Judaismohoy
Buscador . . . . . . . . . . . .
 






Shabat Shalom


Nueva La Nueva Hoja Parashat Vayelej
Por. Adaptación Rav Gabriel Guiber



SI HASHEM SE OCULTA VAMOS A BUSCARLO

 

“Y Yo esconderé Mi Rostro en ese día…”

(Devarim 31,18)

 

El Mashguiaj de Lakewood, Rav Noson Wachtfogel ztz”l, contó que una vez se detuvo a observar a un grupo de niños que estaban jugando. Se acercó a ellos y les preguntó sobre el tipo de juego en el que estaban ocupados. Los niños lo rodearon y le contestaron que estaban jugando a “las escondidas”.

¿Y cuáles son las reglas de este juego?, siguió preguntando el rab.

Los niños comenzaron a explicarle: uno de ellos debe esconderse, y una vez oculto, todos los demás tienen que buscarlo…

¿Y cuál es el resultado del juego?, preguntó el rab. ¿Acaso logran encontrar al niño que se esconde?

Seguro, le contestaron. Si nosotros buscamos bien, y nos esforzamos para encontrarlo, normalmente conseguimos lo que esperábamos. Rodeamos todos los lugares posibles hasta dar con el niño escondido.

Rabi Natan ztz”l se apresuró para regresar a la Ieshiva. Se paró en el medio del salón de estudio y comenzó a dar una conferencia sobre el juego de “las escondidas”…

Vean ustedes, por favor, mis queridos “Bajurim”, todo el tiempo nosotros decimos que vivimos en una época en que Hashem está “oculto”, y en general, esto nos causa una debilidad espiritual, haciendo que bajemos los brazos.

Porque pensamos que Hakadosh Baruj Hu se esconde, se escapa de nuestra vista, y entonces, ¿qué podemos hacer?, ¿de dónde podemos sacar fuerzas para elevarnos?

Pero, observando bien la conducta de los niños, dijo el Mashguiaj a sus alumnos, descubriremos que no tenemos nada que temer… ya que si Hashem Itbaraj se esconde, tenemos en nuestras manos la posibilidad de buscarlo, buscar y buscar, y al final, con seguridad, lo encontraremos…

Y esta es la premisa fundamental que nos toca reforzar y aplicar en estos días, cuando se acerca el final de este largo destierro, concluyó el Mashguiaj de Leikud. No sentir miedo ante esta realidad, donde Hashem no está tan a la vista, donde hace falta mirar con lupa para ver los milagros que desde luego, sigue haciendo. En lugar de pensar en el ocultamiento, debemos transportarnos a una situación de “revelación”, o, de acuerdo a lo que escribieron nuestros sabios, de bendita memoria, a un estado de “luz”.

Y el que esté decidido a buscar a Hakadosh Baruj Hu… lo encontrará.

Hasta los niños más pequeños y más simples, ya saben, que cuando uno de sus amiguitos se esconde, es necesario buscarlo, ¡y lo encuentran!

Es cierto, y muy exacto, que no es posible olvidarnos de la realidad de que la congregación de Israel, generalizando, se encuentra en un estado de ocultamiento, una terrible oscuridad espiritual.

Pero cuando hablamos del trabajo interior de cada iehudi, cada iehudi mirándose al espejo, solo, no debe desesperar ni adentrarse en esa oscuridad.

En absoluto.

Nosotros tenemos prohibido detenernos en el Servicio al Creador, explicando que nuestra detención se debe a que Hashem está oculto.

La finalidad de la Creación es que el reconocimiento hacia Hashem Itbaraj sea una gran revelación que ilumine y marque el camino a toda la humanidad.

Como está escrito que será en el final de los días: se revelará el Honor de Hakadosh Baruj Hu y todas las creaciones juntas podrán ver, porque Hashem nos hablará (Ieshaiah 40,5), pero, hasta que seamos merecedores de esta gran revelación, el Bore Olam se esconde de sí mismo y también de nosotros…

Y aunque no lo veamos, Hashem siempre está (algunos pretendieron usar esta frase para buscar el sol). En todo lugar. Puede ser que esté oculto, pero si alguien quiere, y se propone verlo, lo verá. Podremos verlo y hasta señalarlo, mostrando como nos supervisa.

De la misma forma que vimos con Iosef y sus hermanos, que cuando llegaron al palacio del reino, Iosef les mostró varias cosas que indicaban que él no era otro sino Iosef. Tantas señales les dio Iosef y ellos… nada. No cabía ninguna duda, el hombre vestido como un egipcio que estaba frente a ellos no podía ser otro sino su hermano perdido, pero ellos, no lo reconocieron.

