantidad de valijas y paquetes. Yo conocía a ese hombre, un iehudi de “hace tiempo”, de los de antes. Y me preguntaba, ¿qué es lo que puede ir a hacer en Suiza? Tal vez sería mejor no saberlo…

Pero no pude contenerme y le pregunté: ¿tiene algún problema de salud, Jalila?

Le pregunté así porque es sabido que en Suiza hay centros de salud muy importantes, y se organizan allí planes de descanso y recuperación…

Jalila Vejas, no viajo para eso, me contestó.

Entonces, ¿por qué un iehudi tiene que abandonar la tierra sagrada de Israel, a la que nada le falta, para mezclarse entre otros pueblos, en el enorme destierro?

Me dijo: escuché que rabi Shimon Refael Hirsch, el rebe de Frankfurt, estaba muy avanzado en edad y ya casi sin fuerzas. Decidió tomarse unas vacaciones y viajó a Suiza, a descansar y recobrar energías en las alturas de los Alpes. Cuando regresó expresó: cuando un hombre llega a un lugar tan alto, y ya ha vivido muchos o la mayoría de los años de su vida, Hakadosh Baruj Hu le va a preguntar: hijo mío, en mi Suiza, ¿has estado alguna vez?

Podríamos preguntar, ¿para qué Hashem creó esos montes gigantescos, bañados en nieve, que pinta de blanco esos árboles que suben tan alto? Ese aire refrescante y puro. Ese paisaje de ensueño… Todo lo hizo Hashem para que el hombre pueda disfrutarlo, para que después alabe y agradezca al Bore Olam, por el maravilloso mundo que creó…

Y terminó diciendo: usted puede ver mi barba que ya está completamente blanca. Cuando suba al Cielo quiero tener en mi boca la respuesta a esa pregunta…

No quise estropearle sus vacaciones, por eso no le recordé lo que dice la Guemara sobre el  principio de nuestro Juicio, que se referirá a las palabras de Tora (Kidushin 40b). Entre las primeras seis preguntas que nos formularán, no aparece Suiza. Tampoco en las cuatro preguntas del Angel de la muerte, que nos hace antes de morir…

Pero solamente le dije: mira, inclusive por un precepto de la Tora, jamás se nos exige desembolsar más de la quinta parte (jomesh) de nuestros ingresos. Para este viaje, ¿cuánto has tenido que gastar?

Está bien, fue mucho más, pero esto es a la cuenta de los niños…

Ahora entendí menos. Yo conozco a sus hijos. Todos están casados y tienen que medirse mucho para poder sobrevivir por su propia cuenta, en esta vida tan difícil. ¿De dónde habrán sacado dinero para pagar las vacaciones del padre?

Seguramente todos ustedes conocen este dicho: un padre puede traer el sustento a diez hijos y diez hijos no pueden traer el sustento a un solo padre… Al paso, uno de los grandes rabanim ha dicho, que no existe un dicho que sea verdad y que no esté señalado en la Tora (Baba Kama 92a), y también este dicho está señalado en la Tora:

Cuando Biniamin fue acusado de robar la copa de Iosef y sería encarcelado para convertirse en esclavo de Iosef, Iehuda se puso en contra con toda su fuerza. Está bien, dijo, el castigo le corresponde, pero ustedes deben comprender que tiene un padre muy anciano…, que si se entera de que su hijo no está y que ha muerto, su ancianidad caerá en un abismo muy oscuro…, ¿cómo podría yo presentarme ante mi padre sin su hijo menor?, ¿cómo haría yo para ver el mal que le está ocurriendo a mi padre? (Bereshit 44,31-34).

Y esto suena un poco extraño, Iehuda aquí recuerda que Biniamin tiene un padre anciano que el enterarse de su muerte puede provocarle un ataque al corazón, pero olvida nombrar que Biniamin tiene diez hijos (Bereshit 46,21), ¿cómo se sentirán al enterarse de que su padre ha muerto?

Esta es la prueba de que un padre puede morir cuando le ocurre algo a su hijo, pero, los hijos no mueren cuando le pasa algo al padre. Por eso, volviendo a nuestro tema, es imposible creer que los hijos paguen las vacaciones del padre…

Ah, me explicó, cuando dije a cuenta de los niños quise decir otra cosa, que como consecuencia de mis vacaciones ellos tendrán una parte menor en la herencia…

Me asombró con lo que dijo: Usted acaba de decir exactamente lo que dice ¡el Jafetz Jaim!

