Judaismohoy
Buscador . . . . . . . . . . . .
 






Shabat Shalom


Nueva La Hoja Parashat Ree
Por. Adaptación Rav Gabriel Guiber



בס"ד

B"SD

LA TRIBU MAS POBRE

“Y el Levi que está en tus puertas…”

(Devarim 12,18)

Contaba el rab hagaon Iaacov Galinsky ztz”l: me hicieron una pregunta. Rashi escribió: el Levi que está en tus puertas, si no tienes para darle lo que le corresponde, como por ejemplo, “Maaser Rishon”, el diezmo, puedes darle “Maaser Ani”, el diezmo que le corresponde a los pobres. Si tampoco tienes “Maaser Ani”, puedes invitarlo a comer contigo de tus sacrificios “Shelamim”. Y está escrito: cuídate, no vayas a abandonar al Levi en todos los días en que habites en tu tierra.

Y esto no lo entiendo…

Esta es la tribu que hace el Servicio a Hakadosh Baruj Hu, la tribu que enseña las leyes para Iaacov y la Tora para Israel. Y justamente esta tribu, no tiene herencia en la tierra, no tiene campos ni viñedos, y aparece como necesitada de los diezmos, lo que todos separan de la cosecha de los granos, de la recolección de las uvas y de las aceitunas…, ya que el diezmo que ordena la Tora es sólo éste, las demás frutas y verduras están obligadas al diezmo por nuestros sabios, no por la Tora (aunque debemos aclarar que en la Tora está escrito, que no nos apartaremos de las palabras de nuestros sabios, ni a izquierda ni a derecha, con lo cual entendemos que sus palabras son tan importantes como las de la Tora).

Y si no tenemos diezmos para dar a los Leviim, les hacemos regalos, como el “Maaser Ani”. Y si esto tampoco hay, serán nuestros invitados.

¿Por qué Hakadosh Baruj Hu hizo esto?

Vemos, salvando las diferencias, desde luego, que en otras culturas, la cosa era diferente. Por ejemplo, los sacerdotes del faraón tenían tierras, y estaban exceptuados de pagar impuestos (Bereshit 47,22). Además, el reino les daba una cuota mensual muy generosa para comprar alimentos. ¿Por qué los Leviim tuvieron que sufrir la escasez por decreto?

Contesté, que escuché de mis rabanim, que cuando la pregunta es difícil, la misma pregunta nos da la respuesta. Y lo voy a explicar.

Cuenta la Guemara (Nedarim 50a), sobre Rajel, que era la hija de Calba Sabua, uno de los hombres más ricos de Ierushalaim. Ella se casó con rabi Akiva, que en ese momento era un hombre ignorante, sin estudio, pastor de las ovejas de su padre.

El padre de Rajel, en desacuerdo con el matrimonio, desheredó a la hija. El matrimonio tuvo que salir a buscar vivienda, y un hombre poseedor de un depósito de paja, les permitió vivir en el altillo. Todas las mañanas, debían ocupar un largo tiempo para quitar la paja de sus cabellos.

Tal vez, ellos no se sentían muy bien. Por eso, Eliahu Hanavi quiso consolarlos. Se presentó como un hombre muy pobre, y les pidió: ¿podrían darme un poco de paja? Mi esposa dio a luz y no tengo ningún lugar donde recostarla ni donde recostar al bebé. Al menos si pudiera poner en el piso un poco de paja…

Rabi Akiva le dijo a su esposa: querida mía, puedes ver que hay gente que está en una situación peor que la nuestra. Ellos ni siquiera tienen paja…

Rajel, la esposa de rabi Akiva, lo envió a estudiar Tora, y él regresó después de veinticuatro años, acompañado por veinticuatro mil alumnos.

Ella pretendió acercarse a su esposo, y los alumnos no se lo permitieron. Rabi Akiva les dijo: déjenla, mi Tora, y la de todos ustedes, le pertenece a ella…

Y sigo sin entender…

Hay un Midrash, “Ish Jasid Haia”, había un hombre piadoso, que habla sobre Eliahu Hanavi, que entregó a los Angeles ochenta mil monedas de oro para que construyan un palacio para el rey, en un solo día. ¿No podían darle una casa a rabi Akiva?

La respuesta es que, si le hubieran dado aquí, una casa o una propiedad, habríamos perdido a rabi Akiva.

Rabi Akiva fue “construido” viviendo en la estrechez. Porque Hakadosh Baruj Hu siente deseos de que los justos eleven sus oraciones. Desea las oraciones de los justos. Y no porque El necesite esas oraciones, Jalila, sino porque el hombre profundiza su relación con el Creador, se acerca a El gracias a la oración, sabiendo que todo depende del Bore Olam.

El hombre fue creado para acercarse y unirse a su Creador, y cuanto más siente que algo le falta y eleva su plegaria, esa unión se fortalece.

Entendemos, entonces, por qué el Bore Itbaraj decretó que haya “faltantes”, exclusivamente en la tribu de Levi, los servidores de Hashem, porque Su Voluntad es escuchar las oraciones de los hombres rectos, y la falta lleva al hombre a rezar, y apegarse al Creador.

Traducido del libro Vehigadta.

Leiluy Nishmat

Israel Ben Shloime z”l

Lea (Luisa) Bat Rosa Aleha Hashalom

Iemima Bat Abraham Avinu Aleha Hashalom




Tus comentarios:
Nombre
Apellido
EMAIL Dirección obligatorio
Mostrar mi email?
Si   No
Resumen (en una línea):
Comentarios obligatorio

Campo validacion 7+2=:
 
 suscripción
 direccion email:
  Clik

Semana a semana
Perlas
Visiones
Brainstorming
Temario semanal
En profundidad
Actualidad
Selecciones
Haftara semanal

 

Judaismo para Hoy en español
Copyright © 1995-2021 Todos los derechos están reservados a judaismohoy.com
Queda prohibida la reproducción de todo el material escrito y dibujos usados en este sito sin la autorización de judaismohoy.com
Por favor no leer el contenido de este sitio en Shabat y en las Fiestas judías



[ CONTACTENOS ]

[Vida Judía]    [Nuestras Fuentes]    [Cocina Judía]    [Entendiendo el Judaísmo]   
[Cocina Judía]    [Festividades]    [Para Reflexionar]    [Januca]   
[Para Reflexionar]