Iosef les muestra que él sabe el orden en que nacieron las tribus, y muchas otras señales, como encontramos en los Midrashim. Sin embargo, los hermanos no lo reconocen, porque estaban “ocultos”, porque todos ellos, todavía estaban separados, como apartados…

Pero cuando de pronto, Iosef se revela ante ellos, les dice “yo soy Iosef”, ¿qué está escrito allí? “Y los hermanos no pudieron contestarle, porque se asustaron al ver su rostro (Bereshit 45,3).

¿Por qué se asustaron? Porque en ese instante se dieron cuenta de que una gran oscuridad cubría sus ojos, a tal punto que no podían ver que Iosef estaba con ellos.

Al principio, ellos pensaron que había algo extraño con el asunto de la copa. Ya antes, se habían asustado cuando encontraron el dinero en sus bolsos. Al parecer, alguien estaba practicando la brujería con ellos.

De pronto se hizo la luz, esa luz los encandiló, una luz muy ruidosa. ¿Cómo no se dieron cuenta que estaban frente a Iosef? Allí se percataron de todas las señales que Iosef les había dado para que lo descubrieran ellos mismos…

Jazal nos dicen que así también será en el futuro que está por llegar en cualquier momento. Por eso está escrito: pobres de nosotros en el día del Juicio, pobres de nosotros en el día del reproche.

Ese día, cuando podamos ver la realidad, que también en los días del ocultamiento más oscuro, Hakadosh Baruj Hu está “parado” a nuestro lado, y nos manda continuamente, señales que El está aquí. Estas señales son demasiado “pesadas” y grandes…, pero nosotros estamos ciegos, y no las captamos.

¿Cómo es posible? Pensamos que las cosas que vemos tienen su origen en fulano o mengano, que al fin y al cabo, son como el intermediario o el traductor que existía entre Iosef y sus hermanos. No nos damos cuenta que Hakadosh Baruj Hu hace y deshace todas las cosas. Todo resulta estar tan a la vista…

Cada uno de nosotros, podemos poner el freno y ver que Hashem está aquí, tan cerca. Podemos vivir en un mundo de luz plena. Y más, tenemos la posibilidad de revertir todo el ocultamiento, tanto sea una gran oscuridad o una pequeña oscuridad, eso no importa, la oscuridad siempre nos oculta algo.

Para llegar a esta realidad, para obtener la luz, necesitamos, como ya dijimos, primero detenernos, y más tarde, pensar.

Y justamente, dentro de este ocultamiento tan terrible, en nuestras manos está protegernos (tal como lo decimos) bajo la Sombra del Bore.

Las situaciones más oscuras, más difíciles, podemos transformarlas y llevarlas a condiciones de luz, poniendo un color de fondo y dándole más vida al alma.

Esto quiere decir, que también cuando un hombre piensa que la situación llegó al límite, que ya no existe la esperanza, también en ese momento, o tal vez, exclusivamente en ese momento, tenemos la obligación de fortalecernos hasta conseguir ver la luz, buscar esa luz que alumbrará nuestro camino, una luz que llega desde el Cielo, aunque todo se vea tan difícil y lejano.

Precisamente los días en que un hombre se siente decaído, y que siente que ya lo ha intentado todo, que probó de todas las formas que existen en el mundo, sin ningún resultado. Estos días son muy importantes y santificados para Hashem Itbaraj, que con Su Amor nos pone a prueba, una prueba intensa, que finalmente nos hará más fuertes (Barji Nafshi).

 

Traducido del libro Barji Nafshi.

 

 

 

 

Leiluy Nishmat

 

Israel Ben Shloime   z”l

 

Lea (Luisa) Bat Rosa    Aleha Hashalom

 

Iemima Bat Abraham Avinu    Aleha Hashalom




Tus comentarios:
Nombre
Apellido
EMAIL Dirección obligatorio
Mostrar mi email?
Si   No
Resumen (en una línea):
Comentarios obligatorio

Campo validacion 5+2=:
 
 suscripción
 direccion email:
  Clik

Semana a semana
Perlas
Visiones
Brainstorming
Temario semanal
En profundidad
Actualidad
Selecciones
Haftara semanal

 

Judaismo para Hoy en español
Copyright © 1995-2021 Todos los derechos están reservados a judaismohoy.com
Queda prohibida la reproducción de todo el material escrito y dibujos usados en este sito sin la autorización de judaismohoy.com
Por favor no leer el contenido de este sitio en Shabat y en las Fiestas judías



[ CONTACTENOS ]

[Vida Judía]    [Nuestras Fuentes]    [Cocina Judía]    [Entendiendo el Judaísmo]   
[Cocina Judía]    [Festividades]    [Para Reflexionar]    [Januca]   
[Para Reflexionar]