Judaismohoy
Buscador . . . . . . . . . . . .
 






Shabat Shalom


La Nueva Hoja Nueva - Bamidbar
Por. Adaptación Rav Gabriel Guiber



 

בס"ד

EL MISHKAN, EL CENTRO

“y los leviim acamparon alrededor del Tabernáculo” (Bamidvar 2,53)

Contaba el rab hagaon Iaacov Galinsky ztz”l: me pidieron pronunciar unas palabras en una reunión de “retorno a las fuentes”, unos días antes de los “Iamim Hanoraim” (los días terribles, traducido literalmente, en nuestro lenguaje, las fiestas, o el período desde Rosh Hashana hasta finalizar Iom Hakipurim).

El recinto estaba lleno de punta a punta, no entraba un alfiler, pero el ambiente estaba “frío”, la gente estaba conversando con soltura, bromeando, y festejando ruidosamente cada broma. No había una atmósfera que demuestre la proximidad del “Juicio”. Y con seguridad, nadie pensaba que en unos días, juzgarían sobre nuestras vidas, determinarían si seguiríamos sanos o, lo alenu, enfermos, habría una resolución sobre nuestro sustento, si tendremos riquezas o lo contrario…

¿Y qué les puedo decir? Yo los comprendía.

Necesitaba “romper” el hielo. Y empecé a hablar…

Nuestros sabios suelen decir, que en el mes de Elul, que está transcurriendo, hasta los peces del mar están temblando. Y si los peces del mar tiemblan, ¿a nosotros qué nos importa?

En otras palabras: en los Iamim Hanoraim, que tengan miedo al Juicio aquéllos que no cuidan la Tora y no cumplen los preceptos. En cambio, nosotros, no tenemos razón para tener miedo, ya que estamos llenos de preceptos, como el “Rimon” (que está lleno de semillas).

¿Tefilin? Nos los colocamos todos los días…

¿Tres oraciones en el día? Recitamos…

¿Shabat? Cuidamos…

¿Casher? Comemos…

Entonces, ¿por qué temer al Juicio de Rosh Hashana?

Pude ver que todos me seguían, y había una aceptación general. Baruj Hashem, conseguí hacer que me presten atención. Ahora, tenía el corazón del público en mis manos, y debía comenzar mi trabajo. Para eso vine…

Ellos son buenos iehudim, y no podemos tener ninguna queja en su contra. Depositan su confianza en el Bore Olam y demuestran su gratitud al Creador.

Bien, este no era el momento propicio para apretar todos los cuellos de las camisas. No vine a investigar sobre la calidad del Cashrut de cada uno, ni si se cuidaban como correspondía en las leyes de “Terumot” y “Maasrot”. En todas las leyes tenemos que tener cuidados especiales, eso lo sabemos, y también sabemos que la persona que no estudia continuamente sobre las leyes de Shabat, por ejemplo, está propenso a caer, profanando el Shabat, lo alenu, en infinidad de detalles. Eso lo confirma el “Iaarot Dbash”: si no somos expertos en las leyes, así serán nuestros resultados, ¿cómo se verán en el Cielo nuestras oraciones?, ¿y qué decir sobre la intención mientras tenemos puestos los Tefilin? En fin, en cada precepto existen particularidades y a medida que avanzamos en el estudio, vamos elevando nuestro nivel espiritual y nuestro nivel de cumplimiento. Pero no vine a calificar al público…

Voy a contarles algo:

El gaon, rabi Aizik Sher ztz”l estaba presente en un casamiento, donde había un malabarista (un clásico en la Ierushalaim de la época) que alegraba a los novios y entretenía a los invitados, bailando mientras golpeaba unos tambores, con una botella de cerveza sobre la cabeza, y sobre la botella, una bandeja, con vasos repletos de cerveza. Suspiros de alivio y aplausos podían escucharse cuando terminaba su baile y comenzaba a quitar las cosas de su cabeza.

Rabi Aizik estaba contento, y decía: yo me siento así todos los días, y suspiro profundamente cuando me quito los Tefilin de mi cabeza… porque con los Tefilin puestos está prohibido distraer la atención, y yo debía estar concentrado, todo tiempo que los tuviera puestos, como este bailarín.

