Judaismohoy
Buscador . . . . . . . . . . . .
 






Shabat Shalom


Nueva La Nueva Hoja Lej Lejá 1
Por. Adaptación Rav Gabriel Guiber



Untitled Document

בס"ד

EL HOMBRE

¿UN SUPER BURRO?

“Y llegó el sobreviviente y atestiguó frente a Abram, el hebreo”

(Bereshit 14,13)

 

Disertó el rab hagaon Iaacov Galinsky ztz”l: el “sobreviviente”, es Og, el rey de Bashan, que sobrevivió desde la generación del Diluvio. “Y atestiguó”, que Lot cayó prisionero. Pero sus intenciones no eran buenas. Quería que Abraham Avinu, pretendiendo salvar a su sobrino, muera, y así él podría casarse con Sara (Rashi).

No se entiende: ¿quién le reveló a nuestros sabios lo que pensaba Og, el rey de Bashan? Está escrito (Pesajim 54b), que hay siete cosas ocultas para las personas, y una de ellas es que ningún hombre puede saber qué pensamientos hay en el corazón de su compañero.

La respuesta es muy simple: y es algo sabido, que el hombre nace pequeño, delicado, propenso a ser dañado por sí mismo (Iov 11,12). Traduciéndolo a nuestra forma de hablar: cuando un hombre nace, es un pequeño burro, que patea el piso. ¿Y qué ocurre cuando crece? Se transforma en un burro grande, que patea el piso. ¿Y cuándo crece más y se hace gigante? Se convierte en un “súper burro”, setenta veces más salvaje…

Y cuando un burro va por el camino, y de repente se desvía de él, ¿alguien puede pensar que se fue al costado del camino para rezar Tefilat Minja? ¡Seguro que no! Con seguridad encontró algo de comida...

¿Entonces?

Rashi explica: de un estado salvaje, nace el hombre, ¿cómo? Así, salvaje no es un hombre, pero hay una fórmula que nos puede salvar y transformar a esa especie salvaje en un hombre. Trabajando sobre nuestras cualidades, estudiando Musar (reproche). Entonces, es posible que si vemos que el burro se desvía del camino, tal vez se detuvo para ofrecer ayuda a quien la necesite.

En cambio, cuando nuestros sabios vieron que Og, el rey de Bashan, se levantó y dejó atrás los golpes que estaba propinando entre las ciudades cercanas a Sdom, y extendió las velas en dirección a Beer Sheva, ellos se preguntaron una única pregunta: este Og, ¿estudió Musar? No, seguro que no.

Si no estudió, está buscando comida. Y la encontró: le puso el ojo a Sara.

Tan sencillo.

Sobre el mismo tema: cuando Iaacov Avinu llega a Jaran, se apuró a ver al hijo de su tío, a Lavan hijo de Betuel. Lavan era el hermano de su madre. Pero Lavan también corrió a su encuentro: y lo abrazó, y lo besó, y lo llevó a su casa (Bereshit 29,13). Y escribió Rashi: corrió a su encuentro, porque estaba seguro que traía gran cantidad de dinero. Ya que el esclavo de la casa, Eliezer, vino en su momento aquí, para llevar esposa a Itzjak, con diez camellos cargados de riquezas. Y lo abrazó, cuando se convenció de que no venía acompañado de camellos, pensó: seguramente trae monedas de oro, que las esconde bajo sus brazos, por eso lo abrazó, lo palpó, y tampoco encontró nada. Y lo besó, ahora pensó: debe haber traído piedras preciosas, que esconde en su boca. Y lo invitó a su casa, para escuchar de su propia voz en qué lugar escondió el dinero que trajo…

¿Y después cómo siguió? Lo llevaron a Iaacov a una reunión familiar, llena de sentimiento, con el anciano tío, que honraba a su sobrino recién llegado, hijo de su hermana, que nunca había conocido, pero lo abrazó, lo besó y lo llevó con él a su casa.

Y lo contrario a la cima de la personalidad, es una búsqueda desesperada de dinero.

¿Por qué?

Porque de un estado de salvajismo, puede nacer el hombre, ¿cuándo? Cuando estudia Musar, cuando trata de cambiar sus cualidades para mejorar. Pero de allí también puede salir un gran burro, cuando lo dejamos crecer en libertad, sin estudio.

Hay una pregunta que es como una llave que abre todas las puertas: Lavan, ¿estudió Musar? ¿Trabajó sobre sí mismo para mejorar y cambiar su naturaleza? Sabemos cuál es la respuesta. Y si no estudió Musar, era un burro y así se iba a quedar. Un burro no corre para hacer favores ni para recibir invitados. Si corre es porque vio comida…

Revisemos todas nuestras acciones, y tratemos de investigar de dónde provienen.

 

Traducido del libro Vehigadta.

 

 

 

 

Leiluy Nishmat

 

Israel Ben Shloime   z”l

 

Lea (Luisa) Bat Rosa    Aleha Hashalom

 

Iemima Bat Abraham Avinu    Aleha Hashalom




Tus comentarios:
Nombre
Apellido
EMAIL Dirección obligatorio
Mostrar mi email?
Si   No
Resumen (en una línea):
Comentarios obligatorio

Campo validacion 6+1=:
 
 suscripción
 direccion email:
  Clik

Semana a semana
Perlas
Visiones
Brainstorming
Temario semanal
En profundidad
Actualidad
Selecciones
Haftara semanal

 

Judaismo para Hoy en español
Copyright © 1995-2021 Todos los derechos están reservados a judaismohoy.com
Queda prohibida la reproducción de todo el material escrito y dibujos usados en este sito sin la autorización de judaismohoy.com
Por favor no leer el contenido de este sitio en Shabat y en las Fiestas judías



[ CONTACTENOS ]

[Vida Judía]    [Nuestras Fuentes]    [Cocina Judía]    [Entendiendo el Judaísmo]   
[Cocina Judía]    [Festividades]    [Para Reflexionar]    [Januca]   
[Para Reflexionar]