No saben cuánta alegría le dio saber que él y el Jafetz Jaim apuntan en la misma dirección…

Y esto me recordó algo: el gaon, rabi Eizil Jarif dijo una vez unas palabras de Tora muy profundas y especiales a otra persona. No estoy seguro de que ese hombre haya interpretado sus palabras, pero exclamó: yo también dije una vez exactamente lo mismo. El rab y yo tenemos la misma cabeza…

De todas formas, el hombre me pidió que le relate lo que había dicho el Jafetz Jaim…

Y le conté, que un hombre muy rico llegó a ver al Jafetz Jaim. Le dijo que tenía seis descendientes, y que en su testamento, ordenaba dividir la herencia en siete partes. Una para cada descendiente, y la séptima parte se la darían a la Ieshiva de Radin, que fue fundada por el Jafetz Jaim, para que con el estudio de la Ieshiva se eleve su alma, después de muerto. Y le pidió al Jafetz Jaim si a cambio de eso, él podría estudiar Mishnaiot en su memoria…

El hombre suponía que el Jafetz Jaim le agradecería enormemente su gesto, y que lo llenaría de bendiciones. En cambio, con seriedad le dijo: en lo que respecta a la donación, ¿por qué tienes que esperar a los ciento veinte años?, puedes dar la donación ahora mismo. Y en lo que concierne al estudio, ¿por qué conformarte con que yo estudie por ti?, estudia tú mismo…

Como puedes ver, también el Jafetz Jaim piensa, igual que tú, que se puede reducir el monto de la herencia a dejar a los descendientes. La pequeña diferencia entre ambos es que él no piensa en unas vacaciones en Suiza, sino en donar ese dinero en Tzedaka, para fortalecer la Tora…

La diferencia es tan pequeña…

Nuestra perasha se ocupa, en una parte, de las herencias. Y me preguntaron por qué una mujer no hereda de su padre, sino cuando no tiene hermanos varones. Y por qué el hijo primogénito hereda el doble de sus hermanos…, salvo que el padre reparta su herencia en vida y así lo podrá repartir a su voluntad…

Y contesté: todos los temas de herencias necesitan ser comprendidos. Todo nos parece sencillo porque nos hemos acostumbrado a verlo. Pero la mente nos hace preguntar, ¿por qué los descendientes tienen que disfrutar del esfuerzo de otra persona? Disfrutar sin haberse esforzado para conseguir algo…

En Persia, por ejemplo, había una ley que cuando alguien moría, sus bienes eran entregados al rey, como si fuera un impuesto, ya que el rey alisaba caminos, construía puentes, etc.

La respuesta: todo hombre fue enviado a este mundo con una misión. Y para cumplirla recibe instrumentos. Todo lo que recibe (sabiduría, riqueza, etc.), es necesario para cumplir su misión. Pero si no la cumple, sus descendientes deberán completarla y para eso necesitan de esos elementos, o sea, de la herencia.

Entonces, si queda algo por hacer, lo deberán hacer los hijos, y sobre el primogénito la responsabilidad es mayor. Y la hija, tiene otra responsabilidad, ayudar a su esposo, o sea, no tiene qué hacer junto al padre, salvo que no tenga hermanos varones. Así de simple.

Pero todo resulta ser así cuando el problema ya está, que el difunto no cumplió su misión en este mundo y por eso pasa a sus hijos. La pregunta es: ¿por qué no hizo lo debido en vida, por qué no repartió su herencia en Tzedaka antes de morir y por qué no estudió Tora en lugar de pedir que estudien para elevar su alma?

 

Traducido del libro Vehigadta.

 

 

 

Leiluy Nishmat

 

Israel Ben Shloime z”l

 

Lea (Luisa) Bat Rosa  Aleha Hashalom




Tus comentarios:
Nombre
Apellido
EMAIL Dirección obligatorio
Mostrar mi email?
Si   No
Resumen (en una línea):
Comentarios obligatorio

Campo validacion 5+1=:
 
 suscripción
 direccion email:
  Clik

Semana a semana
Perlas
Visiones
Brainstorming
Temario semanal
En profundidad
Actualidad
Selecciones
Haftara semanal

 

Judaismo para Hoy en español
Copyright © 1995-2021 Todos los derechos están reservados a judaismohoy.com
Queda prohibida la reproducción de todo el material escrito y dibujos usados en este sito sin la autorización de judaismohoy.com
Por favor no leer el contenido de este sitio en Shabat y en las Fiestas judías



[ CONTACTENOS ]

[Vida Judía]    [Nuestras Fuentes]    [Cocina Judía]    [Entendiendo el Judaísmo]   
[Cocina Judía]    [Festividades]    [Para Reflexionar]    [Januca]   
[Para Reflexionar]