Ataqué un punto, pero sin puntualizar demasiado, y enseguida cambié de tema:

Todos los concurrentes en este recinto cuidan la Tora y cumplen sus preceptos. Todos permanecieron despiertos durante la noche de Jag Hashavuot, y recibieron la Tora con el amanecer. Pero siempre, siempre antes de Jag Hashavuot, leemos en la Tora la perashat Bamidvar. ¿Y por qué? Porque en esta perasha hay un mensaje clave para nuestra vida de Tora, una orden y una intención. Específicamente, nos indica de qué forma nosotros recibiremos la Tora, con qué orientación, con qué visión…

¿Sobre qué habla la perasha Bamidvar? Fundamentalmente, sobre el establecimiento de los hijos de Israel en el desierto, divididos en cuatro campamentos, alrededor del Tabernáculo. El Tabernáculo en el centro, la tribu de Levi en la primera circunferencia, la interior, según sus familias, y las tribus de Israel en la circunferencia exterior…

Y es muy necesario entender: nuestra sagrada Tora es muy cuidadosa en la extensión de sus explicaciones, hasta podemos decir, concreta y compacta. Todas las leyes de Shabat, que son tantas y con tantas ramificaciones, están mencionadas con señales, a pesar de que su incumplimiento es castigado con mucha severidad. Son como montes colgados de un cabello (Jaguiga 10a).

Todas las leyes de la Shejita (degollar los animales para su posterior consumo) aparecen descriptas con una sola palabra.

Y aquí, en el ordenamiento de los campamentos, la Tora nos dedica una perasha completa. Estamos obligados a decir, que aquí hay una orden para todos los iehudim, y para cada uno en particular, y en el transcurso de todas las generaciones…

La idea generalizada, tal vez no aceptada por el mundo moderno: nosotros vivimos en un mundo “libre”, que nos empuja en la dirección de nuestros deseos y de las riquezas. Salud y bienestar. Un buen sustento para llegar a una buena posición. Una buena familia que nos brinde satisfacciones a granel…

Pero, nosotros somos iehudim, por eso Hakadosh Baruj Hu se lleva su parte: tres oraciones al día, cien bendiciones, Shabat y las fiestas… Y si a esto le agregamos clases de Tora, ya estaremos por encima de las exigencias.

Esta es la forma de pensar de las personas que trabajan durante todo el día para conseguir el sustento. Desde este punto de vista, en verdad no hay nada que temer a la llegada del día del Juicio. Si hasta hemos hecho más de lo solicitado…

Sin embargo, debemos leer la perasha “Bamidvar”, antes de la entrega de la Tora, para recibir a la Tora en su terreno, mirándola a través de “sus anteojos”…, y que nos indica que el Tabernáculo debe estar en el centro…

Para enseñarnos, que así debe ser el mundo del iehudi, alrededor del Tabernáculo, alrededor de la espiritualidad.

Lo primero, un círculo interior, la tribu de Levy, con su estudio de la Tora y su Servicio al Creador, y solamente en la circunferencia exterior, la vida de todos los días.

Si esta es la forma correcta de observar, con la intención de la Tora, será la señal de que los días que tenemos por delante, donde seremos juzgados, los Iamim Hanoraim, llegarán con bendición. Todo tiempo que el Tabernáculo esté ubicado en el centro, todo tiempo que la tribu de Levy esté integrada en la primera circunferencia, todo tiempo que el resto de las tribus estén a su alrededor, estaremos transitando por el sendero correcto.

Si al salir de la conferencia la gente se reía menos de que cuando entró, significará que las palabras tuvieron un buen efecto.

Traducido del libro Vehigadta

 

Leiluy Nishmat

 

Israel Ben Shloime   z”l

Lea (Luisa) Bat Rosa    Aleha Hashalom

Iemima Bat Abraham Avinu    Aleha Hashalom

 




Tus comentarios:
Nombre
Apellido
EMAIL Dirección obligatorio
Mostrar mi email?
Si   No
Resumen (en una línea):
Comentarios obligatorio

Campo validacion 4+1=:
 
 suscripción
 direccion email:
  Clik

Semana a semana
Perlas
Visiones
Brainstorming
Temario semanal
En profundidad
Actualidad
Selecciones
Haftara semanal

 

Judaismo para Hoy en español
Copyright © 1995-2021 Todos los derechos están reservados a judaismohoy.com
Queda prohibida la reproducción de todo el material escrito y dibujos usados en este sito sin la autorización de judaismohoy.com
Por favor no leer el contenido de este sitio en Shabat y en las Fiestas judías



[ CONTACTENOS ]

[Vida Judía]    [Nuestras Fuentes]    [Cocina Judía]    [Entendiendo el Judaísmo]   
[Cocina Judía]    [Festividades]    [Para Reflexionar]    [Januca]   
[Para Reflexionar]