Judaismohoy
Buscador . . . . . . . . . . . .
 






Shabat Shalom


Reflecciones sobre Parashat Tatzria
Por. Rabino Richard Kaufmann



Untitled Document
Si bien la lepra tenía síntomas físicos de carácter externo, debido a que su causa era espiritual e interna, la persona debía de ser traída ante el sacerdote y no llevado una visita al médico ...

Y la verdad es, que también cuando hoy en día aparecen - que no sea sobre nosotros - enfermedades de índole físico, además de recurrir al médico para que examine a la persona, es bueno que se vaya a hablar también con un Rabino, para quizas revisar qué espiritualmente puede ser corregido y mejorado, potenciando así las fuerzas espirituales del alma, ayudando a la persona en el proceso global de su corazón.

Y muchas veces, personas que desde el punto de vista médico no tienen cura o no se encuentra una causa a su enfermedad, pueden llegar a curarse "milagrosamente" en mérito a haber corregido la causa espiritual, la cual fue el verdadero orígen que la provocó.



Y es menester que comprendamos, que no se trata aquí de una medida preventiva tendiente a evitar que otros puedan contagiarse de dicha afección desde el punto de vista físico, sino de una medida preventiva a nivel espiritual, para evitar que dicha persona que se enfermó de ello por haber hablado maledicencias sobre su semejantes, pueda influir con sus malas cualidades, "contagiando" a otros de ellas y haciendo que también se enfermen ...

Y como la persona que habló mal sobre otros intento mediante ello sembrar discordia y separar a las personas haciendo que estas se queden sólas, el "castigo" para su conducta era justamente que tenía que quedarse sóla fuera del campamento ...

Y es menester que comprendamos, que este "castigo" no es más que una medida de carácter educativo, cuyo objetivo era llevar a la persona a reflexionar sobre su conducta separatista, de modo que se arrepienta, recapacite, logrando abstenerse de volver a hablar mal ...



Tres tipos de lepras existían antiguamente en el pueblo de Israel: en la piel, en la ropa y en las vestimentas.

Todas ellas eran sintomas externos que venían a señalar defectos y "enfermedades espirituales" de carácter interno ...

Por consiguiente, cuando una ropa era lavada en el lugar afectado, había que encerrarla otros siete días para ver que sucedía en dicho lugar, pues ello venía a reflejar el estado espiritual de la persona a quien dicha ropa pertenecía ...

En síntesis, tanto si lo vemos como si no lo vemos, la realidad física responde a causas de orígen espiritual que influyen sobre ella.

En este sentido, conocida es la investigación del agua que fue expuesta a lugares donde se decían cosas lindas y delagua que estuvo en lugares donde se escuchaban ofensas, insultos y cosas malas ...

Las gotas de agua de los lugares donde se dijeron cosas lindas salieron con formas geométricas armónicas y hermosas, mientras que las gotas que estuvieron en lugares donde se dijeron cosas malas, salieron con formas amorfas, carentes de toda belleza y armonía ...

Por ende, si fuesemos más conscientes de la influencia cósmica de nuestras acciones, nos cuidaríamos mucho más para no alterar el orden y la armonía de nuestro mundo, buscando la forma constructiva y positiva de contribuir con ella.



¿Para qué hace falta enfatizar que es "para declararlas puras o impuras? ¿Acaso no es obvio que puede ser solamente una de las dos opciones?

Varias posibles respuestas podemos dar a esto.

En primer lugar, que no existía la opción de decir "no decidimos".

Es decir, después de esperar el tiempo concedido por la Torá para concluir cuál era la condición espiritual de la prenda, el sacerdote debía finalmente de emitir su fallo.

En otras palabras, no existía la opción de dejar las cosas en "stand by", provocando la angustia de aquella persona que era la dueña de la prenda (a diferencia de hoy en día que muchos fallos judiciales se posponen indefinidamente con toda la angustia que ello genera a las personas involucradas).

La segunda cosa que se puede aprender, es que el los sacerdotes tenían que juzgar cada caso en forma totalmente diferenciada y particular, no pudiendo predisponerse a dar un fallo u otro, enfatizándose ello con la expresión "para declararlas puras o -eventualmente- impuras".

Por último, la Torá enfatiza que estas leyes tienen el carácter de ley, y no son una mera recomendación jurídica, motivo por el cual las personas debían acatar el fallo de los sacerdotes, sacando las conclusiones que de ello emana.





Tus comentarios:
Nombre
Apellido
EMAIL Dirección obligatorio
Mostrar mi email?
Si   No
Resumen (en una línea):
Comentarios obligatorio

Campo validacion 4+2=:
 
 suscripción
 direccion email:
  Clik

Semana a semana
Perlas
Visiones
Brainstorming
Temario semanal
En profundidad
Actualidad
Selecciones
Haftara semanal

 

Judaismo para Hoy en español
Copyright © 1995-2021 Todos los derechos están reservados a judaismohoy.com
Queda prohibida la reproducción de todo el material escrito y dibujos usados en este sito sin la autorización de judaismohoy.com
Por favor no leer el contenido de este sitio en Shabat y en las Fiestas judías



[ CONTACTENOS ]

[Vida Judía]    [Nuestras Fuentes]    [Cocina Judía]    [Entendiendo el Judaísmo]   
[Cocina Judía]    [Festividades]    [Para Reflexionar]    [Januca]   
[Para Reflexionar]