Judaismohoy
Buscador . . . . . . . . . . . .
 






Shabat Shalom


Cada momento precioso
Por. Rav Osher Vais



Cada momento precioso

Cada momento precioso

 

La perashá de esta semana comienza con el pasuk1 "Y fueron los días de Sara cien años, veinte años, y siete años. Esta fue la vida de Sara." Rashi comenta que todos los días de su vida eran igual de buenos.

 

Hay un interesante Midrash2 que apunta a la importancia de la longevidad de Sara:

 

Rabi Akiva estaba sentado disertando, y su público comenzó a adormecerse. Él les dijo: "¿Por qué Esther vio a bien gobernar sobre ciento veintisiete países? Ella dijo: que la descendiente de Sara, que vivió ciento veintisiete años, reine sobre ciento veintisiete países."

 

Rabi Akiva ciertamente no tenía la intención de llevar este paralelo como una broma alegre, sólo para despertar a su audiencia de su sueño. Debe haber habido algo de profundo significado en sus palabras, la intención de despertarlos de su letargo espiritual, por así decirlo, al inspirarlos y alentarlos.

 

Tal vez el punto de su mensaje fue de la siguiente manera: Los estudiantes dormitaban mientras que su rabino estaba exponiendo una lección de Torá importante "Atando coronas a las letras de la Torá3". La Torá sólo puede ser dominada por aquellos que "se sacrifican" en su búsqueda, mediante la aplicación de cada ápice de su fuerza. Este fue el camino de nuestros antepasados, el cual debemos emular. Ellos utilizaron todos los días a su máximo potencial. Sara Imeinu (nuestra matriarca) vivió por ciento veintisiete años. "Todos los días de su vida eran igual de buenos", como explica Rashi. Ella santificó cada momento de su vida, mediante la aplicación de todos y cada uno al servicio de Hashem.

 

Esta lección fue la base para el ascenso asombroso de Rabi Akiva; de un pastor ignorante, a un gigante de la sabiduría de la Torá. Nuestros Sabios nos dicen que la esposa de Rabi Akiva lo envió fuera de casa para estudiar en una yeshiva distante. Después de haber pasado doce años de distancia, finalmente regresó a visitarla. Antes de entrar en su casa, oyó a su mujer diciendo a una vecina: "Si él me preguntaría, yo le enviaría de nuevo a aprender durante otros doce años." Rabi Akiva ni siquiera se detuvo a saludar a su esposa, sino inmediatamente volvió a la yeshiva durante otros doce años4.

 

Puesto que él ya había hecho el viaje a casa, ¿por qué no se tomó un tiempo para al menos saludar a su esposa antes de regresar? Rav Jaim Shmuelevitz zt"l, Rosh Yeshivat Mir, explicó que, de haberlo hecho, habría tenido dos períodos de doce años de estudio, en lugar de un período de veinticuatro años consecutivos. En el cálculo de años abocado en el estudio de la Torá, doce más de doce no es igual a veinticuatro.

 

Rabi Akiva y su esposa justa reconocieron que esta es la clave de la grandeza de la Torá - utilizar el tiempo al máximo. Este fue el camino de nuestros antepasados, como sabemos por Sara Imeinu, cuyos días eran todos igual de buenos.

 

Esther Hamalka mereció gobernar sobre ciento veintisiete países. Gobernar sobre siquiera un país es suficientemente duro.

 

¿Cómo Esther tuvo éxito en asegurar la paz y la prosperidad de los muchos países bajo su reinado? Para ello, tenía que prestar atención individual a cada pueblo, para asegurar que no haya chispas de rebelión en cualquier lugar en su reino, que podrían luego incendiarse y propagarse a las regiones circundantes. Sólo mediante una cuidadosa atención a cada provincia, podría Esther consolidar su reino. Aprendió este enfoque de Sara Imeinu, que consolidó los años de su vida a la perfección armónica, mediante una cuidadosa atención a cada momento de la vida preciosa.

 

David HaMelej tenía una petición que personificó el único deseo de todo su ser5: "Solo una cosa pedí de Hashem; esto es lo que voy a solicitar: sentarme en la casa de Hashem todos los días de mi vida, para contemplar la amabilidad de Hashem, y visitar su santuario".

 

Los comentarios señalan que esta oración comienza en tiempo pasado ("Pedí a Hashem"), y continúa en el tiempo futuro  ("Esto es lo que voy a solicitar"). Las vidas de las personas se dividen en diferentes períodos. Sus sueños y aspiraciones pueden variar de un período a otro. Los sueños de un niño de corta edad no son los mismos que los de un anciano, y las aspiraciones de un mendigo no son las mismas que las de un millonario. Sin embargo, este no fue el caso de David HaMelej. "Hashem eleva a los humildes del polvo, y realza los empobrecidos de los montones de basura6".

 

David comenzó su carrera como un pastor humilde, condenado al ostracismo por su propia familia, y llegó a ser rey de Israel. Sin embargo, a través de todas las etapas de su vida, él tenía un solo deseo: "sentarme en la casa de Hashem todos los días de mi vida, para contemplar la amabilidad de Hashem, y visitar su santuario" Él solo quería dedicar toda su vida al servicio de Hashem.

 

Otro punto interesante en esta oración, es la aparente contradicción implícita en la petición de David a "sentarme en la casa de Hashem todos los días de mi vida ", y "visitar su santuario." Por definición, el visitante es un invitado temporal. ¿Cómo podía David sentarse en la casa de Hashem todos los días de su vida, y aun así seguir siendo un visitante?

 

A menudo, la gente toma interés en algo que es nuevo, pero pierden interés en ello con el tiempo. David HaMelej oró para que pueda sentarse en la casa de Hashem, estudiando su santa Torá, todos los días de su vida; y todavía experimentar la misma sensación de novedad e interés, como si acabara de venir a visitar.

1 Bereshit 23:1
2 Bereshit Rabba 58:3

3 Véase Menajot 29b
4 Ketubot 62b

5 Tehilim 27:4

6 Tehilim 113:7




Tus comentarios:
Nombre
Apellido
EMAIL Dirección obligatorio
Mostrar mi email?
Si   No
Resumen (en una línea):
Comentarios obligatorio

Campo validacion 4+2=:
 
 suscripción
 direccion email:
  Clik

Semana a semana
Perlas
Visiones
Brainstorming
Temario semanal
En profundidad
Actualidad
Selecciones
Haftara semanal

 

Judaismo para Hoy en español
Copyright © 1995-2021 Todos los derechos están reservados a judaismohoy.com
Queda prohibida la reproducción de todo el material escrito y dibujos usados en este sito sin la autorización de judaismohoy.com
Por favor no leer el contenido de este sitio en Shabat y en las Fiestas judías



[ CONTACTENOS ]

[Vida Judía]    [Nuestras Fuentes]    [Cocina Judía]    [Entendiendo el Judaísmo]   
[Cocina Judía]    [Festividades]    [Para Reflexionar]    [Januca]   
[Para Reflexionar]