Judaismohoy
Buscador . . . . . . . . . . . .
 






Shabat Shalom


Reflecciones sobre Parashat Vaikra
Por. Rabino Richard Kaufmann



Untitled Document
Parashat Vaikrá


"Y apoyará su mano sobre la cabeza del animal, y le será aceptado como expiación sobre sí"
(Vaikrá 1, 4).

El libro de Vaikrá que comenzamos a leer esta semana, describe entre otras cosas, el "servicio" que se realizaba en el Tabernáculo, el cual posteriormente fue continuado en el Templo.

Como parte integral e intrínseca de este "servicio", se mencionan los diferentes tipos de sacrificios que allí se realizaban.

A nosotros, que vivimos en otra época histórica muy distinta, nos cuesta poder identificarnos con un servicio espiritual que incluya este tipo de "prácticas".

Sin embargo, con toda la dificultad intelectual que podamos tener al respecto, este servicio sumamente detallado y específico, es parte integral de los preceptos que Hashem nos entregó en el monte Sinai para que los cumplamos.

Y no solamente ello, sino que nosotros pedimos tener nuevamente el Templo de Jerusalem para volver a realizarlos.

¿Y por qué era algo tan importante todo este servicio?

Porque a través de los sacrificios de animales, que a nosotros nos puede parecer eventualmente algo mágico y místico, se lograban corregir aspectos de la realidad cósmica, nacional y personal de nuestro pueblo, de sus integrantes particulares y también del mundo entero.

Y así como cuando una medicina funciona, no importa si entendemos o no la manera como lo hace, así sucede respecto de los sacrificios, que por más que nos parezca algo lejano, su influencia sobre las personas era muy puntual y concreta ...

En los próximos Tora-Day explicaremos distintos aspectos de ésta práctica, los cuales nos ayudarán a comprender los detalles del "concepto" que se encuentra detrás de ello ...



"Y lo que quede del sacrificio de la minjá será para Aharón y sus hijos, cosa santísima
de las ofrendas ígneas a Hashem"

(Vaikrá 1, 3).

Muchas veces las personas suelen despreciar las "sobras" de todo tipo de cosas, no brindándole a ellas la más mínima cuota de importancia.

Sin embargo, la realidad es, que también aquello que aparentemente está de "sobra", puede llegar a tener una importancia y función transcendente y crucial, justamente en mérito a ser lo único que quedó ...

Y si bien la mayor parte del sacrificio de la minjá era quemado, la parte que sí podían tomar Aharon y sus hijos, contenía "condensadamente" a toda la "luz" y "santidad de aquel sacrificio ...

Y así como en un alimento físico, sus vitaminas y proteínas son una parte muy pequeña del peso total del alimento, más son su parte principal, así desde el punto de vista del sacrificio, aquello que sí podía ser ingerido, concentraba en su interior un elevado grado de pureza y de santidad ...



"Y será que la persona que peque y sea culpable, devolverá lo que robo indemnizando por lo que deba indemnizar, restituyendo la prenda que se le confió, o devolviendo el objeto encontrado"
(Vaikrá 5, 23).

Es decir, que lo que la Torá busca, es devolver las cosas al estado espiritual y ético original que tenían antes de que las cosas pasen: devolvíéndose aquello que se robo, indemnizando por la angustia y el daño que se causó, restituyendo aquello que como prenda se tomó o devolviendo un objeto identifiable que casualmente se encontró ...

Y la verdad es, que todo nuestro trabajo en la vida es devolver las cosas al estado original ideal que tenían antes que por algún motivo dicho estado se haya alterado.

Y sin lugar a dudas, nuestro corazón y nuestra alma se llenan de alegría y regocijo cuando sentimos que las "cosas" están en su justo y original lugar: cuando encontrarmos anuestra alma gemela -que es nuestra alma original, cuando sentimos que vivimos en el lugar indicado - que es el lugar original donde nos debíamos de hallar, cuando trabajamos o estudiamos aquello que tiene que ver con nuestra alma - que es nuestra esencia original ...


"Y hará expiación por él el sacerdote delante de Hashem y se le perdonará,
por cualquiera de tales transgresiones en que haya incurrido"
(Vaikrá 5, 26).

Empero es importante mencionar, que el perdón no funcionaba en lo que podríamos llamar "sistema de piloto automático", sino que era necesario que junto a la traída del sacrificio y las acciones realizadas por el Cohen (sacerdote) la persona realmente haya realizado un trabajo de corrección interna y arrepentimiento ...

Y es importantísimo que esto sea mencionado, pues hay quienes pueden llegar a pensar que al dar "Tzdaká" o hacer un acto de bien, con ello pueden expiar por otras cosas malas que hayan hecho ...

Y si bien la Tzdaká trae méritos que ayudan a la persona espiritualmente para que pueda realizar de manera exitosa su proceso de corrección y arrepentimiento, definitivamente que no vienen en lugar del mismo ...

Por último cabe mencionar que el Sacerdote no cumple la función de "intermediario" entre Hashem y la persona - en el sentido en que existe en otras religiones - sino que sirve como medio y ayuda para permitirle a la persona poder potenciar y fortalecer su "conexión" ...

 

 




Tus comentarios:
Nombre
Apellido
EMAIL Dirección obligatorio
Mostrar mi email?
Si   No
Resumen (en una línea):
Comentarios obligatorio

Campo validacion 9+2=:
 
 suscripción
 direccion email:
  Clik

Semana a semana
Perlas
Visiones
Brainstorming
Temario semanal
En profundidad
Actualidad
Selecciones
Haftara semanal

 

Judaismo para Hoy en español
Copyright © 1995-2021 Todos los derechos están reservados a judaismohoy.com
Queda prohibida la reproducción de todo el material escrito y dibujos usados en este sito sin la autorización de judaismohoy.com
Por favor no leer el contenido de este sitio en Shabat y en las Fiestas judías



[ CONTACTENOS ]

[Vida Judía]    [Nuestras Fuentes]    [Cocina Judía]    [Entendiendo el Judaísmo]   
[Cocina Judía]    [Festividades]    [Para Reflexionar]    [Januca]   
[Para Reflexionar]