Judaismohoy
Buscador . . . . . . . . . . . .
 






Shabat Shalom


La Nueva nueva hoja -Tetzave-
Por. Adaptación Rav Gabriel Guiber



בס”ד

JUZGAR PARA BIEN

“y llevaba Aharón constantemente el juicio de los hijos de Israel sobre su corazón” (Shemot 28,30)

Sobre Aharon está escrito que amaba la paz y perseguía la paz, y podía co3mprender a cualquier persona, sea como fuera, ya que a todos los juzgaba para bien.

“Y llevaba Aharon el juicio de los hijos de Israel sobre su corazón”, podríamos interpretar, dice el “Rabid Hazahav”, que Aharon llevaba (entendiéndose como soportaba o cargaba) todos los comportamientos de los hijos de Israel, sin encontrar en ellos ninguna falla.

Rabi Itzjak Aizik Rot ztz”l era un ejemplo en cuanto a buscar siempre los méritos a las personas. Pertenecía a la familia del rebe de Tzanz ztz”l y jamás habló mal de ningún iehudi. Una vez gracias a su buena manera de interpretar todo lo que veía, llegó a salvar la vida de un iehudi.

Su casa, en la ciudad de Zambul era una especie de hostería, allí los huéspedes podían gozar de una comida caliente y de una cómoda cama donde tendrían un sueño reparador.

Un día, muy próximo a Rosh Hashana, golpeó a la puerta de su casa un joven iehudi llamado Krotamer, que había escapado de entre las filas del ejército ruso, y le pedía al rab si podía alojarse allí.

Aceptando, el rab corría un gran peligro, ya que si la gente del ejército llegaba hasta su casa, y encontraban al desertor alojado allí, en la casa de rabi Aizik, podían acusarlo de complicidad con el desertor y los dos serían condenados juntos…

Pero rabi Aizik jamás había preguntado nada a sus invitados, y lo hizo entrar a su casa a pesar del peligro que ello representaba. También cuando en esos días no había lugar en las habitaciones de huéspedes, no sería capaz de negarse al pedido del desertor y lo alojó en su propia casa, sobre un colchón improvisado de paja.

Al día siguiente, la familia estaba revolucionada cuando descubrieron que muchos objetos de valor habían sido robados en la casa. Los objetos eran de gran valor, muy apreciados para la familia, y los ladrones habían, prácticamente, vaciado toda la casa. Junto con los objetos de valor también había desaparecido el joven iehudi que había dormido durante esa noche en la casa de rabi Aizik.

Los miembros de la familia estaban convencidos, en un cien por ciento, que el ladrón era el joven, ya que en esa noche durmió dentro de la casa, y así pudo saber dónde estaban todos los objetos, esperando el momento oportuno para tomarlos y fugarse. Y la prueba era más que contundente, ya que había desaparecido junto con todos los objetos de valor.

En la familia, varios de los miembros, intentaron aconsejar a rabi Aizik para que efectúe una denuncia a la policía, acusando al ladrón, pero rabi Aizik se negó contundentemente. El no estaba convencido de que el invitado haya sido el ladrón, y a pesar de que pareciera un hombre pobre y necesitado, y tal vez le faltaría algo de dinero, además de que la familia estaba segura de que parecía un ladrón, con todo eso, rabi Aizik se negaba a sospechar y menos podía pensar en entregarlo a la policía.

Pasaron unos ocho meses, y uno de los vecinos de rabi Aizik fue detenido por la policía, y estando encarcelado escuchó una conversación entre ladrones no iehudim que hablaban uno con el otro relatando cómo habían conseguido robar en la casa de rabi Aizik.

Este hombre, de inmediato, contó a los miembros de la policía lo que había escuchado, y en efecto, en un tiempo muy corto se descubrió que esos ladrones habían vaciado la casa de rabi Aizik.

Cuando rabi Aizik escuchó esto, sintió una gran alegría, tal vez una de las más grandes en su vida. El pudo comprobar y enseñar a su familia, este gran aprendizaje: que debemos juzgar siempre para bien y cuidarnos de sospechar de nuestros semejantes. Y la gran obligación que tenemos en juzgar a nuestros hermanos iehudim siempre para bien, también cuando las pruebas están a la vista y la situación nos empuja hacia el sentido contrario.

Un tiempo más adelante, cuando rabi Aizik fue nombrado “Shojet” (uno de los encargados de degollar animales según nuestra Ley) en Brasil, entró a su casa un iehudi con un pollo. Cuando el iehudi observó el rostro de rabi Aizik lo reconoció, se arrojó sobre él llorando, y le dijo:

Yo soy aquel soldado Krotamer que entró a su casa esa noche escapando del ejército ruso, justamente esa noche en la que se produjo el robo. Cuando en horas de la mañana me di cuenta de que habían entrado ladrones y robaron casi todo lo valioso que había en ella, entendí que las sospechas caerían sobre mí, por eso decidí escapar…

Ya que si me acusaban al gobierno, no me hubieran acusado solamente por robar, al averiguar sobre mi identidad también se descubriría que había desertado del ejército y el castigo sería mucho más grave. Casi con seguridad el castigo sería la pena de muerte, como a la mayoría de los desertores.

Después de haber escapado, todavía no estaba seguro, pensaba que podrían acusarme a la policía, y corría el peligro de que mis fotos aparecieran publicadas en todas las estaciones de tren, para localizarme con más facilidad.

Pero, conociendo la pureza de su corazón, rabi Aizik, estaba absolutamente seguro, de que también, cuando otras personas trataran de convencerlo de que yo era el ladrón, usted no aceptaría entregarme a la policía.

No tengo palabras para agradecerle, el hecho de no entregarme a las autoridades, y sepa que usted, con su proceder, me ha salvado la vida.

 

Traducido del libro Barji Nafshi.

 

Leiluy Nishmat

Israel Ben Shloime   z”l

Lea (Luisa) Bat Rosa    Aleha Hashalom

Iemima Bat Abraham Avinu    Aleha Hashalom




Tus comentarios:
Nombre
Apellido
EMAIL Dirección obligatorio
Mostrar mi email?
Si   No
Resumen (en una línea):
Comentarios obligatorio

Campo validacion 8+1=:
 
 suscripción
 direccion email:
  Clik

Semana a semana
Perlas
Visiones
Brainstorming
Temario semanal
En profundidad
Actualidad
Selecciones
Haftara semanal

 

Judaismo para Hoy en español
Copyright © 1995-2021 Todos los derechos están reservados a judaismohoy.com
Queda prohibida la reproducción de todo el material escrito y dibujos usados en este sito sin la autorización de judaismohoy.com
Por favor no leer el contenido de este sitio en Shabat y en las Fiestas judías



[ CONTACTENOS ]

[Vida Judía]    [Nuestras Fuentes]    [Cocina Judía]    [Entendiendo el Judaísmo]   
[Cocina Judía]    [Festividades]    [Para Reflexionar]    [Januca]   
[Para Reflexionar]